×
Rodolfo Naró
Rodolfo Naró
ver +
Rodolfo Naró, nació en Tequila, Jalisco, el 22 de abril de 1967. Es autor de varios libros de poesía, casi todos reunidos en la antología Lo que dejó tu adiós (2016), así como de las novelas El orden infinito (2007), finalista del Premio Planeta Argentina 2006, Cállate niña (2011) y Un corazón para Eva (2017). Twitter: @RNaro

" Comentar Imprimir
30 Marzo 2018 04:00:00
Las razones de Zuzunaga
Los días de asueto nos dan más de una razón para leer. El tiempo adquiere otra constancia y hasta la digestión es distinta. La Ciudad de México se vive diferente. Hace un par de meses salió la nueva novela de Jorge Alberto Gudiño Hernández, Siete Son tus Razones, la segunda entrega del excomandante Cipriano Zuzunaga, personaje creado por Gudiño al puro estilo de Elmer Mendoza y su Zurdo Mendieta o el Belascoarán de Taibo II. Zuzunaga es un policía que tiene por mayor virtud sus propios
claroscuros.

En su anterior entrega, Tus Dos Muertos, Cipriano Zuzunaga después de que capturó a los secuestradores del hijo bastardo del diputado Manrique, el procurador lo premia –además de perdonarle su cuota de extorsiones y mordidas– con otro caso: encontrar al asesino de un importante empresario.

Ha pasado un mes desde que Zuzunaga resolvió el secuestro de Juan Perea y su novia, ahora H y H, sobrinos del empresario asesinado lo contratan casi como investigador privado para resolver el caso de su tío. Todo indica que Néstor Quiñones, un carnicero narcotraficante, es el asesino, aunque al parecer, ya estaba muerto cuando ocurrió el atentado.

En Siete Son tus Razones, Gudiño Hernández nos presenta a un Cipriano Zuzunaga de carne y hueso que se enfrenta a sus propios demonios. Aquel excomandante de Policía que en Tus Dos Muertos agarró a criminales sin escrúpulos y que arriesgó la vida por un amigo o una prostituta, en Siete Son Tus Razones le teme más al juicio de Leslie, su hija; a enfrentar el recuerdo de Sonia, su exmujer; a la mirada de Nat, una adolescente que vive en su casa, madre de una bebé y mujer de quien asesinó a su antigua amante, que a la cólera del procurador o a la persecución de sus enemigos.

Así como Cipriano Zuzunaga se mueve por las calles de la Ciudad de México como un viejo zorro, Gudiño Hernández, quien en 2011 obtuvo el Premio Lipp de Novela, con su segunda novela Con Amor, tu Hija, a la cual le siguieron Instrucciones Para Mudar un Pueblo y Justo Después del Miedo, movió su registro narrativo a la novela negra, con un personaje que Benito Taibo calificó de “escalofriante”. En Siete Son tus Razones, el procurador también lo sabe, por lo que le encomienda un caso difícil: encontrar a un asesino que ya murió.

En Siete Son tus Razones, Jorge Alberto Gudiño entrega la segunda parte de una saga que me atrapó desde la primera página. Con voz potente y narración en segunda persona que no da pie a ambigüedades, Gudiño hace un mapa criminal de nuestra sociedad: el narco, “descabezados, amputados, cocinados en tambos repletos de diésel”. Un mundo perverso que Zuzunaga tratará de humanizar sin notar que hay una trampa al final del camino.

He pasado los días de Semana Santa reflexionando sobre cuáles son mis razones, porque Zuzunaga, al pie de la cama donde la muerte reposa, enumera las suyas, aquellas que lo mantienen con vida. Siete Son tus Ra
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2