×
Juan Latapí
Juan Latapí
ver +

" Comentar Imprimir
09 Septiembre 2018 03:10:00
Les vale
ANTES DE QUE CONCLUYA EL presente año en nuestro país habrán muerto más de 100 mil personas y más de 70 mil sufrirán algún tipo de mutilación debido a la diabetes cuya magnitud ocasionó que, desde 2016, la Secretaría de Salud la haya decretado como emergencia epidemiológica.

ESTA EPIDEMIA CAUSÓ EN 2015 el fallecimiento de más de 98 mil mexicanos y desde entonces es la segunda causa de muerte en este país en el que una de cada diez personas vive con diabetes Y si el año pasado había 12 millones de personas con esta enfermedad, se estima que en los próximos 20 años esta cifra se duplique.

ESTA EPIDEMIA ES UNA REALIDAD que miles de mexicanos padecen y a la que otros tantos se enfrentarán de no prevenir y atender de manera urgente las causas relacionadas con la enfermedad, como lo son el sobrepeso y la obesidad. Sin embargo, este panorama se complica cuando el 25 por ciento de la población mexicana no cuenta con seguridad social, mientras quienes acceden a los servicios de salud pública se enfrentan a que solo hay 2.2 médicos por cada mil habitantes.

ESTA SEMANA LA ASOCIACIÓN CIVIL El Poder del Consumidor dio a conocer el proyecto “Voces de la diabetes en México” en el que se evidencian las deficiencias en la atención y trato a los pacientes y sus familiares en los centros de salud pública, con largos tiempo de espera, falta de personal médico y aparatos para tratar esta enfermedad.

OTRO PROBLEMA AL QUE SE enfrentan los pacientes es la falta de medicamentos y que suele ocasionar un gasto desproporcionado para las familias, incluso hasta alcohol y sueros llegan a faltar. Pero eso sí, gobiernos van y vienen, y prometen que si no hay medicinas, otorgarán vales para adquirirlas; hasta la fecha no han cumplido.

PARECE MENTIRA QUE, CONFORME ESTA epidemia va cobrando mayor cantidad de víctimas, las autoridades permanecen omisas ante la necesidad de impulsar la aplicación y mejora de políticas públicas que respondan a la magnitud del problema de salud pública que se viven en México. Así mismo les ha valido el abastecimiento de medicamentos, glucómetros y tiras reactivas, aparatos funcionales, suficientes médicos en todos los centros de salud, atención médica las 24 horas, mejor trato por parte del personal médico, existencia de médicos especialistas y centros de hemodiálisis públicos cercanos a las comunidades.

ANTE ESTA EPIDEMIA, QUÉ LE cuesta a las autoridades dar prioridad a las medidas necesarias para prevenir el sobrepeso y la obesidad mediante la aplicación de políticas y programas de fomento al consumo de alimentos saludables; qué les cuesta aplicar políticas y programas para desalentar el consumo de productos ultraprocesados, incluyendo refrescos y otras bebidas azucaradas.

QUÉ LES CUESTA CREAR ENTORNOS sociales y urbanos que apoyen la práctica de actividad física diaria; qué les cuesta crear mecanismos para garantizar la asignación de recursos para la atención a la diabetes; qué les cuesta procurar que medicamentos esenciales como la insulina estén disponibles, incluso en el Seguro Popular.

PERO A LAS AUTORIDADES LES vale; tan es así que esta misma semana también se dio a conocer que en el acuerdo de comercio con Estados Unidos se pretende sacrificar la salud de la población, poniendo por encima del derecho a la salud los intereses de las grandes corporaciones de alimentos y bebidas. En un anexo del tratado comercial, promovido por esta industria -con la complicidad de los gobiernos de México y EUA- se establece que ninguno de los países firmantes podrá establecer un etiquetado frontal de advertencia en alimentos y bebidas que permita a los consumidores tener información clara para realizar elecciones más saludables.

Y PARA ACABARLA DE AMOLAR, MIENTRAS a las autoridades les vale nuestra salud, a nosotros también nos vale; y mientras esta epidemia avanza seguimos consumiendo comida chatarra y bebiendo refrescos, con sobrepeso y obesos, y será hasta el día en que nos la diagnostiquen que empezaremos a cambiar esos hábitos alimenticios, pero para entonces será demasiado tarde.

.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
Imprimir
COMENTARIOS



  • 0
5 6 7 8 9 0 1 2