×
Héctor Horacio Dávila
Héctor Horacio Dávila
ver +

" Comentar Imprimir
27 Diciembre 2017 04:07:00
Llegó 2018: ¿qué nos espera?
A 2018 se le llamará el año de Hidalgo o el año de la soledad del Presidente en turno y según lo que sabemos es el más peligroso de cada sexenio, ya que al momento de nombrar al sucesor pues todos van en busca de su benevolencia y su aceptación, a fin de seguir pegado a la ubre del erario. Es un año en el que los que están ya no quieren correr riesgos ni tomar decisiones porque se van y los que van a llegar todavía no pueden tomar decisiones.

Enrique Peña Nieto tomó la decisión de que el dólar fuera variable y que recibiera el impacto de todos los indicadores, como la caída del precio del crudo, que venía de 120 dólares el barril en febrero de 2016 para luego pasar a 25 dólares y el mundo se vino encima, y ese tan mencionado crecimiento que íbamos a tener de 5% anual nunca llegó, en ninguno de los años que estuvo al frente y menos ahora en 2018.

Siempre ha hablado de que México tiene que ser un país desarrollado porque nos hemos quedado en la trampa de la clase media y cada año se suman más pobres en nuestro México querido. La clave son seis cosas sencillas: sistema educativo que funcione; proyectos transexenales (infraestructura general para México); presupuesto cero; inversión en innovación y desarrollo; simplificación tributaria y seguridad y certidumbre jurídica.

Creo que si el nuevo Gobierno que comience en 2019 lleva como bandera estos cambios realmente podríamos ser un país en vías de desarrollo, ya que se esfumó la riqueza petrolera nacional y el peso fue el primero en tener una caída de 52% de 2012 a 2017 y esto no acaba aún, pues probablemente nos vayamos hasta 60% de depreciación en seis años, ya que el precio del dólar, que se recibió en 12.50 pesos, puede llegar a más de 20 pesos. En conclusión, los mexicanos nos hicimos más pobres.

El próximo año, en cuyo primer semestre no van a aumentar las tarifas eléctricas ni la gasolina, ni habrá nuevos impuestos, el país va a ser maravilloso y todo porque el 1 de julio tendremos votaciones. El Presidente tuvo la oportunidad de pasar a la historia por todas las reformas que se sacaron adelante, gracias también a los partidos de oposición que tuvieron la madurez política de apoyarlas, pero ni así pudo pasar como el gran reformador de México después de lo que hizo Salinas de Gortari. ¿Y saben por qué? Porque le apostó a que el precio del petróleo se mantuviera en 120 dólares el barril y dejó endeudado a México, pues la deuda pública representa ya casi 50% del PIB nacional y esto es peligroso, pues pone en duda la maniobrabilidad para las futuras generaciones.

Todos queremos que nos vaya bien en 2018. Siempre tenemos la esperanza en un nuevo año y a veces ponemos nuestro mejor empeño para que esto cambie, pero el Gobierno no ayuda a que tengamos las condiciones para un crecimiento general y personal, por eso es importante que en 2018 se fijen muy bien, mis queridos seis lectores, por quién van a votar, porque de esto depende la economía y la estabilidad de su familia y sus negocios, y sobre todo de nuestro país. ¿Ustedes qué opinan?+
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2