×
Alma Carolina Viggiano
Alma Carolina Viggiano
ver +
La legisladora es originaria de Tepehuacan de Guerrero, Hidalgo, es abogada por la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo y tiene especialidades en las materias civil, procesal civil y mercantil en la Ciudad de México, así como diversos diplomados en la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo y en el Centro de Investigaciones y Docencia Económica (CIDE). Ha sido secretaria general del PRI en Hidalgo y coordinadora estatal de campaña de Miguel Ángel Osorio. Anteriormente ha sido diputada local por el Distrito XV y diputada federal por el 01. Fue la primera mujer en prsidir el Tribunal Superior de Justicia de Hidalgo; fue integrante fundadora del Consejo de la Judicatura del Poder Judicial. Fue coordinadora estatal de la Comisión Interinstitucional para el Nuevo Sistema de Justicia Penal en Hidalgo; secretaria de Planeación y Desarrollo Regional y secretaria de Desarrollo Social en la misma entidad. Escribir a: [email protected]

" Comentar Imprimir
26 Octubre 2015 03:10:52
Ley de Ingresos
“El precio es lo que pagas. El valor es lo que recibes”. Warren Buffett

Durante la madrugada del pasado 20 de octubre, los diputados y las diputadas aprobamos la Ley de Ingresos de la Federación para el ejercicio fiscal 2016, que contiene la estimación de los ingresos que el Estado recibirá para gastarlo en obras públicas, programas sociales, servicios públicos, entre otros conceptos, para beneficio de todos los mexicanos.

Esta Ley marca la pauta para el futuro de la economía del país y es el instrumento mediante el cual los legisladores tenemos la responsabilidad de asegurar la estabilidad financiera y propiciar el crecimiento económico. Por ello, hemos aprobado algunas medidas que beneficiarán a los sectores más débiles, es decir, a quienes menos tienen, para que sean ellos quienes accedan a más oportunidades de desarrollo.

Al respecto, debe destacarse que la aprobación de esta ley implica que alrededor del 85% de los productores del campo disfrutarán en el 2016 de la exención del Impuesto Sobre la Renta. Durante años, el sector agropecuario ha sido de los menos favorecidos en la miscelánea fiscal, sin embargo, es uno de los sectores más importantes, ya que de su producción depende que México aspire a ser autosuficiente para satisfacer las necesidades de alimentación de la población, además de que favorece a la industria al proveer de suficientes materias primas y reduce la necesidad de importarlas.

De igual manera, se ha previsto que las pequeñas y medianas empresas (Pymes) sean beneficiadas con la exención del pago del IVA y el Impuesto Especial sobre Productos y Servicios cuando sus ingresos no superen los 250 mil pesos anuales. Esto en virtud de que, como lo señala el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, en México existen aproximadamente 4 millones 15 mil unidades empresariales, de las cuales 99.8% son Pymes que generan 52% del Producto Interno Bruto (PIB) y 72% del empleo en el país.

En consonancia, se ha propuesto que el Servicio de Administración Tributaria (SAT) comparta información de las Pymes a instituciones de crédito para demostrar su historial crediticio y que esto les facilite el acceso a créditos que harán crecer su negocio.

Asimismo, el fomento del uso de la facturación electrónica permitirá una mayor recaudación a cambio de estímulos fiscales. Éstas y otras medidas hacen posible que la expectativa de crecimiento para el 2016 sea del 2.6 al 3.6% y que la inflación no supere el 3 por ciento. Cabe hacer mención que dado el entorno financiero mundial, entre los países emergentes sólo México ha tenido crecimiento económico, aun insuficiente pero con estabilidad que en estas circunstancias lo es todo.

Por otro lado, logramos aumentar el monto de los ingresos en 17 mil millones de pesos en relación con la propuesta inicial del Presidente de la República, ello como consecuencia del ajuste en la estimación promedio del dólar que pasó de 15.90 pesos a 16.40, diferencia no prevista originalmente en los ingresos del Gobierno Federal.

El siguiente paso corresponde darlo al Senado de la República, quien ya tiene en sus manos el documento aprobado por los legisladores que integramos la Cámara de Diputados. No obstante, estoy convencida que los cambios que pudieran derivar serán para ampliar los beneficios y estímulos, no para limitarlos.

Ahora toca el análisis y aprobación del Presupuesto de Egresos de la Federación para decidir en qué se gastará lo que el país ingrese. El margen es limitado, por ello celebramos que el Gobierno de la República haya decidido que el ajuste se dé en sus gastos de operación, por tal motivo, la Cámara de Diputados también se ajustará el cinturón en congruencia con esta circunstancia.
Imprimir
COMENTARIOS



top-add