×
Gerardo Hernández
Gerardo Hernández
ver +

" Comentar Imprimir
09 Julio 2019 04:03:00
Línea directa con AMLO
Los laguneros atribuyen el rezago de su región al favoritismo de los gobiernos de Coahuila y Durango hacia las capitales. Con ese antecedente, Andrés Manuel López Obrador abrió las puertas del Palacio Nacional a la cúpula empresarial de la Comarca Lagunera el 12 de junio para instalar el Consejo Regional de Fomento a la Inversión, el Empleo y el Crecimiento Económico. Es el único orientado a una zona específica, pues la cobertura de los 32 restantes será estatal. El órgano colegiado nacional lo encabeza Alfonso Romo, jefe de la Oficina de la Presidencia.

Los gobernadores de Coahuila, Miguel Ángel Riquelme (PRI), y de Durango, José Rosas Aispuro (PAN), no fueron convocados; tampoco los delegados federales Reyes Flores y Enrique Novelo. Por espacio de dos horas, AMLO, Romo y una treintena de empresarios intercambiaron información y puntos de vista. “El Presidente estuvo muy atento; conoce los problemas, ofreció respaldar a La Laguna y recibió propuestas para desarrollar el sureste”, dijo uno de los asistentes.

El Consejo Regional de Fomento, cuya cabeza es Eduardo Tricio, presidente del Grupo Lala, surgió del Grupo Laguna, formado hace varios años por Roberto Villarreal. Los empresarios sostuvieron reuniones previas con Romo en Monterrey y Ciudad de México. En la junta con AMLO, los temas predominantes fueron: bienestar económico, seguridad, agua y equidad social. Sin duda los más sensibles en una región donde el abatimiento del acuífero provoca problemas de salud (hidroarsenicismo). Durante el moreirato, la violencia colocó a la metrópoli lagunera entre las más peligrosas del mundo. El fenómeno ahuyentó inversiones nacionales y extranjeras, frenó la generación de empleos y expulsó talento y mano de obra calificada a otras regiones.

El 25 de marzo, en Tabasco, donde presidió la ceremonia por los 500 años de la Batalla de Centla, AMLO puso en jaque a La Laguna y desató la tormenta: “Ya no se puede seguir produciendo leche en las zonas desérticas, donde no hay agua. ¿Qué es la leche? Fundamentalmente, agua. Imagínense estar produciendo leche en La Laguna; por eso se están contaminando los mantos acuíferos (…) con problemas ya hasta de arsénico, porque no hay agua, y nosotros tenemos aquí el Usumacinta y tenemos la vocación productiva”.

Además de la refinería en Dos Bocas y del Tren Maya, el Presidente promueve inversiones en estados secularmente abandonados. Por lo tanto, ofreció a sus paisanos “impulsar mucho todo lo que es la ganadería lechera; vamos a producir aquí, en Los Ríos, la leche que ahora se está importando (…) se va a producir en esta región del país, Chiapas y Tabasco”. La reacción en La Laguna fue inmediata. Productores y autoridades defendieron la cuenca. Para calmar los ánimos, el superdelegado del Gobierno federal, Reyes Flores Hurtado, matizó: “El Presidente solo pone como ejemplo una región en la que ha habido sobreexplotación del manto (freático), pero no advierte que se va a detener la actividad, (…) sino que solo se puede fortalecer otra área del país en la que se tienen ventajas climáticas favorables para producir leche sin problemas de disponibilidad” (El Diario, 27-03-19).

El gobernador Riquelme refutó en el mismo medio a Reyes y llevó el debate a otro plano: “no puede insultar la inteligencia de los coahuilenses respecto a las intenciones del Presidente de la República en torno a la cuenca lechera. Esa ocurrencia del Gobierno federal pone en riesgo más de 100 mil empleos en la industria agroalimentaria de La Laguna”.
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5