×
El Marques
El Marques
ver +
Columnista Político Puedes escribirle a: [email protected] También manda tus comentarios a: twitter @_palaciorosa

" Comentar Imprimir
04 Noviembre 2018 04:10:00
Lo desairan
Irá en caballo de hacienda y traerá todas las canicas en la bolsa, pero Jesús de León Tello no reunió este sábado a todos los liderazgos estatales del PAN que, según esto, lo acompañarían a registrarse como candidato a la dirigencia estatal.

Salvo por Guillermo Anaya, a quien los propios panistas critican por acumular derrotas –dos para gobernador y una para senador– y algunos legisladores y regidores de Torreón, aquello habría resultado desolador.

El caso es que De León Tello fue el primero en tocar la campana y en entregar sus documentos para competir por el cargo. Estuvieron con él, entre otros, la diputada Silvia Garza, quien con ello se desmarcó de su paisano, el alcalde de Monclova, Alfredo Paredes, cuyo gallo es el fronterense Mario Dávila Delgado, quien se registra este domingo. Como lo anticipamos, también hoy hará lo propio el empresario
saltillense Miguel Wheelock.

Aguado no va

Las apuestas están doble a sencillo a favor de la teoría de que el diputado local Gerardo Aguado Gómez no irá a la contienda interna del PAN para elegir presidente del Comité Directivo Estatal. El plazo de registro vence este domingo y ni señas del legislador.

“Quillo”, como lo conocen en el PAN, amarrado a la corriente que aún desde Morena controla el ex “Niño Azul”, también conocido como Luis Fernando Salazar Fernández, habría medido pros y contras, y como, según esto, no vio condiciones de triunfo, optó por la retirada para no exponer su imagen y la de su grupo.

El asunto no para ahí. Hay quienes dan por hecho que Aguado seguirá los pasos de su líder político y de un momento a otro dejará las filas del PAN.

Toman distancia

Los diputados locales Fernando Izaguirre, Blanca Eppen, María Eugenia Cázares, Juan Carlos Guerra y Gabriela Garza no se han asomado mucho por el comité estatal del PAN. Da la impresión de que no se quieren equivocar y van a tomar partido hasta que haya candidatos con registro, lo cual ocurrirá formalmente a partir del lunes.

Juan Antonio García Villa le echa porras a Gerardo Aguado, aspirante fallido, y a Marcelo Torres la dirigencia nacional del partido le impide tomar partido, al menos abiertamente. La legisladora Rosa Nilda González Noriega va con Jesús de León y este sábado lo acompañó al evento de registro.

Siempre los mismos

Que en Unidad Democrática están como los partidos políticos de siempre. Los cargos se reparten entre la cúpula y dejan fuera a los militantes de a pie. El diputado local Emilio de Hoyos se convirtió este sábado en el nuevo titular de la dirigencia estatal; releva a Brígido Moreno Hernández, quien acumuló millas con más de una década en esa posición, luego de suplir al exalcalde y ahora diputado federal por el PAN, Lenin Pérez Rivera.

De Hoyos, coordinador de la fracción parlamentaria de UDC en el Palacio de Coss, presentó sus documentos ante el titular de la Comisión del Proceso Interno, Roberto Villa, exregidor en Saltillo y otro de los eternos beneficiados por la cúpula udecista. De más está decir, nos comentan militantes, que la renovación de la dirigencia es pantomima, pues la decisión se tomó desde arriba, como siempre. Nada distinto al resto de los partidos.

Qué arriesgados

Por cierto, la también diputada
Zulmma Guerrero fue designada como nueva secretaria general de UDC, por ahora el único partido con registro estatal. En UDC había dudas respecto a ese nombramiento, pues la nueva dirigente es esposa del exalcalde de Sabinas, Lenin Flores Lucio, quien, según la Fiscalía Anticorrupción, tiene un pie en la cárcel por cargos de peculado. Imagínense la chamuscada.

Una tras otra

La que sigue evidenciando su obsesión por apropiarse de las buenas ideas de los saltillenses es Lourdes Naranjo, esposa del “cornudo político”, como conocen en casa al exalcalde Isidro López Villarreal. Ahora, la mandamás en la anterior Administración municipal tuvo la puntada de adjudicarse en su cuenta de Facebook el altar de muertos instalado en el barrio de Santa Anita como idea suya. Para su mala suerte, la verdadera creadora del proyecto vio la publicación y le recordó que el altar fue a propuesta de los saltillenses, no de la anterior Administración municipal.

Qué oso, dicen los malpensados, para la cuenta de doña Lulú, quien demuestra su frustración al no haber hecho nada mientras estuvo al frente de la Presidencia Municipal, ya que es de todos conocido que era ella y no su esposo quien en realidad llevaba las riendas del Gobierno.

Con sombrero ajeno

El que se la pasa saludando con sombrero ajeno es el diputado local Juan Carlos Guerra, quien se adjudicó una propuesta presentada por la bancada del Partido Revolucionario Institucional en la pasada Legislatura para que las familias que tengan un pequeño negocio cambien la tarifa de agua potable, y en general los servicios de la paramunicipal Aguas de Saltillo, de comercial a doméstica.

La normativa, nos comentan, había sido aprobada y la única novedad en la actual Legislatura fue difundirla, lo cual es muy distinto a lo que hace el legislador del Partido Acción Nacional, al pretender apropiársela. Está claro que pretende llevar agua a su molino.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2