×
Medrano
Medrano
ver +

" Comentar Imprimir
08 Agosto 2017 04:00:00
La Villa de San Fernando de Rosas
Después de que el gobernador Rábago y Terán dejó a las autoridades constituidas en la Villa de San Fernando de Austria y a la gente necesaria para la construcción de las viviendas de los nuevos colonos salió para el presidio de Río Grande, hoy Guerrero. El 1 de marzo de 1753 regresó el gobernador a la naciente población y pudo constatar que ya se habían construido 13 jacales. Entonces dispuso que se construyera a un lado de la nueva villa un presidio, el que tendría una fuerza militar de 21 hombres y estarían al mando del capitán Vicente Rodríguez.

Esta fuerza militar muy pronto se redujo, porque solo 8 de los 21 soldados se quedaron en la villa y los 12 restantes se fueron al improvisado cuartel de la cercana hacienda de San Ildefonso. En 1756 se fundó una misión en la villa a cargo de fray Aguilar y para ese entonces, la villa de San Fernando ya tenía 20 habitantes, lo que indica un rápido decremento en la naciente población, pero en 1762, la población creció en un 100% comenzó el florecimiento de la villa.

En el viaje que hizo el ingeniero Lafora por la provincia de Coahuila en 1767, hace referencia a la escasa población que tenía la entonces provincia, porque menciona que San Fernando de Austria, junto con Santiago de la Monclova y San Pedro de Gigedo eran las tres únicas villas de la provincia y que la población total del territorio coahuilense se podía calcular en doce mil habitantes, sumando a la de las tres villas la de los tres presidios, nueve misiones, dos pueblos y varios ranchos y haciendas, señalando Lafora en esa relación la importancia adquirida por la villa de San Fernando de Austria, colocándola a la misma altura de la capital de la provincia, en ese entonces la villa de Santiago de la Monclova.

El 4 de febrero de 1767 llegó a la villa el comandante de las provincias internas de oriente, el caballero Teodoro de Croix a quien le acompañaba el franciscano y cronista José Agustín de Morfi. Este último resalta la fertilidad y lo abundante de las aguas de San Fernando. En 1865, por decreto de Maximiliano se dividió el territorio en 50 departamentos y Coahuila en dos: Mapimí, que abarcaba la parte norte del estado hasta Nuevo Laredo y Coahuila en la parte sur, la capital del primero era San Fernando de Austria que ya había cambiado de nombre a San Fernando de Rosas por decreto del 7 de agosto de 1827, y Saltillo, era capital en la segunda.

Terminada la aventura de Maximiliano, Coahuila volvió a la normalidad y Saltillo quedó como su única capital. (Las Cosas de Coahuila, columna periodística de A. Canales)
Imprimir
COMENTARIOS



top-add