×
Sergio Sarmiento
Sergio Sarmiento
ver +
Empezó su carrera profesional en la revista Siempre! a los 17 años, cuando era todavía estudiante de preparatoria. Obtuvo la licenciatura en filosofía con honores de la Universidad York de Toronto, Canadá. A los 22 años entró a trabajar como redactor en Encyclopaedia Británica Publishers, Inc. y dos años más tarde fue nombrado director editorial de las obras en español de la empresa.

" Comentar Imprimir
30 Marzo 2017 04:00:00
Libros en Arequipa
Mario Vargas Llosa festejó sus 80 años en Madrid, pero ha optado por celebrar los 81 en Arequipa, la Ciudad Blanca del sur del Perú en la que nació y que dejó al año de edad, pero de la que nunca se ha alejado anímicamente. Arequipa era la ciudad de los Llosa, su familia materna, la parte cálida de su historia familiar, que contrastaba con la frialdad y hasta el abuso de su padre, Ernesto Vargas.

A la biblioteca en Arequipa que lleva su nombre, y que ya tenía miles de libros suyos, Vargas Llosa donó oficialmente este 28 de marzo, el día de su cumpleaños, cuando menos 5 mil volúmenes más. El total de libros en la biblioteca alcanza ya “unos 15 mil”, ni el mismo Vargas Llosa sabe. Pero “aún queda otra mitad, y los libros que vaya adquiriendo en el tiempo que me quede vivir, que espero sea largo”.

Regalar libros no es fácil para alguien que dice que aprender a leer fue la experiencia más importante de su vida, pero entiendo que no hay casa que pueda albergar este cúmulo de volúmenes. Examinando los que se encuentran en dos salas que visito encuentro innumerables volúmenes de Octavio Paz, Pablo Neruda, José María Arguedas, Ezra Pound y muchos otros autores. En un mundo en el que parecería que los libros impresos se acaban, la biblioteca personal de Vargas Llosa es un tesoro incalculable.

En la tarde visito la Casa Museo Vargas Llosa, unos 20 minutos andando de la biblioteca. El museo se ubica en la antigua casa familiar de los Llosa, una vivienda que su abuelo alquilaba. No sólo incluye objetos familiares, sino también proyecciones audiovisuales, como videos y hologramas, que representan fragmentos de la vida y las obras de Vargas Llosa. Un holograma, por ejemplo, ofrece una discusión del autor con varios de sus personajes. Se requieren cuando menos dos horas para visitar este fascinante museo.

Me asombra el inacabable vigor de Vargas Llosa. El día de su cumpleaños tiene la donación de los libros, participa en una abundante comida en una picantería (un restaurante de comida tradicional) y en la noche acude a una representación teatral de fragmentos de sus novelas. Conversa, ríe, discute, come y bebe con sus anfitriones de Arequipa y con un grupo de amigos invitados al festejo y al foro político que el 29 de marzo organiza su Fundación Internacional para la Libertad.

A lo largo del viaje he leído Travesuras de la niña mala, la novela de 2006 que no abordé en su momento y que hoy se convierte en magnífica compañera. Ricardo Somocurcio, el narrador, es un hombre cuya ilusión es vivir en París, cosa que logra al hacerse traductor en la Unesco, y que desde adolescente se enamora perdidamente de una chica ambiciosa que a través de engaños y falsas personalidades marca su vida en una serie de encuentros amorosos. Lily, Arlette o como se llame la niña mala, puede volver loco a cualquiera.

Vargas Llosa también ha sido un ser cambiante. El intelectual que respaldó las ideas de izquierda en su juventud, rompió abiertamente con el régimen cubano por sus prácticas autoritarias y hoy es un férreo defensor de las ideas liberales. Es también un hombre que toma decisiones que asombran, como la de acabar con su matrimonio de 50 años con su prima Patricia Llosa. La prensa de Perú se enfoca en esta visita tanto en sus acciones y su obra como en su nueva pareja Isabel Preysler. Vargas Llosa no hace caso. La libertad personal es, a fin de cuentas, tan importante como las otras libertades que persigue.

Separación

El Gobierno del Reino Unido ha sometido formalmente su petición de separación de la Unión Europea. Es un momento triste que acabará con la libertad de los jóvenes europeos de trabajar en el Reino Unido y de los británicos de hacerlo en Europa.
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5 6