×
Querida Abby
Querida Abby
ver +
Jeanne Phillips escribe “Querida Abby”, la columna de consejos más leída en el mundo. Ella es la hija de Pauline Esther Friedman Phillips, quien fundó “Querida Abby” en 1956. En la columna de Diciembre de 2000, la señora Phillips presentoó a Jeanne como co-creadora de Querida Abby. Ambas empezaron a compartir el nombre Abigail Van Buren y las dos fueron fotografiadas en la columna. Jeanne asumió oficialmente el mando de Querida Abby en Agosto de 2002, cuando la familia Phillips anunció que Pauline había sido diagnosticada con la enfermedad de Alzheimer. Jeanne continuó escribiendo bajo el seudónimo de “Abigail Van Buren”. “Querida Abby” es publicada en más de mil 400 periódicos en los Estado Unidos con una combinada circulación de 110 millones. En (el sitio en internet de Querida Abby) la columna reporta entre 5 mil a 10 mil cartas por semana, buscando consejos acerca de una gran variedad de situaciones personales. Jeanne ha aparecido en varios programas de televisión, incluyendo CNN con Larry King en vivo. Muchas prestigiosas organizaciones nacionales la han reconocido por su trabajo y esfuerzo en educar a sus lectores de diferentes temas relacionados con salud, seguridad, y la aceptación de diversidad de culturas.

" Comentar Imprimir
09 Septiembre 2011 04:00:43
Lectores agradecen a Abby
QUERIDA ABBY: Soy una estudiante universitaria de 20 años en Japón que descubrió su columna en una clase. Mi instructor está enamorado de “Querida Abby” y da clases de inglés leyendo en voz alta cartas de la columna, seguido por una discusión de clase.

Esto me ha permitido aprender acerca de la cultura y las costumbres americanas.
Algunas de las situaciones descritas en las cartas han sido una sorpresa para mí, mientras otras son incidentes comunes que también experimentamos en Japón.

Por favor continúe ayudando a los hombres, mujeres y niños con su consejo amable y correcto. EN OKINAWA
QUERIDA H.N.: Me da gusto que goces la columna y la encuentres útil. Aunque hay muchas diferencias en nuestras culturas, también es agradable recordar cuantas cosas tenemos en común.

Su instructor no es el primero ni el único educador que usa Querida Abby como una herramienta de enseñanza. Sigue leyendo:

QUERIDA ABBY: Enseño inglés como segundo idioma a inmigrantes en el sur de California y encuentro su columna útil en mis grupos de conversación. Muchos de mis estudiantes vienen de países con costumbres muy diferentes, y su columna sirve como una maravillosa herramienta para introducirlos a las costumbres americanas. Mientras mis estudiantes tienen problemas similares con relación al sexo, matrimonio, divorcio, hijos, etc., en sus propios países, el manejo de estos temas es muy diferente en América.

Gracias por su columna informativa, estos estudiantes salen de mi clase no sólo con un mejor conocimiento del idioma inglés, sino también un mejor entendimiento de las costumbres en este gran país nuestro. INSTRUCTORA EN LOS ÁNGELES
QUERIDA INSTRUCTORA: Gracias por las palabras amables. Después de leer su carta, me di cuenta que mi columna todavía está haciendo el trabajo para el que fue intencionado hacer, cuando las columnas de consejos fueron inventadas por primera vez.

Una ola de inmigración trajo una inundación de personas a este país de Europa Central. En esos días los inmigrantes estaban decididos a sumergirse en el crisol de la sociedad americana. Las columnas de consejos se originaron en los periódicos para educar a estos recién llegados acerca de que se esperaba de ellos en su nueva tierra natal.

QUERIDA ABBY: Crecí en una casa donde mi padre golpeaba a mi madre y abusó sexualmente de mí, ahora estoy casada y soy madre de dos hermosas hijas. Después de que mi padre murió hace tres años, me enteré que mi madre sabía lo que él me estaba haciendo y no hizo nada para protegerme.

La familia de mi marido dice que debo perdonar y olvidar, y dejar que mis hijas gocen a su abuela. Les dije a mis hijas lo que ella había “permitido”, y ahora no quieren nada que ver con ella. Pienso que una madre debe proteger a sus hijos a toda costa. ¿Estoy equivocada? ¿Tengo derecho a estar enojada con ella?. INDIGNADA EN OMAHA
QUERIDA INDIGNADA: A menos que su madre exprese un profundo arrepentimiento por no protegerla, no veo ninguna razón para alentar una relación con alguien que ignoró el abuso físico y emocional de su hija.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2