×
José Gpe. Martínez Valero
José Gpe. Martínez Valero
ver +

" Comentar Imprimir
26 Noviembre 2017 04:03:00
La resolución del Tribunal
‘El mayor castigo para quienes no se interesan por la política es que serán gobernados por personas que sí se interesan’. Arnold Joseph Toynbee Historiador británico

El pasado viernes, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación resolvió el litigio, que no juicio, de la elección para gobernador de nuestro estado; y hoy, sólo por el gusto de pensar, me permito traerles algunas reflexiones personales a las que llegué una vez cerrado dicho proceso. No, no crean, mis sibaríticos lectores, que pienso atosigarlos con algún tipo de sesudo análisis legal de la sentencia emanada del Tribunal; en todo caso, preferí abarcar otros temas que respetuosamente dejo a su amable consideración.

En primer lugar, surge una pregunta que seguramente nos hicimos todos, particularmente los ciudadanos que se encuentran, si no ajenos a la vida política de nuestro estado, en un escenario de participación limitado al simple ejercicio del sufragio, es decir, el ciudadano de a pie que solamente participa votando. ¿Por qué la oposición que conformó el Frente Coahuila Digno, sus candidatos, no se unieron desde un principio? ¿Por qué Armando, Guillermo, Javier, José Ángel y Luis Horacio, en aras de un triunfo viable entonces, no decidieron dejar de lado sus personales egos y lanzar un solo candidato desde antes del inicio incluso del proceso electoral? Los votos recibidos por cada uno de ellos hubieran permitido que uno se convirtiera en gobernador, y sin hacer menos cada uno de los legítimos sufragios recabados por cada candidato, con los de dos de ellos bastaba para superar la votación recibida por quien finalmente el Tribunal reconoció como triunfador ¡Imagínenese con los votos de los cinco! ¿Qué le costaba a cada uno de los mencionados flexibilizar personales posturas y generar acuerdos que les hubiera permitido obtener un resultado distinto en el que TODOS, ciudadanía primordialmente, hubiéramos ganado?

En fin, aquí es donde se concreta de manera cruda la cita de que el hubiera no existe. En segundo término, me puse a reflexionar sobre esta oportunidad de oro que dejamos pasar, ciudadanos en general, pero particularmente partidos políticos, de darle a alguien distinto a los priistas la posibilidad de gobernarnos. Nunca como ahora estaba puesta la mesa para el triunfo de alguien cuyo origen fuera distinto al régimen y no la concretamos. No la concretamos partidos, candidatos, y ciudadanos. No quisimos ver la trampa en que nos metimos de pulverizar el voto, no convencimos a más gente de la que convenció el candidato ganador. Ahora menos sabremos qué pasó con la mentada deuda que se originó con Humberto y continuó con Rubén.

No sabremos hasta dónde efectivamente estuvo el crimen organizado coludido con alguno de dichos gobiernos. No sabremos qué pasó en Allende, en Piedras Negras, ni el resto del estado con la grandísima cantidad de desa-parecidos. No sabremos a dónde fue a parar el dinero de las empresas fantasma de los últimos 12 años y seguramente habrá muchos “no sabremos” más de tantas cosas que ni nos imaginamos y que ahora menos saldrán a la luz pública.

En términos de lo electoral, y esa es mi tercera reflexión, es de llamar la atención cómo lo orquestado primero por el PRI y luego validado por el Tribunal se convierte en un referente para hacer y dejar de hacer ciertas cosas durante una campaña. Bienvenidas tarjetas rosas, rojas o de cualquier color y tipo para comprar voluntades. Es así como una promesa de pago a condición de que gane mi candidato, pero sin la certeza de que ganando recibirás ese pago. Bienvenidos gastos excesivos de campaña, pero bien repartiditos entre los distintos candidatos de mi partido de tal modo que parezca que el gasto se hace entre todos, aunque todos sepamos que lo hace uno solo. Bienvenidas mentiras para denostar un candidato y hacerse las ofendidas, y gastar dinero en exhibir esa supuesta ofensa y tirarte al suelo falsamente con la bandera de la violencia de género porque se usa lenguaje sexista en contra un grupo de las mujeres; para que después, irónicamente, esas mismas mujeres o las mujeres de ese mismo partido puteen literalmente a un legislador que piensa distinto a ellas y luego dicen que no lo putearon, sino que sólo lo brutearon. Honestamente, una de las razones por las cuales sigo dedicado, profesionalmente hablando, a esto de lo jurídico electoral, es porque en ya casi 22 años de recorrer literalmente todos los caminos del estado y de la patria no me han permitido dichos priistas perder mi capacidad de asombro. Cada elección sacan nuevas y distintas formas de hacer trampa, lo cual casi siempre termina funcionándoles, de tal modo que siguen al frente de los distintos órdenes de Gobierno con el único fin de seguir disponiendo del dinero público como si fuera para su uso personal. Y lo que resulta peor es que los tribunales siguen permitiendo y además validando cualquier cantidad de atrocidades so pretexto del efectivismo del resultado.

Y encaminado a lo anterior va mi cuarta reflexión: ¿qué margen de maniobra tiene quien será el nuevo gobernador en todos los aspectos? Su margen de maniobra en lo económico seguramente no será menor al del actual Gobierno que acaba el próximo viernes y hasta me atrevo a decir que incluso mayor. Su margen de maniobra, en cambio, en lo político, será ese sí muuuy limitado al de cualquier anterior Gobierno en la entidad.

¿Se han fijado que cada gobierno que hemos vivido, al menos desde que tengo conciencia y memoria de ello, ha sido peor al anterior? “El Diablo” José de las Fuentes fue peor que Flores Tapia, Eliseo Mendoza Berrueto peor que “El Diablo”, Rogelio Montemayor Seguy peor que Eliseo, Enrique Martínez igualmente más malo que Rogelio y los dos Moreiras han sido peores que TODOS los mencionados, aunque todavía no tengo claro quién ha sido el más malo de los dos.

En este proceso desconocí mucha gente que creía conocer, pero, por encima de ello, conocí a mucha gente que desconocía; y eso para mí, al final del viaje, es de una ganancia INFINITA…
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2