×
Federico Muller
Federico Muller
ver +

" Comentar Imprimir
19 Mayo 2017 03:00:00
Las negociaciones sobre el TLCAN
Existen especulaciones sobre el futuro del Tratado de Libre Comercio de América del Norte entre Estados Unidos, Canadá, y México. Algunos funcionarios estadunidenses hablan de llevar a cabo dos tratados, uno entre Canadá y Estados Unidos, y otro entre México y Estados Unidos. Así, de un tratado trilateral se pasaría a dos bilaterales, lo que sin duda afectaría a la economía mexicana por las reglas distintas que se fijarían para cada país, que elevarían los costos comerciales y reducirían la competitividad.

La idea en la mente del presidente Donald Trump, y que le lleva a conminar a las partes involucradas en el TLCAN a la renegociación o a la salida de Estados Unidos, es el déficit comercial que tiene con México y que asocia con el bajo crecimiento que tuvo Estados Unidos en 2016, que apenas llegó a 1.6% del PIB. Argumento muy controvertido y cuestionado por analistas y asesores, por supuesto, no miembros del gabinete del Mandatario. Llama la atención que de todos los acuerdos comerciales que tiene México con el resto del mundo, sólo con Estados Unidos tiene un superávit comercial, quizá explicable por la geografía económica, lo que habla de la escasa diversificación de las exportaciones del país.

Barreras comerciales. Estas son consecuencia de la política que emprende un país para proteger de la competencia del exterior a sus sectores productivos e impulsar el mercado interno, aislándose del comercio internacional para tratar de paliar los costos de la globalización. No obstante, investigaciones recientes han mostrado que estas medidas sólo benefician en el corto plazo a determinados sectores económicos, pero en el largo plazo son contraproducentes para la economía en general porque hacen a los trabajadores poco competitivos, disminuyen sus oportunidades de ser agentes económicos exportadores y con ello se incrementan los precios de los productos nacionales en relación con los del mercado externo. La factura que se pasa se reflejará en el nivel de estabilidad de las variables macroeconómicas.

Cambios de opinión. Recientemente se manejó en los medios de comunicación que los presidentes de Canadá y México persuadieron al Mandatario norteamericano para que su país no dejara el acuerdo de comercio trilateral. Pero más allá de las negociaciones políticas entre los ejecutivos, hubo fuertes argumentos económicos que recientemente publicó un diario estadunidense sobre las afectaciones que tendrían varios estados de la Unión Americana con la salida del TLCAN y que votaron a favor de Donald Trump.

Los estados de EU colindantes con México tienen una fuerte vinculación a través del TLCAN, particularmente las armadoras de automóviles. Se estima que anualmente el valor del comercio que cruza la frontera México-Estados Unidos, producto del acuerdo comercial, asciende a 1.3 billones de dólares. El líder de la Cámara de Comercio de Estados Unidos, Thomas Donohue, hizo un llamado al presidente Trump para agilizar la renegociación o modernización del Tratado, y seguirlo manejando de manera trilateral, sin incrementos en aranceles ni nuevas barreras comerciales.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2