×
Silvia Guadalupe Garza Galván
Silvia Guadalupe Garza Galván
ver +
Senadora Silvia Guadalupe Garza Galván
Partido Acción Nacional
Bióloga egresada de la Facultad de Ciencias Biológicas de la Universidad Autónoma de Nuevo León. Es miembro honorario del Colegio de Biólogos de México. A nivel local ha ejercido diversos cargos, entre ellos el de Directora de Ecología, Parques y Jardines y Fomento Agropecuario del Municipio de Monclova, Coahuila (1997-1999), su ciudad natal. Asimismo, fue Delegada de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (2008-2011) en Coahuila, en donde sus principales acciones se concentraron en controlar la tala forestal clandestina en las sierras de Coahuila; conservar las Áreas Naturales Protegidas así como la fauna endémica y exótica; inspeccionar y sancionar a las industrias; verificar los residuos peligrosos y especiales y hacer un inventario de los pasivos ambientales del Estado. Inició su trayectoria legislativa en el H. Congreso de Coahuila de Zaragoza, fungiendo como Diputada en la LVII Legislatura (2006–2009), en cuya oportunidad participó en las Comisiones de Medio Ambiente, Equidad de Género, Energía y Minas y presidió la Comisión del Agua. Como resultado de su actividad legislativa se impulsó una nueva Ley del Agua, la Ley de Protección a la Maternidad, así como reformas a diversos artículos del Código Penal. A nivel federal se desempeñó como Miembro del Consejo Consultivo para el Desarrollo Sustentable-Región Noreste y Región Centro de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (2003-2004), y ocupó el cargo de Senadora de la República en las LXII y LXIII Legislaturas (2012-2018), siendo la primera Senadora en la historia de Coahuila en haber sido electa por el principio de mayoría. En tal carácter se desempeñó como Presidenta de la Comisión Especial de Cambio Climático y Secretaria de las Comisiones de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Recursos Hidráulicos, así como de Derechos Humanos, colaborando como integrante de la Comisión de Agricultura y Ganadería, y del Parlamento Latinoamericano en las Comisiones de Medio Ambiente y Turismo. Asimismo, ha sido Consejera Nacional del Partido Acción Nacional, Miembro de la Comisión Permanente de su Comité Ejecutivo Nacional, así como Coordinadora Nacional de Desarrollo Sustentable, y Coordinadora de Medio Ambiente de la Coalición Por México al Frente. Actualmente es Diputada Federal en la LXIV Legislatura, responsabilidad desde la que continúa trabajando por el bienestar de las y los mexicanos. Dirección: Cámara de Diputados, Oficina 64, Edificio H, Piso 2, Avenida Congreso de la Unión 66, Colonia El Parque, Delegación Venustiano Carranza, C.P. 15960, Ciudad de México, 50-36-00-00, ext. 59866. Página web: https://silviagarza.com.mx/ Correo: [email protected] Facebook: Silvia Garza Diputada, Twitter: @Silvia_Diputada, Instagram: @Silvia_Diputada

" Comentar Imprimir
15 Julio 2018 04:00:00
Las comisiones legislativas de Cambio Climático
Desde el inicio de su vida independiente, México decidió organizar su forma de gobierno como una federación, misma que se divide en tres poderes: Legislativo, Ejecutivo y Judicial, según lo establece el Artículo 49 de nuestra Constitución Política. Esta división permite ejercer una vigilancia mutua entre los poderes, de modo que si uno de ellos se llegare a exceder en sus facultades, los otros puedan servir de contrapeso y brindar equilibrio a todo el sistema jurídico.

En relación con el Poder Legislativo, el Artículo 50 Constitucional detalla que dicha responsabilidad recae en el Congreso de la Unión, que se divide en dos cámaras: la de Diputados y la de Senadores. Ambas se rigen internamente por la Ley Orgánica del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, el Reglamento Interior para el Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos y por los Reglamentos correspondientes a cada una de las cámaras.

Una parte esencial del trabajo del Congreso se realiza a través de las comisiones legislativas, las cuales forman parte de la organización interna de las Cámara de Diputados y la de Senadores y se constituyen por mandato de ley o por acuerdo del Pleno.

En las comisiones se dictamina, investiga, consulta, analiza, debate y resuelve sobre las materias que son de su competencia.

Una de estas materias, considerada prioritaria por sus efectos en los ecosistemas y el bienestar del ser humano, es el cambio climático. A nivel global México, se ha posicionado como un país comprometido en la lucha contra el cambio climático, muestra de ello fue su activa participación en las negociaciones que permitieron la adopción del Acuerdo de París en 2015, así como su papel en la implementación del mismo.

Como es sabido, en numerosas ocasiones se cita a México como un referente en materia de políticas y legislación en materia de cambio climático. Este liderazgo ha sido fruto de la estrecha colaboración del Poder Ejecutivo y Legislativo para impulsar regulación de vanguardia y el diálogo con actores relevantes del sector privado, la academia y la sociedad civil.

Por ello, en el ámbito del trabajo legislativo de lo que sería la Ley General de Cambio Climático, promulgada el 6 de junio de 2012, el Congreso de la Unión decidió crear comisiones que atendieran de manera específica esta problemática. En el caso del Senado de la República, durante la LXI Legislatura se aprobó en 2010 un acuerdo para la constitución de la comisión especial de Cambio Climático. Un par de años después, el 16 de octubre de 2012, se ratificó la permanencia de la comisión para seguir funcionando durante la LXII y LXIII legislaturas.

Por su parte, la Cámara de Diputados, en 2010 durante la LXI Legislatura creó la comisión especial de Cambio Climático, misma que se transformó en comisión ordinaria al modificar el Artículo 39 de la Ley Orgánica del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, teniendo como mandato analizar, discutir y dictaminar las diversas iniciativas, minutas y puntos de acuerdo sobre el tema.

Durante diversas ocasiones, siguiendo el camino trazado por la Cámara de Diputados, se presentaron propuestas para que el Senado de la República también contara con una comisión ordinaria, ya fuera a través de una decisión de la Junta de Coordinación Política para transformar la comisión especial o bien una modificación al artículo 90 de la Ley Orgánica del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos. Desafortunadamente, ninguna de estas propuestas se concretó y el 30 de abril de 2018 la comisión especial de Cambio Climático se extinguió, al igual que otras 16 comisiones especiales en el Senado.

En fechas recientes se ha señalado la importancia de asegurar que la próxima administración pública sea austera, incluyendo un Poder Legislativo que realice sus funciones con el menor número posible de Comisiones.

Si bien es indispensable que cada peso que el Estado recolecte vía impuestos u otros ingresos sea utilizado de manera eficiente y transparente, también es necesario que este adelgazamiento de las instituciones no conlleve la parálisis de sus labores o elimine temas prioritarios en la agenda nacional.

Uno de estos temas es, justamente, el cambio climático. Hago votos por que la próxima Legislatura del Congreso de la Unión brinde continuidad al trabajo realizado por las comisiones de Cambio Climático, ratificando su labor en la Cámara de Diputados y creando una comisión ordinaria en el caso del Senado de la República. Ambas acciones permitirán atender de manera eficaz los efectos del cambio climático, mediante el impulso y dictaminación de diversos proyectos de iniciativas de ley, proyectos de decreto, proposiciones y otros instrumentos legislativos.

Nos leemos la próxima semana. ¡Muchas gracias!
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2