×
Otto Schober
Otto Schober
ver +
Otto Schober. Profesor y Licenciado en Educación Primaria; Comentarista radifónico con cápsulas en Núcleo Radio Zócalo; Funcionario de la Secretaría de Educación Pública nivel Primarias en Piedras Negras, Coahuila, Mex.; Historiador de Piedras Negras, Coahuila, México

" Comentar Imprimir
20 Junio 2017 04:00:00
LA TORRE DEL RELOJ –I parte-
El 22 de noviembre de 1996, el entonces gobernador del estado, Dr. Rogelio Montemayor Seguy, inauguró oficialmente la remodelación de la Macroplaza de los Fundadores y junto con ella, la llamada Torre del Reloj, una estupenda idea arquitectónica, donde son pocos los que conocen lo que realmente representa para la ciudadanía y que aún así, llama la atención de la gente menuda y de la que no lo es, por su tamaño y por el ruido de sus campanas.

El motivo que representa, data de la época en que nuestra ciudad tenía la categoría de villa y un grupo de notables promovieron la idea de que se le elevara a rango de ciudad, lo que consiguieron, contando con el permiso del entonces presidente de la República, el Gral. Porfirio Díaz, para que la población llevara su nombre y para que la pujante población luciera sus mejores galas, se decidió a iniciativa del mismo presidente y del gobierno del estado en turno, que se construyeran nuevos edificios y se crearan nuevos servicios que estuvieran acorde con la obra realizada hasta esos momentos por el general Díaz, donde sobresalió el hermoso e histórico edificio de la aduana fronteriza, la maestranza del ferrocarril o casa redonda, donde se reparaban las máquinas del ferrocarril, la nueva sede del juzgado de distrito, la estación del ferrocarril, una nueva sede para la presidencia municipal, que en ese entonces estaba frente a la plaza de los Héroes, por la calle de Juárez, que en aquella época conectaba de manera directa con el puente urbano internacional hacia Eagle Pass, Texas.

El nuevo edificio construido sobre el anterior, fue inaugurado el 16 de septiembre de 1889, hermosa construcción de estilo francés, construida en parte, con piedra especial traída del estado de Oaxaca, la tierra natal del dictador.

Edificación de dos pisos, uno de sus lados daba hacia la calle de Zaragoza, con una puerta secundaria en el piso inferior y un pequeño balcón en el segundo y la fachada principal daba hacia la calle de Juárez, en este lado estaban tres puertas, dos secundarias en los lados y en el centro la puerta principal, encima de él, un gran balcón que daba de lado a lado, a donde se ingresaba por tres puertas, balcón en donde se realizaban las ceremonias cívicas, como el Grito de Independencia, donde resaltaban sus cuatro ventanas de dos partes y sobre la puerta central del segundo piso, se levantaba una torre de dos pisos, en el primero de ellos, con tres pequeñas ventanas frontales y dos en el resto de sus lados, en el segundo piso de la torre, se destacaba un gran reloj de cuatro caras, con dos pequeñísimas ventanas en sus costados, detalles que se repetían en sus cuatro lados, reloj coronado por un pequeño mástil, colocado en un techo geométrico tipo pirámide, en donde se izaba la enseña patria en ocasiones especiales.

Sobre la azotea del edificio, resaltaban sus rejas en sus pretiles, para dar seguridad a quienes la ocuparan para diferentes eventos. Mañana presentaremos la conclusión de esta historia.
Imprimir
COMENTARIOS



top-add