×
Sergio Sarmiento
Sergio Sarmiento
ver +
Empezó su carrera profesional en la revista Siempre! a los 17 años, cuando era todavía estudiante de preparatoria. Obtuvo la licenciatura en filosofía con honores de la Universidad York de Toronto, Canadá. A los 22 años entró a trabajar como redactor en Encyclopaedia Británica Publishers, Inc. y dos años más tarde fue nombrado director editorial de las obras en español de la empresa.

" Comentar Imprimir
12 Febrero 2018 04:00:00
La simulación
Tenemos un sistema electoral hecho para la simulación. Ayer concluyeron las precampañas y hoy comienza un periodo raro, el de intercampaña, en el cual los candidatos, perdón, los precandidatos, no podrán participar en mítines dirigidos a la población en general, ni siquiera en reuniones al aire libre; no podrán hacer llamados al voto ni defender su plataforma política. Los debates están prohibidos en este lapso.

Dicen los consejeros del Instituto Nacional Electoral que la intercampaña no es un periodo de silencio. Los candidatos podrán ser entrevistados por los medios de comunicación y cuestionar las condiciones del país, siempre y cuando no hagan referencia a sus plataformas políticas. Sin embargo, un sistema electoral que permite criticar, pero no proponer soluciones, parece absolutamente perverso.

La intercampaña se extiende desde este 12 de febrero hasta el próximo 29 de marzo. Las campañas formales no deben empezar hasta el 30 de marzo, pero todos sabemos que esto es falso. Hemos tenido campañas desde cuando menos el 2014, cuando Morena se fundó oficialmente y Andrés Manuel López Obrador empezó a usar los tiempos de radio y televisión del partido para promoverse.

En la intercampaña ya no veremos ni escucharemos los spots de promoción de los candidatos, pero los partidos políticos seguirán sometiéndonos a la habitual avalancha de mensajes de propaganda. No entiendo bien qué ideas pueden promover estos anuncios si está prohibido defender las plataformas políticas, pero esta simulación la hemos sufrido a todo lo largo del proceso. Tenemos un sistema electoral en el que la autoridad está obligada a censurar la discusión de los temas de fondo.

En las próximas semanas se multiplicarán los incentivos para esta simulación. Los candidatos no tendrán presentaciones públicas de campaña, pero tratarán de lograr el mayor impacto posible en los medios. Los comicios del 1 de julio, después de todo, están a la vuelta de la esquina. Los spots de los partidos tratarán de convencer a los electores que son la mejor opción para el país, pero sin tocar los temas fundamentales. Si algo nos dice la experiencia de los últimos años es que saldrá beneficiado el que viole las reglas con mayor habilidad.

La ubicación de los candidatos en las encuestas es producto del sistema de simulación. El orden refleja exactamente el tiempo que los candidatos han estado en campaña con spots de radio y televisión. López Obrador tiene un sólido primer lugar porque ha tenido millones de spots adicionales a los de sus rivales. Ricardo Anaya empezó su autopromoción con spots del PAN en 2015, cuando menos un año después que López Obrador, lo cual le ha permitido llegar al segundo lugar. José Antonio Meade apenas empezó a utilizar los tiempos oficiales en los medios para promoverse a mediados de diciembre y eso explica en parte su tercer lugar. Magarita Zavala, que apareció en primer lugar en las encuestas durante cuando menos dos años, en un tiempo en que era militante del PAN, ha caído al cuarto, pero porque nunca ha tenido esos spots para promoverse.

A final de cuentas todo es una gran simulación. Tenemos una verdadera democracia, en el sentido que los votos que se depositan en las urnas deciden quién ocupará los cargos de elección popular; pero nuestros políticos han complicado tanto las reglas, sobre todo en el acceso a los medios de comunicación, que lo único que han logrado es construir un sistema que premia el abuso de las reglas y castiga la honestidad.

Matar a la gallina

En un encuentro con empresarios en Cancún se hizo un llamado urgente a los gobiernos federal y estatal. La violencia y la inseguridad pueden matar a la gallina de los huevos de oro del turismo de nuestro país.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2