×
Vicente Bello
Vicente Bello
ver +

" Comentar Imprimir
30 Agosto 2018 04:00:00
La sentencia de un pueblo contra sus verdugos
Durante la instalación ayer de las dos Cámaras con miras al comienzo de la 64 Legislatura, la polvareda de una gran caballada que se acerca a tranco de galope por ese terraplén recientemente construido a punta de pala y tesón por 30 millones 110 mil votantes, el pasado 1 de julio, provocó a su vez el levantamiento de una expectación histórica, dentro y fuera de los territorios del Congreso de la Unión.

Bajo un cielo totalmente inédito, las dos Cámaras del Congreso de la Unión se internaron a su vez por senderos no conocidos. Morena –el partido emblemático de Andrés Manuel López Obrador- apareció ayer no con 181 diputados, como se había dicho en la víspera que tendría, sino con 247 luego de que decenas de diputados del PT y PES se declararon morenistas.

El partido que ostentará la presidencia de la República a partir del 1 de diciembre próximo, estaba ayer, 29 de agosto, a cuatro curules de alcanzar la mayoría absoluta. Y tendrá hasta el próximo martes 4 de septiembre el tiempo para invitar a más diputados a pasarse a la bancada.

Y si lo logra, como vaticinaban ayer en el pasillerío que ocurrirá, entonces Morena alcanzará de facto la mayoría absoluta en la Cámara de Diputados. Y entonces ya ningún otro grupo parlamentario podrá aspirar a presidir un año la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados. Sería Morena el que lo presida los 36 meses de la 64 Legislatura.

Y cuando esta nueva mayoría absoluta se anunciase, entonces quedará firmada la sentencia de un pueblo contra los partidos que se erigieron sin rubor como sus verdugos, durante esa época conocida como de las “concertacesiones” entre el PRI y PAN, de 1988 hasta el 1 de julio de 2018. Y de manera particular en las dos recientes 62 y 63 legislaturas, en que a través del llamado Pacto por México, PRI, PAN, PRD, PVEM, PANAL y MC hirieron de gravedad a la República.

Cual fuere el resultado final –de si Morena consigue o no tener más de 251 diputados-, en las dos Cámaras será Morena el partido que ostentará en este inicio de Legislatura el control de los dos órganos de gobierno principales: mesa directiva y junta de coordinación política.

Acaba de ser investido Porfirio Muñoz Ledo en presidente de la mesa directiva de la Cámara de Diputados. Y también acaba de convertirse en lo mismo, pero de la mesa directiva del Senado, el senador Martí Batres Guadarrama.

Y fue Martí quien dijo que, entrando el periodo ordinario el 1 de septiembre, el Pleno senatorial recibirá iniciativas de gran sentido social y humano, como la ratificación por parte del Senado de la República de la Convención Interamericana de Derechos de las Personas Adultas Mayores, así como la ratificación también del Convenio de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), en la materia de Contratación y Libertad Sindical.

Reveló el interés de una mayoría grande de senadores por revisar la Ley de Desarrollo Social “para incorporar los principios de universalidad que existen en algunas legislaciones locales como la de la Ciudad de México y que a nivel federal todavía no tiene”.

Mario Delgado Carrillo ya es el coordinador del grupo parlamentario de Morena en la Cámara de Diputados. Dijo que “afina detalles” con el Senado sobre un conjunto de iniciativas “que harán realidad las promesas de campaña” de Andrés Manuel López Obrador.

Y precisaba: “Aquí en la Cámara de Diputados, vamos a tener dos grupos fundamentales: uno, las iniciativas que tienen que ver con la urgencia del Presupuesto de Egresos 2019. Esto es, separar la Secretaría de Seguridad Pública, volver a crearla, para que pueda tener ya su presupuesto en 2019 y, desde el primer día de gobierno, se pueda trabajar en materia de seguridad”.

Agregó Delgado Carrillo: “Lo mismo aquí, en la Cámara de Diputados, vamos a trabajar en la Ley Reglamentaria del artículo 127 constitucional, para que nadie pueda ganar por encima del Presidente de la República, y que tengamos una estructura salarial ordenada, y que no haya los excesos que de repente vemos en algunos lugares de la administración pública.

“Y están también los temas de fondo: las promesas de campaña, erradicar la corrupción. El Presidente electo tiene la disposición para que se modifique el artículo 108 constitucional, fue una de las promesas de campaña, para que el presidente de la República en funciones pueda ser juzgado por delitos de corrupción o delitos electorales, y además, que estos delitos se conviertan en graves. Vamos a terminar también con el fuero constitucional”.

Pero también, acotó Delgado, se legislará sobre el cambio de la ley orgánica de la administración federal para el regreso, a partir del 1 de diciembre, de la Secretaría de Seguridad Pública.

Incluso, entre las propuestas de gran calado que vienen habrá una para reformar la Ley Orgánica del Congreso de la Unión. A propuesta de Porfirio Muñoz Ledo, dijo Delgado, se planteará desaparecer la Junta de Coordinación Política, así como la reducción de comisiones ordinarias y la desaparición de plano de las especiales.

Y entre aquella “lista larga”, dijo Delgado, figurarán acabar con pensiones de expresidentes de la República.

En los territorios del Senado, entretanto, se escuchaba el eco de la renegociación del Tratado comercial con Estados Unidos. En los ámbitos de Morena, no todos pensaban igual, en el sentido de refrendar la negociación que, en las últimas horas, han festinado tanto aquí –incluido el equipo de la presidencia electa- como allá, de aquel lado. Debatirán. Veremos.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2