×
Dan T
Dan T
ver +
[email protected]

" Comentar Imprimir
27 Marzo 2018 04:00:00
Los 3 (candidatos) chiflados
Entra una mujer a la tienda de productos químicos y le dice al encargado:

–Deme, por favor, un litro del veneno más potente que tenga. Arsénico, si se puede.

–Disculpe señora, pero por debido a las regulaciones de sanidad debo preguntarle para qué lo va a usar, ya que su manejo es sumamente delicado.

–LA VERDAD, Lo voy a usar para matar a mi marido.

–¡Señora! ¿Pero cómo dice eso? ¿Está usted loca? No le puedo vender bajo ninguna circunstancia el veneno para que cometa un homicidio.

–Es que descubrí que me engaña.

–Lo siento, señora, pero no se lo puedo vender.

–Con quien se está acostando es con tu esposa.

–¿Quiere que se lo ponga en botella de plástico o de vidrio?

Hay un viejo refrán que dice: el enemigo de mi enemigo es mi amigo. Y eso es justamente lo que estamos viendo en estas elecciones con los ataques del PRI contra Ricardo Anaya y que sólo han beneficiado a Andrés Manuel López Obrador. La lógica –ni tan lógica– de los estrategas de José Antonio Meade era que al golpear al candidato del Frente PAN-PRD-MC, quien subiría de manera automática sería el del PRI. Nombre, unos genios. Se parecen a esas películas de Los 3 Chiflados en las que Curly quiere pegarle una cachetada a Larry, pero este se agacha y al que le rompen el hocico es a Moe y entonces este se quiere desquitar de Curly dándole con una pala en la cabeza, pero termina clavándosela en el ojo a Larry; y entonces Meade acusa de lavado a Anaya, pero en lugar de darle, los dos se caen al sótano de las preferencias electorales.

Y es que las cosas no le salieron a los priistas: según la mayoría de las encuestas, el show tricolor contra Anaya por el supuesto lavado de dinero sí le quitó puntos al panista... pero no se los dio al priista. El ganón fue, para variar, AMLO que como pateando un bote pretende irse despacito y sin hacer mucho escándalo los próximos 95 días hasta llegar a las elecciones.

A veces pienso que si López Obrador gana, al primero que tendrá que agradecerle será a Enrique Peña Nieto.

DE LOCURA

El doctor, muy preocupado, le llama a la esposa de su paciente y le advierte del peligro:

–Perdimos los análisis de su esposo. Sabemos que salió positivo, pero no sabemos si fue locura o sífilis.

–¿Y qué me sugiere hacer, doctor?

–Llévelo al bosque y ahí déjelo. Si regresa a la casa... ¡no se acueste con él!

A veces creo que el señor al que le hicieron los análisis era Donald Trump, pues uno ya no sabe si está loco o simplemente tiene carcomido el cerebro por sifilítico, ya que cada semana logra superar que el escándalo de la semana anterior que, por cierto, parecía insuperable. Ahora el hombre más poderoso del mundo está siendo sometido por ¡una actriz porno! El propio Trump siempre ha negado haber tenido sexo con Stormy Daniels, pese a que le pagó 130 mil dólares por guardar silencio sobre su noche de pasión (en realidad sólo duró como 3 minutos). Inclusive, sus abogados le hicieron firmar a la señora un “acuerdo de confidencialidad”, que es un contrato para que no cuente si es cierto que las manos pequeñas de Trump son un reflejo de todo lo demás. La porno star quiere que un juzgado deseche ese acuerdo de confidencialidad porque, ¡oh, Dios!, a Donald Trump se le olvidó firmarlo, con todo y que utilizó un nombre falso en el mismo. ¿Por qué querría alguien hablar de algo tan desagradable como haberse echado al plato a Trump? Pues porque seguramente la encueratriz podrá conseguir un millonario contrato para escribir un libro, hacer una película y hasta una porno. Será el acostón más rico que jamás haya tenido una mujer.

¡Nos vemos el jueves!
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2