×
Alma Carolina Viggiano
Alma Carolina Viggiano
ver +
La legisladora es originaria de Tepehuacan de Guerrero, Hidalgo, es abogada por la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo y tiene especialidades en las materias civil, procesal civil y mercantil en la Ciudad de México, así como diversos diplomados en la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo y en el Centro de Investigaciones y Docencia Económica (CIDE). Ha sido secretaria general del PRI en Hidalgo y coordinadora estatal de campaña de Miguel Ángel Osorio. Anteriormente ha sido diputada local por el Distrito XV y diputada federal por el 01. Fue la primera mujer en prsidir el Tribunal Superior de Justicia de Hidalgo; fue integrante fundadora del Consejo de la Judicatura del Poder Judicial. Fue coordinadora estatal de la Comisión Interinstitucional para el Nuevo Sistema de Justicia Penal en Hidalgo; secretaria de Planeación y Desarrollo Regional y secretaria de Desarrollo Social en la misma entidad. Escribir a: [email protected]

" Comentar Imprimir
07 Marzo 2016 05:10:12
Las mujeres determinamos el rumbo de nuestro país
“Hoy como ayer, las mujeres deben negarse a ser sumisas y crédulas, pues el disimulo no puede servir a la verdad”. Germaine Greer

En 1916, en Mérida, Yucatán, se convocaron y desarrollaron dos congresos feministas que en aquel entonces lograron impulsar que la mujer mexicana estableciera un diálogo con el Gobierno, con el que se abrieron los espacios de diálogo, debate y generación de propuestas, para incidir en la dirección política del país.

A 100 años de aquel movimiento y a unos días de conmemorar el Día Internacional de la Mujer, en la Cámara de Diputados, las legisladoras y los legisladores aprobamos que este 2016 se declare el Año del Centenario de los Congresos Feministas de Yucatán.

Estos congresos tuvieron gran importancia para consolidar los derechos de las mujeres en México, ya que a partir de aquel ejercicio político, surgieron las ligas de Orientación Femenina; en los gobiernos de Yucatán, Chiapas y Tabasco se concedió a la mujer la igualdad jurídica para votar y tener puestos públicos de elección popular; y para 1917 la Carta Magna reconocía los derechos de la mujer trabajadora y su protección por razón de género en el ámbito laboral.

A nivel federal, el reconocimiento del voto femenino logró concretarse hasta el año 1953 y desde entonces no ha dejado de haber avances para consolidar la igualdad de género tanto en lo jurídico como en lo social, a través de la creación de leyes especiales para asegurar una vida libre de violencia y de acceso a la justicia para las mujeres, y de organismos públicos que promueven la igualdad como el Instituto Nacional de la Mujer.

El suceso más significativo de los últimos años fue la inclusión en la Constitución y en la ley, de la paridad de género en elecciones tanto de legisladores como de ayuntamientos municipales, con el propósito de asegurar la representación de las mujeres en los órganos públicos donde se toman las decisiones que dan rumbo a nuestros municipios y a nuestro país.

La paridad de género será un componente interesante en las entidades federativas que este año renovarán sus gobiernos estatales y municipales. Por primera vez en la historia de México, las candidaturas de mujeres han dejado de ser una excepción para convertirse en una obligación. Su participación será un hecho que cambiará la forma en que se hará política y la manera en que funcionarán las administraciones públicas.

A 100 años de aquellos Congresos feministas, las mujeres participamos activamente tanto en el H. Congreso de la Unión, como en los congresos locales y en los ayuntamientos municipales. Nuestra opinión cuenta y es fundamental para dar rumbo a nuestro país. Ante nosotros, tenemos la oportunidad de dar forma y consolidar una sociedad más igualitaria que se refleje en todos los ámbitos de nuestra vida.
Imprimir
COMENTARIOS



top-add