×
Gerardo Alberto Moreno
Gerardo Alberto Moreno
ver +

" Comentar Imprimir
24 Mayo 2018 04:00:00
Libertad de expresión, el debate presidencial
Según la teoría, la democracia representativa moderna, entendida a gran escala, debe contar con una serie de instituciones políticas, dentro de las que destacan: cargos púbicos electos; elecciones libres, imparciales y frecuentes; libertad de expresión; fuentes alternativas de información; autonomía de las asociaciones y ciudadanía inclusiva.

Por lo anterior, y atendiendo a la realización del segundo debate de la elección de presidente de la República, hablaremos un poco sobre la libertad de expresión en nuestro sistema democrático, así como de las fuentes alternativas de información y la manera en que impactan este par de instituciones políticas dentro de nuestro sistema.

El derecho fundamental de la libertad de expresión debe entenderse, sí como una de las instituciones políticas que todo régimen democrático debe contar, pero también debe ser considerada como piedra fundamental sobre la que están cimentados los sistemas democráticos y, por tanto, a su vez, estrechamente ligada a las fuentes alternativas de información, situación que en la opinión del que escribe, ambas existen y conviven en nuestro sistema democrático y de derecho.

Por mandato legal, el INE está obligado a llevar a cabo la organización de debates entre los candidatos y candidatas que aspiren a la Presidencia de la República, situación que permite que la ciudadanía cuente con espacios de acceso y discusión de las distintas ideas, propuestas y plataformas electorales que postulan los candidatos a ocupar el Poder Ejecutivo de nuestro país, ya que es importante recordar que estas ideas, propuestas y plataformas, una vez que exista un ganador de la elección, y, por tanto, se convierta en titular del Poder Ejecutivo de nuestro país, todas pasarán a ser el programa político y de gobierno del presidente en turno.

Es por esto que este tipo de ejercicios, como lo fue el primer debate y ahora el segundo, no sólo deben remitirse a ser organizados y llevados a cabo, sino que deben llegar al mayor número de ciudadanos, para que a su vez estos lo vean y escuchen, todo ello evidentemente al amparo del derecho fundamental de la libertad de expresión, sin dejar de lado que el ejercicio de este derecho cuenta con una doble vertiente, es decir, tiene una parte interior y otra exterior, lo que permite, respectivamente, escribir y manifestar ideas, verbal o escrita, o bien, contar con la posibilidad de que alguien decida leerlas, escucharlas, investigarlas o incluso no hacerlo.

Aunado a este ejercicio de libertad de expresión, contamos con otra de las instituciones políticas que debe tener un régimen democrático moderno, como las fuentes alternativas de la información, que, además, en la presente era digital no es posible imaginar el desarrollo de las campañas políticas o el propio ejercicio de los debates presidenciales o de cualquier otro tipo de elección sin el uso e inmediatez de las redes sociales, toda vez que permite que millones de ciudadanos puedan tener acceso a este tipo de contenido, garantizándose, en una parte, un verdadero acceso al uso de la libertad de expresión.

Por lo anterior, desde este espacio universitario exhortamos a la ciudadanía a que revise y vea toda la información que se encuentra ahí, ya sea por radio, televisión, redes sociales e internet, para que de esta manera construyamos una ciudadanía más responsable sobre el acontecer político, que a la postre permita emitir nuestro sufragio de manera informada.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2