×
Salvador García Soto
Salvador García Soto
ver +
Salvador García Soto es periodista. Nació en Guadalajara Jalisco, donde cursó la licenciatura en Ciencias y Técnicas de la Comunicación en la Universidad del Valle de Atemajac. En Guadalajara colaboró en varios medios locales y en oficinas de los gobiernos estatal y federal. Fue reportero de la fuente política en El Heraldo de México y en el diario La Crónica de Hoy. Desde 1998 escribe la columna política Serpientes y Escaleras que se ha publicado en los periódicos La Crónica, El Independiente y actualmente en el Universal Gráfico. Fue director general de Crónica y ha colaborado en revistas como Vértigo y Cambio. Durante dos años fue conductor del programa Cambio y Poder que se transmite por Cadena Raza y desde noviembre 2003 colabora en W Radio como comentarista del noticiario Hoy por Hoy tercera emisión y en el programa El Weso.

" Comentar Imprimir
28 Febrero 2017 04:00:00
Los Calderón se juegan su resto
Dos hechos hicieron que el matrimonio Calderón decidiera apretar el paso en su carrera por la Presidencia. Y los dos tienen que ver con el crecimiento de los principales contrincantes de Margarita Zavala dentro y fuera del PAN. Por un lado el despegue de Andrés Manuel López Obrador en las encuestas, que aumentó hasta en 10 puntos la ventaja del tabasqueño sobre la señora Zavala, y por el otro el crecimiento de Ricardo Anaya que en algunos sondeos ya alcanza y hasta rebasa a Margarita en la competencia interna por la candidatura panista al 2018.

A eso obedece el relanzamiento de Margarita que, con nueva imagen que incluyó cambio de peinado, maquillaje y vestuario (sin renunciar al característico reboso) busca reposicionar su candidatura con una estrategia abierta de “pareja presidencial”. La señora Zavala ya no reniega ni oculta el apoyo de su esposo Felipe Calderón –por lo demás siempre detrás de su proyecto– y ahora intenta convertirlo en un activo de su campaña al presentarlo como un “expresidente querido y aceptado por los mexicanos”.

Así se explica que la aspirante panista se comparara a ella y a su esposo “con los Obama en Estados Unidos” al decir que igual que al matrimonio con el que tiene una cercana relación política, a ella y a Calderón también los extrañan los mexicanos. “Cuando Felipe y yo caminamos, nos dicen ‘los extrañamos’ y yo me acuerdo de ustedes, allá afuera los extrañan, México los extraña, una situación muy parecida a la que viven los Obama en Estados Unidos”, aseguró la señora Zavala de Calderón.

Tampoco es casual que, coincidente con el relanzamiento de la campaña de su esposa, Felipe Calderón anunciara la donación de su pensión de 200 mil pesos mensuales que cobra como ex presidente a una asociación que ayuda a niños con cáncer, ni tampoco que al ex mandatario –que gobernó el país de 2006 a 2012, y en cuyo sexenio se reportó la desaparición de más de 26 mil personas y el asesinato violento de 121 mil mexicanos en una cruenta y sanguinaria guerra contra el narco– apareciera de repente en un supermercado haciendo las compras como aspirante a “primer caballero” de la República. Además de dejarse ver en algo tan cotidiano como hacer el super y tomarse fotos con cuanta señora se le acercaba, Calderón mandaba así el mensaje de que, a diferencia del presidente Enrique Peña Nieto, él tal vez no sea “la señora de la casa” pero sí sabe cuánto cuestan los productos más básicos para los mexicanos.

Así que nadie se sorprenda si los Calderón, tratando de emular a sus amigos los Obama, se ven cada vez más juntos en abierta campaña de pareja, sonrientes y amables con quien se les ponga enfrente, sea un empresario que puede aportarles dinero para financiar sus aspiraciones o sea una señora de clase media que les dice que, a como está ahora el país con Peña Nieto (igual de sanguinario e inseguro que en su sexenio pero sin crecimiento económico y con una corrupción rampante y un presidente débil y agachado) algunos hasta “los extrañan”.

Felipe ya entendió que si no meten el acelerador en este momento, cuando Margarita se le desdibujaba tras la derrota de Clinton y el ascenso de Trump, combinado con el crecimiento de López Obrador y el fortalecimiento de Ricardo Anaya y sus acercamientos y pactos secretos con Peña Nieto, mañana sería demasiado tarde. Así que, en previsión de lo que pueda pasar en las tres elecciones de junio, principalmente en el Estado de México, en donde sus dos rivales más importantes, el de fuera y el de dentro, pueden ganar y reposicionarse, Margarita da un paso adelante para no quedarse rezagada; y junto a ella, siempre de acompañante y jefe de campaña, irá el ex presidente Calderón que quiere regresar a Los Pinos aunque sea de la mano de su esposa.

NOTAS INDISCRETAS…

La definición del coordinador del PRD en el Senado, Miguel Barbosa, a favor de Andrés Manuel López Obrador para el 2108 confirma la desbandada del perredismo provocada por el líder de Morena. Aunque Barbosa no se va del perredismo y su intención es seguir como líder parlamentario –salvo que la dirigencia perredista decida otra cosa– su apoyo abierto al tabasqueño apunta en la misma dirección que tomaron otros tres senadores, Mario Delgado, Rabrindanath Salazar y Zoé Robledo, aunque ellos sí se afiliaron a Morena; mientras que Alejandro Encinas también apoya a López Obrador pero como independiente; Manuel Merino y Benjamín Robles se fueron al PT, Sofío Ramírez al PRI, y Martha Tagle y Armando Ríos Piter se declararon senadores “ciudadanos”. Pero Barbosa, quien hoy ampliará sus razones para apoyar al líder de Morena, no va solo y el miércoles otros dos perredistas Carlos Sotelo y José Narro, también se pronunciarán por López Obrador para el 2018. ¿Así o más fuerte la sangría?...Batimos los dados. Serpiente.
Imprimir
COMENTARIOS



top-add