×
Federico Muller
Federico Muller
ver +

" Comentar Imprimir
01 Septiembre 2017 04:00:00
La renegociación del TLCAN
En la primera ronda de la renegociación del TLCAN, en donde Estados Unidos fue el anfitrión de Canadá y México, se discutieron algunos temas de interés nacional. Sin embargo, oficialmente se conoció muy poco de los resultados obtenidos debido al acuerdo a que llegaron los tres países de mantener la confidencialidad en las pláticas. Lo que se sabe es que fueron encuentros  ríspidos por la posición rígida de Estados Unidos de mantener sobre la mesa el déficit comercial que tiene con la economía mexicana, que parece ser será el eje rector de todas las decisiones estadunidenses.

La próxima reunión se llevará a cabo en la Ciudad de México desde este 1 de septiembre. Lo que no ha faltado son las opiniones en los medios de comunicación; por ejemplo, se han publicado diferentes puntos de vista de ciertos sectores económicos y sociales americanos involucrados con dicho acuerdo. Uno de ellos, es el de los sindicatos, quienes hacen presión política para que los salarios de los trabajadores en México se eleven, a través de la firma del TLCAN. La petición sindical toca directamente una de las ventajas comparativas que tiene nuestro país sobre el resto de sus socios comerciales, porque las diferencias salariales son elevadas entre ellos. Aun incluyendo el monto monetario de las prestaciones sociales en los salarios nominales mexicanos, estos siguen siendo bajos si se comparan con los canadienses y norteamericanos.

La pregunta que surge es ¿por qué en más de 20 años de vigencia del TLCAN, los salarios en México han permanecido deprimidos? Una cuestión que tiene varias respuestas que ocasionan puntos de vista encontrados entre los economistas. La relación asimétrica entre el crecimiento de la productividad laboral y el aumento salarial puede ser una de las respuestas y razones del raquítico incremento salarial nacional, y encuentra evidencia empírica siempre y cuando se consulte determinada fuente estadística.

Según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), la productividad laboral en México durante la vigencia del TLCAN experimenta un paupérrimo crecimiento que no supera los dos dígitos, muy por debajo de la que registra la mano de obra estadunidense y canadiense. No obstante, el sector automotriz tiene crecimientos superiores a las tasas salariales. Lo anterior confirma las grandes disparidades que existen en el país, no solamente en el caso que se menciona, sino en las regiones y en el resto de los sectores económicos.

Otra respuesta, que va ligada a la anterior, es la magnitud de la economía informal que se da en el país, caracterizada por actividades poco remunerativas y de marginal productividad laboral. Una tercera posible respuesta es aquella que tiene que ver con las políticas salariales que ha formulado el Gobierno federal desde hace varias décadas, de sostener salarios bajos como una forma de hacer competitiva a la industria, a falta de capital y tecnología domésticos.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2