×
Juan Latapí
Juan Latapí
ver +

" Comentar Imprimir
25 Marzo 2018 03:10:00
Lamentable pérdida
CUANDO LA VIOLENCIA LLEGA A tocar a nuestra puerta gritamos, usamos las tribunas de los medios para magnificar nuestros agravios y desgracias y nos rehusamos a ser parte de la estadística. Por el contrario, si no nos afecta en lo inmediato, dejamos que pase lentamente con una notable pasividad, completamente indiferentes ante nuestra pérdida de capacidad de asombro.

A DIARIO NUESTRA CAPACIDAD DE asombro está siendo aniquilada por la apatía y ya nada nos sorprende. Nos hemos ido acostumbrando paulatinamente a vivir en un mundo carente de sentido y cada vez más injusto, en el que ya es costumbre decir una cosa y hacer lo contrario. Resulta increíble ver cómo a nadie sorprende que mes con mes aumenten los asesinatos, que la descomposición social y política avancen sin límite. Y ni quién se sorprenda.

A NADIE SORPRENDIÓ CÓMO HACE una semana, los consejeros del PRI aprobaron las listas de sus candidatos plurinominales, en las que aparecen las caras de siempre, esos personajes que representan más de lo mismo, corrupción, impunidad y nepotismo, y que de poco ayudarán a su candidato a la Presidencia. Ahí están esos personajes de dudosa honestidad como Enrique Ochoa Reza quien dejó una estela de corrupción en la CFE, un bono de casi dos millones de pesos que se auto-autorizó al dejar dicho cargo y su numerosa flotilla de taxis en el vecino Estado de Nuevo León. Y ni quién se sorprenda.

TAMPOCO A NADIE SORPRENDIÓ QUE en esas listas aparezca Moreira II, heredero de su hermano al trono de nuestro Estado y ahora considerado el gran ingeniero electoral, el gran operador sobre el que descansa la próxima elección, el virtuoso del mapachismo, quien comandó la pasada elección en Coahuila y de la que a la fecha siete investigaciones por presuntos delitos electorales cometidos durante la elección del pasado 4 de junio, no han concluido ya que aún se están integrando los expedientes, 10 meses después. Y ni quién se sorprenda.

NADIE SE HA SORPRENDIDO ANTE el descrédito de los candidatos independientes a la Presidencia que presentaron firmas falsas en pos de su candidatura, quedando fuera de la contienda el Bronco y el Jaguar. Pero tampoco nadie se sorprendió de las 708 mil 606 firmas inválidas de Margarita Zavala, de las cuales 212 mil 198 fueron fotocopias, lo cual no está permitido por el INE, pero aún así tampoco nadie se sorprendió que esta candidata sí obtuviera el registro a pesar de también haber hecho trampa, haiga sido como haiga sido.

A NADIE HA SORPRENDIDO QUE a seis meses de los temblores en la CDMX y el Sur del país, los millonarios donativos que se realizaron, permanezcan desaparecidos y nadie sepa dónde están. Tampoco a nadie ha sorprendido que a siete años de la tragedia de Allende siga sin esclarecerse la cadena de responsabilidades, ni terminar de identificar a las víctimas ni atenderlas. Y ni quién se sorprenda.

ANTE EL CRIMINAL DESABASTO DE medicinas, equipo y personal en los centros de salud pública en Coahuila ya nadie se sorprende de su deplorable estado, y aunque fue una promesa de campaña del actual gobernador para mejorarlos, siguen como si nada. Y ni quién se sorprenda. Pero más lamentable aún es ver cómo a nadie sorprende que en los dos últimos meses se han denunciado 14 abusos sexuales en la región Centro de Coahuila y que las autoridades encargadas de prever y combatir este tipo de barbaridades –incluyendo las autoridades educativas- no han implantado algún programa preventivo. A nadie sorprende que les valgan los abusos sexuales, acoso y hostigamiento en las escuelas de la región.

Y ASÍ, MIENTRAS NUESTRA CAPACIDAD de asombro se va perdiendo, la apatía y la indiferencia van madurando cobijadas por el cinismo ocasionando que la inconformidad y la indignación permanezcan durmiendo el sueño de los justos. En tanto sigamos inmunes a la capacidad de asombro, prefiriendo buscar lo nuevo en vez de lo útil, seguiremos tropezándonos una y otra vez con la misma piedra y sin ni siquiera darnos cuenta. Y ni quién se sorprenda.

.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
Imprimir
COMENTARIOS



  • 0
5 6 7 8 9 0 1 2