×
Silvia Guadalupe Garza Galván
Silvia Guadalupe Garza Galván
ver +
Senadora Silvia Guadalupe Garza Galván
Partido Acción Nacional
Bióloga egresada de la Facultad de Ciencias Biológicas de la Universidad Autónoma de Nuevo León. Es miembro honorario del Colegio de Biólogos de México. A nivel local ha ejercido diversos cargos, entre ellos el de Directora de Ecología, Parques y Jardines y Fomento Agropecuario del Municipio de Monclova, Coahuila (1997-1999), su ciudad natal. Asimismo, fue Delegada de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (2008-2011) en Coahuila, en donde sus principales acciones se concentraron en controlar la tala forestal clandestina en las sierras de Coahuila; conservar las Áreas Naturales Protegidas así como la fauna endémica y exótica; inspeccionar y sancionar a las industrias; verificar los residuos peligrosos y especiales y hacer un inventario de los pasivos ambientales del Estado. Inició su trayectoria legislativa en el H. Congreso de Coahuila de Zaragoza, fungiendo como Diputada en la LVII Legislatura (2006–2009), en cuya oportunidad participó en las Comisiones de Medio Ambiente, Equidad de Género, Energía y Minas y presidió la Comisión del Agua. Como resultado de su actividad legislativa se impulsó una nueva Ley del Agua, la Ley de Protección a la Maternidad, así como reformas a diversos artículos del Código Penal. A nivel federal se desempeñó como Miembro del Consejo Consultivo para el Desarrollo Sustentable-Región Noreste y Región Centro de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (2003-2004), y ocupó el cargo de Senadora de la República en las LXII y LXIII Legislaturas (2012-2018), siendo la primera Senadora en la historia de Coahuila en haber sido electa por el principio de mayoría. En tal carácter se desempeñó como Presidenta de la Comisión Especial de Cambio Climático y Secretaria de las Comisiones de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Recursos Hidráulicos, así como de Derechos Humanos, colaborando como integrante de la Comisión de Agricultura y Ganadería, y del Parlamento Latinoamericano en las Comisiones de Medio Ambiente y Turismo. Asimismo, ha sido Consejera Nacional del Partido Acción Nacional, Miembro de la Comisión Permanente de su Comité Ejecutivo Nacional, así como Coordinadora Nacional de Desarrollo Sustentable, y Coordinadora de Medio Ambiente de la Coalición Por México al Frente. Actualmente es Diputada Federal en la LXIV Legislatura, responsabilidad desde la que continúa trabajando por el bienestar de las y los mexicanos. Dirección: Cámara de Diputados, Oficina 64, Edificio H, Piso 2, Avenida Congreso de la Unión 66, Colonia El Parque, Delegación Venustiano Carranza, C.P. 15960, Ciudad de México, 50-36-00-00, ext. 59866. Página web: https://silviagarza.com.mx/ Correo: [email protected] Facebook: Silvia Garza Diputada, Twitter: @Silvia_Diputada, Instagram: @Silvia_Diputada

" Comentar Imprimir
01 Julio 2018 04:09:00
La problemática del agua en Coahuila
Una de las necesidades más apremiantes de Coahuila es el abastecimiento de agua para sus habitantes. Durante mis recorridos por el estado he constatado que nuestras comunidades comparten una profunda preocupación sobre la cantidad y calidad del agua que reciben, así como las fallas en la administración de este vital líquido.

La Constitución Federal establece en su Artículo 4, Fracción quinta, que “Toda persona tiene derecho al acceso, disposición y saneamiento de agua para consumo personal y doméstico en forma suficiente, salubre, aceptable y asequible”. Con la finalidad de salvaguardar este derecho humano, el pasado 6 de junio, con motivo del Día Mundial del Medio Ambiente, el Gobierno federal promulgó 10 decretos que establecen reservas de agua en 295 cuencas del país.

Las reservas son volúmenes de agua pertenecientes a una cuenca, las cuales se destinan exclusivamente el consumo humano y la protección de la naturaleza, con fundamento en el Artículo 41 de la Ley de Aguas Nacionales que indica que las reservas totales o parciales de los recursos hídricos tienen como propósito, entre otros, el uso doméstico y uso público urbano, así como garantizar los flujos mínimos para la protección ecológica.

Estas reservas, en opinión de la organización World Wildlife Fund (WWF), son un instrumento diseñado para proteger el caudal ecológico de las cuencas y asegurar los beneficios que los ecosistemas nos ofrecen a todos, resaltando que no representan de ninguna manera la privatización del recurso ni la extinción de ningún derecho al uso del agua vigente. Por el contrario, las reservas establecen volúmenes de agua que deberán quedar intactos para la biodiversidad, lo que redundará en beneficio de todos, empezando por las comunidades rurales e indígenas.

De manera paralela al cuidado de las aguas superficiales, es indispensable tratar de manera apropiada las aguas residuales. Preferentemente, este tipo de aguas deben tratarse de forma segregada (tratamiento por separado de las aguas domésticas, las industriales y los escurrimientos urbanos). Asimismo, debe ser una prioridad la integración de distritos de reúso urbanos, industriales y agrícolas en zonas con escasez de agua, buscando acercar la fuente de agua tratada a los usuarios.

El Programa Especial de Agua Potable, Drenaje y Saneamiento del estado de Coahuila establece como líneas de acción en materia de tratamiento de agua: fortalecer y generar la inversión necesaria para el tratamiento y disposición final de la totalidad de las aguas residuales municipales en las localidades mayores de 2 mil 500 habitantes, así como construir 20 plantas de tratamiento de aguas residuales para tratar 807 litros por segundo, incluyendo seis interconexiones, para beneficio de 322 mil 522 coahuilenses.

Según datos del Inventario Nacional de Plantas Municipales de Potabilización y de Tratamiento de Aguas Residuales en Operación, Coahuila cuenta con 98 plantas potabilizadoras de agua. Esto hace del estado el segundo con más plantas en el país, sólo superado por Sinaloa, que cuenta con 143 plantas. En cuanto a la capacidad instalada, el estado puede tratar 2 mil 607 litros por segundo.

Esta cifra parece muy baja si se contrasta por ejemplo con el caso de Nuevo León, que con sólo 13 plantas tiene una capacidad instalada de 15 mil 348 litros por segundo. Respecto al número de plantas de tratamiento el estado cuenta con 21 plantas, cuya capacidad instalada es de 5 mil 636 litros por segundo y el caudal tratado es de 4 mil 499 litros por segundo.

Bien es sabido que algunas de estas plantas presentan fallas en su operación, por ello debemos atender las causas de esta problemática, a efecto de que se limite el desperdicio del agua, se mejore la infraestructura de distribución y de drenajes, se regule la actividad industrial que demande consumir altos niveles de líquido vital, y se invierta en sistemas de captación de agua de lluvia.

También es necesario desarrollar infraestructuras e incentivos que estimulen no utilizar agua potable para usos que no lo requieren (servicios sanitarios, riego de jardines o lavado de ropa y vehículos), así como estimar la huella hídrica de productos y servicios básicos y etiquetarlos para información pública y al consumidor.

Cabe señalar que actualmente las tarifas pagadas por el uso del agua en México no permiten mínimamente recuperar los costos de dotar de este vital servicio a los mexicanos y conservar los ecosistemas que la proveen. Por ello es indispensable que aquellos con mayor capacidad económica cubran los costos del abastecimiento de que disfrutan, y con esos recursos, apoyar a los de menores recursos con más infraestructura y un mejor servicio.

Nos leemos la próxima semana. ¡Muchas gracias!
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2