×
Otto Schober
Otto Schober
ver +
Otto Schober. Profesor y Licenciado en Educación Primaria; Comentarista radifónico con cápsulas en Núcleo Radio Zócalo; Funcionario de la Secretaría de Educación Pública nivel Primarias en Piedras Negras, Coahuila, Mex.; Historiador de Piedras Negras, Coahuila, México

" Comentar Imprimir
11 Agosto 2018 04:00:00
Los cinco vados de Guerrero –I parte-
Se llamó cruce de San Antonio a los cinco vados en que el camino real cruzaba el río Bravo, cerca del presidio de San Juan Bautista en la hoy villa de Guerrero.

El más conocido fue el Paso de Francia, situado a seis millas al sureste del presidio, justo debajo de la desembocadura del arroyo Castaño en el lado mexicano, una serie de islas separan el Río Grande en el que comienza a doblarse de sur a sudeste.

El camino real entraba en el lado texano al final de una cadena de altos acantilados y por encima de una serie de rápidos. Se cree que el nombre le fue dado después de la tercera “entrada” a Texas en 1689 de Alonso de León, en busca de la colonia de René Robert Cavelier, señor de La Salle.

Esta fue la primera travesía en que se manera precisa se le llamó Paso de Francia, aunque la expedición del Bosque-Larios pudo haber utilizado este vado en 1675. Otro factor que pudo haber influido en el nombre fue la inesperada llegada en 1714 de Louis de Saint-Denis Juchereau junto con tres franceses y cuatro indios al presidio de San Juan Bautista.

Después del establecimiento de la misión de San Juan Bautista en 1700, este paso se convirtió en el principal punto de entrada para la exploración y colonización en Texas.

El primer norteamericano en documentar su cruce por este vado fue el teniente Zebulon M. Pike, tras ser capturado en Nuevo México en 1807. El último gran cruce se produjo en 1836, cuando Antonio López de Santa Anna cruzó con su ejército para sofocar la insurrección de Texas. Después de la secularización de las misiones en el siglo XVIII, el nombre de Paso de Francia dejó de usarse, reemplazándolo el Paso de las Islas, ubicado a una milla río abajo del anterior, en un punto en que el río se extiende en ramas superficiales entre varias islas.

Este vado es confundido con el Paso de Francia, pero se considera un vado diferente, es el más alejado de los cinco aguas abajo. Durante la exploración anglo, el cruce fue identificado como Rápidos de Kingsbury y las caídas del Presidio de Río Grande, marcando el límite superior de la navegabilidad del Río Grande.

En 1918, las hijas de la revolución americana y el estado de Texas colocaron un monumento de mármol en este sitio, en la orilla oriental para conmemorar el camino real.

Durante los primeros años del Presidio de San Juan Bautista, se utilizó el Paso de Diego Ramón, que fue el comandante de presidio de San Juan Bautista y gobernador de la provincia de Coahuila y Texas, quien utilizó este vado en 1707. Este vado estaba entre el Paso de Nogal y el Paso de Francia. Mañana, la continuación de esta historia.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2