×
Otto Schober
Otto Schober
ver +
Otto Schober. Profesor y Licenciado en Educación Primaria; Comentarista radifónico con cápsulas en Núcleo Radio Zócalo; Funcionario de la Secretaría de Educación Pública nivel Primarias en Piedras Negras, Coahuila, Mex.; Historiador de Piedras Negras, Coahuila, México

" Comentar Imprimir
21 Junio 2017 04:00:00
LA TORRE DEL RELOJ –II parte–
Continuando con la historia de la Torre del Reloj, ubicada en la macroplaza de los Fundadores, la antigua presidencia municipal de la calle de Juárez, que tanto llamaba la atención por su belleza arquitectónica, resaltaba su relieve entre sacado hacia fuera en sus dos pisos, que correspondían a la torre del reloj que le coronaba, que fue visitado por el presidente de la república, el Gral. Porfirio Díaz, en su viaje a la ciudad el 1 de marzo de 1902. Este edificio soportó las inundaciones de septiembre de 1932 y la del 28 de junio de 1954.

En 1950, fue el centro principal de las ceremonias conmemorativas del centenario de la creación de la Colonia Militar de Guerrero en Piedras Negras, donde se le colocó justo encima del balcón principal y en azulejo, el escudo de armas de la ciudad, creado por don Vito Alessio Robles.

Producto del modernismo y con la idea del afamado arquitecto Mario Pani, de crear un complejo modernista que fuese considerado como la Puerta de México, que fue patrocinado por el Programa Nacional de las Fronteras, el PRONAF, proyecto que destruyó valiosos edificios que hicieron historia, como el casino internacional, la casa en donde vivió el connotado José Vasconcelos, el cuartel Hidalgo, que colindaba con la presidencia municipal, contemplaba también la construcción de una nueva sede de los poderes municipales por la calle de Abasolo, a una cuadra hacia el norte de la entonces presidencia de la época porfiriana, que empezó a construirse en 1963, ocupándose este último, sin ninguna ceremonia para escuchar el informe final de la administración del capitán Ramiro Peña Guerra y la toma de posesión del Sr. Daniel Hernández Medrano, el 31 de diciembre de 1964, dejándose de usar el edificio de la calle de Juárez, iniciándose la demolición de la vieja presidencia municipal, que había sido vendida al PRONAF en $ 1 millón, 39 mil 196 pesos con 25 centavos, con la anuencia del cabildo, el 16 de noviembre de 1962, según consta en actas, para que construyeran un estacionamiento.

Conociendo esta circunstancia histórica, el presidente municipal, Ernesto Vela del Campo, decidió crear un espacio en la macroplaza de los Fundadores, en donde se reprodujera la torre de la vieja presidencia, desde el segundo piso de lo que fue, hacia arriba. Reproducción que se le colocó un reloj de cuatro caras, creado por la compañía poblana Centenario, que tienen experiencia en estos aparatos desde 1919, con carátulas de material acrílico que luce iluminado durante la noche, cuyo mecanismo funciona con engranes, ejes y otras ingeniosas piezas, impulsadas por electricidad y que cuando deja de tener esta energía, entonces funciona mecánicamente mediante contrapesos.

Cada quince minutos da una doble señal que emite el sonido de dos de sus tres campanas, a la media hora y al faltar quince para la hora se escuchan sus dobles tonos y a la hora, se agrega un tañido por cada hora, que se reproduce totalmente dos minutos después. Así tenemos la Torre del Reloj, en recuerdo de la que existió en el antiguo edificio de la presidencia municipal de la época porfirista, que en los últimos años ya no nos deleita con su concierto de campanas y su parte baja alberga un módulo de revisión mecánica.
Imprimir
COMENTARIOS



top-add