×
Vicente Bello
Vicente Bello
ver +

" Comentar Imprimir
19 Enero 2019 04:00:00
Lamentable oportunidad desperdiciada: No fue Bátiz
Alejandro Gertz Manero fue elegido ayer por la Cámara de Senadores, fiscal general de la República. Ha fungido desde hace algunos meses como procurador general de la República encargado. ¿Qué garantía hay de que el investido sea un fiscal autónomo e independiente de la Presidencia de la República?, fue la pregunta que se paseó ayer, en el recinto del Senado de la República. Y quien, al parecer, mejor la respondió, fue Bernardo Bátiz, el otro contendiente por el que los senadores de Morena no votaron.

En este asunto medular de la autonomía e independencia del nuevo fiscal general de la República, el jurista Bernardo Bátiz, de paso, desde la tribuna del Senado, dio un repaso de la historia del sistema penal mexicano.

He aquí: “Quiero decirles también que las acciones que yo llevé como procurador en la Ciudad de México respaldan lo que he estado diciendo, tuve ocasión y cumplí con esa obligación de iniciar averiguaciones previas en contra de personas cercanas al partido que estaba entonces en el poder en la Ciudad de México y personas que formaban parte del equipo de gobierno.

“No me tembló la mano ni recibí indicaciones en un sentido ni en otro, lo hice en cumplimiento estricto del deber de un fiscal, de un procurador, que es si hay pruebas, si hay responsabilidades, ejercer la acción penal sea quien sea.

“Quiero también agregar que la administración de justicia, y esto tiene que ver también con el tema de la autonomía, no significa responder a alguna pasión o convicción de venganza. Un procurador de Justicia debe buscar la justicia, no la venganza.

“Por eso, pueden ustedes estar tranquilos de que la Procuraduría actuará con ese sentido, respetando estrictamente los derechos humanos de todos, los derechos humanos y las recomendaciones tanto internas dentro del derecho interno nacional como las recomendaciones de los organismos internacionales de derechos humanos. Seremos estrictamente cuidadosos en respetar esas sentencias e indicaciones, recomendaciones, lo hemos hecho así.

“En cuanto a las leyes específicas y diversas que tenemos que cumplir todos, pero que especialmente tendrá su cargo la Fiscalía de implementar y aplicar, ahí están, son disposiciones obligatorias que no se pueden poner en tela de juicio ni se pueden eludir. El principal papel, la principal obligación de un funcionario público es cumplir con las disposiciones legales, con todas las leyes; no voy a enumerarlas, son varias, son muchas.

“Quiero decirles también que respecto de una de las preguntas muy importante sobre el fortalecimiento de la función de investigación y persecución de delito y la transición al nuevo sistema penal acusatorio, quiero decirles que la ciudadanía quiere que haya una justicia transparente.

“Ciertamente desde la Constitución de 1917 nuestro sistema es acusatorio, no se está descubriendo el hilo negro, existía desde 1917, corrigiendo las fallas del siglo XIX un sistema acusatorio; no inquisitorial, pero hay que echarlo a andar, ha ido con mucha lentitud tortuosamente, se ha ido formando.

“Estas reformas recientes que se han ido implementando han tenido un doble filo. Por un lado, ciertamente amplían los derechos individuales, las garantías individuales de debido proceso y otras, y eso es muy positivo, pero también por otra parte abrir un camino a arbitrariedades posibles.

“La primera reforma de 2008-2009 fue una reforma que alguna vez se calificó de reforma policiaca, avanzaba en algunas cosas, pero retrocedía en otras. Es papel de ustedes y de nosotros, desde la posición en que estemos o como simples ciudadanos, cuidar y respetar las garantías de todos los ciudadanos y no abrir la puerta a posibilidades de arbitrariedades, de atropellos.

“Para mí las cuatro columnas fundamentales, las cuatro líneas fundamentales que deben seguirse en una buena fiscalía que sirva a la ciudadanía, que no sirva a intereses específicos o intereses políticos, una fiscalía que sirva debe ser, en primer lugar, en respeto a los derechos humanos, es la línea central.

“En segundo lugar, sostengo que la capacitación de todos los integrantes de la Fiscalía es algo que no puede hacerse a un lado, tiene que darse la capacitación en forma permanente, tenemos que entrenar bien a los litigantes, preparar a los policías, a los que llegan en primer lugar al lugar de los hechos, a los que detienen a los presuntos responsables, que tengan la capacidad suficiente, que conozcan la legislación, que sepan rendir un informe, que sepan llevar a cabo un acta, porque eso es fundamental y la capacitación no va a ser de unos meses o momentánea, va a ser permanente durante todo el tiempo que un servidor público esté en funciones va a estar recibiendo capacitación y se va a estar renovando y actualizando en forma permanente. Esa es una obligación y un compromiso.

“La otra columna o línea importante es la de la autonomía que ya mencioné, no puede haber una Fiscalía sin autonomía.

“Y luego una más que tenía yo prevista compartir con ustedes, pero que también viene en las preguntas, es la de la confianza en la institución. He dicho, lo voy a repetir ahora, que para devolver la confianza de la ciudadanía en el Ministerio Público, sea que esté a cargo de una Procuraduría, como en algunos estados todavía está, o de una Fiscalía, el nombre en el fondo es lo de menos, la procuración de justicia es la misma, hay que buscar, dar a cada quien lo que le corresponde; al culpable su sanción; a la víctima resarcimiento del daño; y a la sociedad seguridad, orden y bien común”.

¿Y qué dijo Gertz? (Continuará)
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2