×
Carlos Moreira
Carlos Moreira
ver +

" Comentar Imprimir
05 Septiembre 2015 04:06:25
Las alianzas de Nueva Alianza
Uno de los errores del PRI a nivel nacional es que piensa que es un hecho que en todos los próximos procesos electorales sus candidatos lo serán también del Partido Verde y de Nueva Alianza. Es una posibilidad, pero no es un hecho. Hay una serie de requisitos y de circunstancias para que ello ocurra o para que simplemente no suceda.

En el caso de Nueva Alianza, me consta que se tiene interés en compartir posiciones y objetivos con otros grupos, aunque no necesariamente con partidos políticos, ni con el PRI, ni con ningún otro.

De entrada hay que subrayar que lo importante es fortalecer las ideas. Y en el caso de Nueva Alianza, tales ideas tienen que ver con la escuela pública laica, gratuita y obligatoria y con los derechos de los trabajadores mexicanos.

Cualquier acuerdo con un grupo o partido político debe pasar por la coincidencia en dichos aspectos.

Nueva Alianza no puede verse como unas siglas, ni como un trampolín para llegar al poder, sino como un conjunto de personas que luchan y sueñan en la construcción de un país con más educación y mejor justicia social.

Hay que identificar y convocar a las personas que tienen dichos sueños. De entrada a los trabajadores de la educación. Y con ellos a los estudiantes y los padres de familia. También a los sindicalistas, sobre todo a aquellos que tienen conciencia y saben que en otros partidos constantemente los han utilizado en las contiendas electorales y poco después les han despreciado.

Hay que dialogar y discutir una y otra vez con los maestros, los estudiantes, los sindicalistas y con un sinfín de grupos de la sociedad. Hay que construir juntos una agenda política y social que se vuelva alternativa electoral para la comunidad.

Es decir, la gran alianza del Partido Nueva Alianza debe ser con la población que tiene interés en la educación pública y en la defensa de los derechos de los trabajadores.

Con los partidos políticos habrá que analizar muy bien cada caso. Con la derecha es difícil que se logre un acuerdo, pues no hay mucha comunión en los proyectos educativos y menos aún en los derechos de los trabajadores.

Con los partidos nacionales de izquierda pudiera generarse un diálogo, pero al parecer ellos le apuestan más a la división que a la suma de coincidencias.

Los partidos locales están en el gran riesgo de desaparecer. El riesgo es alto y eso les puede llevar a dejar de lado ideas para privilegiar votos. El nicho electoral de varios partidos se verá debilitado ante la falta de identidad y la exagerada presencia de siglas. No obstante, para Nueva Alianza no sería un gran inconveniente platicar con tales institutos políticos.

Con el PRI puede ser; entiendo que los priistas así lo van a buscar, aunque no es necesario que así ocurra. De entrada hay tres aspectos que deben tenerse en cuenta.

Primero. En función del número de votos, hay que decir que a Nueva Alianza le conviene ir solo. En ese sentido, cualquier acuerdo tiene que resaltar los intereses de NA.

Es decir, si al Revolucionario Institucional le importan los votos, a Nueva Alianza le interesa la escuela pública y los derechos de los trabajadores.

Nueva Alianza no puede pensar en la ventaja en la votación producto de ir junto con el PRI o con otro partido político. Menos aún en el hecho de compartir las siglas con el partido que va a triunfar y luego decir que el gobernador o el alcalde también fue nuestro candidato.

A Nueva Alianza le interesan dos ideas: la escuela pública y los derechos de los trabajadores. Si el acuerdo fortalece esas dos ideas, entonces puede transitar.

Segundo. Si en la alianza se piensa en el Verde Ecologista, dicho partido tiene antes que pedir perdón al magisterio y asumir un código de ética que le aleje de las mentiras y los insultos.

Tercero. En el PRI hay amigos, pero también enemigos del magisterio. Hay personajes que en el pasado han ofendido a los trabajadores de la educación y han abanderado posiciones contrarias a la escuela pública. Con ellos es imposible ir juntos.

En síntesis

A Nueva Alianza le interesa ir con la sociedad en aras de fortalecer la escuela pública y los derechos de los trabajadores.

Nueva Alianza puede ir junto a otro partido. Puede ser con el PRI, pero no necesariamente.

Ante aviso no hay engaño

Si en el PRI se da una imposición y si los candidatos afectados se identifican con el magisterio, pudieran ser abanderados de Nueva Alianza a la Gubernatura o a algunas alcaldías.

.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo) / @cmoreira38_5
Imprimir
COMENTARIOS



  • 0
5 6 7 8 9 0 1 2