×
Gabriel Martínez García
Gabriel Martínez García
ver +
Editor de la sección de Negocios de Periódico Zócalo Saltillo

" Comentar Imprimir
01 Agosto 2016 03:00:47
Liderazgos empresariales, a trascender
El tema detonado por Zócalo Saltillo la semana anterior, sobre el desorden y la anarquía en el crecimiento de la mancha urbana de Saltillo y la Región Sureste de Coahuila, generó diversas reacciones sobre todo de líderes de cámaras y organismos empresariales.

Y es que, como ya lo habíamos señalado en este espacio, nadie regula y nadie señala cuáles son las zonas habitacionales, educativas, comerciales, hospitalarias, y cuáles son para industria ligera, mediana o pesada, así como cuáles son para áreas deportivas y recreativas, por eso hoy vemos que la zona conurbada creció al ahí se va.

Y la pregunta sería: si hay leyes y reglas para normar y regular ese crecimiento, ¿por qué la autoridad permitió que todo creciera al ahí se va? Con fraccionamientos al lado de industrias, industrias entre colonias y desarrollos habitacionales casi a media sierra, porque son los propios gobernantes los primeros en violar y no acatar esas reglas.

Basta con decirles que el Municipio fue y compró unos terrenos para construir el Biblioparque Poniente en las faldas del Cerro del Pueblo, por la salida a Torreón, lo que obligaría a las familias de los sectores cercanos a cruzar uno y hasta dos bulevares de muy alto tráfico vehicular para poder ir a jugar y divertirse en esos espacios.

Y en lo que toca al Estado, sólo comentaría que ya había anunciado y puesto la primera piedra de un crematorio a bajo costo para gente de escasos recursos, a un costado de una gasera por el rumbo de Fundadores, operación que ahora sí construirá a un costado de la Canacintra, en bodegas de los antiguos Almacenes Nacionales de Depósito.

Pero nunca hicieron caso ni al Plan 20-25 ni a la Ley de Asentamientos Urbanos, ni a tantos otros planes y proyectos con visión de futuro. Y no podemos dejar de señalar que no se dejó un derecho de vía para construir en un futuro un sistema metro de transporte o un tren ligero, por si alguna vez en el futuro llegamos a pagar la deuda y a tener la capacidad de construir un sistema de ese tipo.

Bueno, aunque no se va a desbaratar lo que ya está hecho, creo que es momento de que todos esos líderes empresariales que han salido a opinar sobre el tema, lo pongan en las mesas de sus cámaras y organismos para empezar a presionar a las autoridades a tomar una ruta que se respete y nos permita contar en el futuro con una zona mucho más habitable, ordenada y sustentable, y en ese sentido creo que están ante una gran oportunidad de trascender y de hacer algo de mucho beneficio para la comunidad: planear el crecimiento a futuro.

Nos leemos la próxima semana.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2