×
Héctor Reyes
Héctor Reyes
ver +

" Comentar Imprimir
27 Julio 2018 04:00:00
Los bomberos de Saltillo
El cuerpo de bomberos de Saltillo cumplió este año 36 años de servicio en la Región Sureste. En 1980, los miembros del Club Sertoma de Saltillo, encabezados por Héctor González Meléndez, hacen portavoz de la inquietud ciudadana dada la carencia de un servicio de atención de emergencias, proponen al entonces presidente municipal, Enrique Martínez y Martínez, la creación de un cuerpo de bomberos.

El servicio de bomberos se había venido prestando por la acción solidaria de los cuerpos de bomberos patrocinados por las empresas Harvester de México (hoy John Deere) y el Grupo Industrial Saltillo. Martínez propuso entonces al Cabildo la integración de una Unidad de Prevención y Control de Siniestros, que fue constituida tomando en cuenta las características más relevantes de los servicios de bomberos prestados en México, EU y Francia.

Fue el 29 de diciembre de 1981 cuando se puso en marcha la primera estación de bomberos de Saltillo, ubicada en el bulevar Isidro López Zertuche, en la colonia Río Bravo, siendo el primer jefe de Bomberos el comandante Alberto Madrigal Uribe, quien con un primer grupo de 27 voluntarios, entre bomberos y paramédicos, inició esta interesante aventura que a la fecha no ha parado de trabajar y servir a la Región Sureste.

El interés por regionalizar el servicio de bomberos llevó a proponer y apoyar el establecimiento de una estación de bomberos en Ramos Arizpe, a apoyar el esfuerzo de la sociedad civil y las autoridades de Parras y ahora en Arteaga, donde ya se cuenta con una estación de bomberos habilitada en su totalidad por este patronato.

Además, se participa en la coordinación de brigadas para incendios forestales, participando activamente en el combate de los mismos en la sierra de Arteaga. Los camiones, ambulancias y bomberos han acudido a los rincones más alejados de Arteaga y General Cepeda a brindar el servicio requerido.

Entre otras ayudas, el cuerpo y Patronato de Bomberos han apoyado a distintos municipios de la entidad, ejemplo de esto ha sido la donación de un carro bomba a los municipios de San Pedro y Nadadores.

También se apoyó al municipio de Parras de la Fuente para la adquisición de un camión de bomberos American Le France y de igual forma, una vez concluida la construcción de la estación de bomberos de Arteaga, se les dotó con una unidad de primera respuesta.

En 1981 había nada más dos camiones de bomberos, una ambulancia, una cisterna y siete equipos de protección personal, entonces se tenían que rolar con toda la gente; ahora cada bombero tiene su equipo personal, se tiene acceso a distinta tecnología con el fin de poder trabajar en incendios, rescates y todo lo que pueda estar relacionado con alguna emergencia.

Un dato curioso: el Día del Bombero se celebra en fechas diferentes en todo el mundo, en homenaje a quienes trabajan en la lucha contra el fuego. En México, se celebra el 22 de agosto, fecha en la que se creó el primer cuerpo de bomberos, en el puerto de Veracruz, en 1873.

En la actualidad, la mayoría de los cuerpos de bomberos pertenecen al servicio público y una minoría al sector privado.

Además de su actividad principal, que es combatir el fuego, se dedican a la atención de incidentes con materiales peligrosos, manejo y control de derrames y desastres químicos, salvamento de personas, rescate en montaña, trabajos de altura y rescate en accidentes de tráfico, entre otras.

Las administraciones municipales cumplen con su objetivo de apoyar y destinar recursos a esta noble labor. La actual Administración hace su trabajo bien, lo cual alienta al cuerpo de bomberos a demostrar la capacidad y fuerza de voluntad para seguir formando parte de esta corporación, ya que en cada emergencia e incidente se entregan en cuerpo y alma para poder garantizar la seguridad de la ciudadanía en algún siniestro.

El actual patronato viene trabajando de manera muy participativa con los distintos niveles de gobierno y además son muy activos en la realización de eventos para poder tener más recursos y solventar distintos costos que se tienen. Ehorabuena por tan excelente labor.

PUNTO Y PARTE

En esta semana que culmina tuve la oportunidad de celebrar un año más de vida. Siempre el cumplir años es una buena oportunidad para hacer un alto en el camino y pensar en lo bueno y malo que hemos hecho en este viaje llamado vida.

Para un servidor, el 2018 ha sido un año muy movido, cambios de trabajo, viajes, campañas políticas y demás; no me arrepiento de lo hecho, cada experiencia es un aprendizaje, cada trabajo enriquece cada vez más.

Gracias a todos y cada uno de quienes tuvieron un momento para mandar un mensaje o realizar una llamada, ahí es donde uno se da cuenta de la calidad de personas que va uno conociendo a lo largo de este viaje.

Que vengan muchos años más, con salud, principalmente, para ver crecer a mis hijos, Isabella y Héctor, para guiarlos y que sean personas de bien, es lo único que le pido a Dios. Ánimo. ¡Buen fin de semana!
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2