×
Paúl Garza
Paúl Garza
ver +

" Comentar Imprimir
10 Septiembre 2018 04:00:00
La Reforma Educativa condenada al retroceso
La vilipendiada y controvertida Reforma Educativa tiene sus días contados de acuerdo a lo declarado por el presidente electo Andrés Manuel López Obrador.

No obstante los pros y contras que observó desde su vigencia, el sentir de quienes ejercen la docencia por vocación y de los padres de familia deseosos de una mejor calidad con maestros preparados y actualizados, era por demás justa y satisfactoria.

Las plazas en el magisterio, para nadie fue un secreto, eran siempre controladas por las cúpulas sindicales heredadas a familiares, compadres y amigos, ofrecidas al mejor postor y sin faltar los favores en lo obscurito, por no decir de tipo sexual.

La nueva reforma educativa viene sustentada con argumentos sólidos avalada por la pasada Legislatura, pero lo más destacable es la evaluación obligatoria a los docentes para mantenerse en sus plazas o bien ser merecedores de un ascenso de acuerdo a los resultados de la misma.

De echar por tierra la reforma educativa, con la finalidad de restituir y empoderar los liderazgos charros de los sindicatos y a los funcionarios titulares de la Secretaría de Educación en esas negociaciones nada transparentes en la otorgación de plazas, significará un claro retroceso constitucional en materia de enseñanza-aprendizaje.

Una educación pública basada en anacrónicos y tradicionales programas alejados de las nuevas tecnologías, del conocimiento progresivo y de la información globalizada, estará destinada a la mediocridad en perjuicio de las mayorías generacionales.

Mientras el futuro de la educación dependa de las decisiones políticas del gobernante en turno y no de planeaciones sustentadas por expertos en la ciencia de la educación, México continuará como el país exportador de brillantes cerebros y mano de obra calificada cuya capacidad es desplazada por el favoritismo, la discriminación y el privilegio.

La reforma que busca el establecimiento de un nuevo modelo de ingreso y promoción magisterial a través de las evaluaciones fue aprobada por los legisladores de todos los partidos en 2012 en cuya redacción se estipula lo siguiente:
“El ingreso al servicio docente y la promoción a cargos con funciones de dirección o de supervisión en la educación básica y media superior que imparta el Estado se llevará a cabo mediante concursos de oposición que garanticen la idoneidad de los conocimientos y capacidades que correspondan”.

Por primera vez en la historia, se aprobaba el mérito profesional como la única herramienta para ingresar, permanecer y ascender en el sistema educativo, de acuerdo a las modificaciones en los artículos 3º y 73 constitucional, pero se me olvidaba que vivimos en un México en donde las leyes están al servicio de los caprichos del mandatario y del poder fáctico, negados al avance, pero siempre puestos a destruir para empezar de nuevo.

Les deseo un agradable inicio de semana patrio, no patriotero.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2