×
Gerardo Hernández
Gerardo Hernández
ver +

" Comentar Imprimir
18 Agosto 2018 04:09:00
Los grilletes de la deuda
El endeudamiento del estado ha vuelto a la agenda política –nacional y local– por la renegociación en cierne, como lo advierte el periodista Édgar London en Espacio 4 (594). “Cuando se trata de la megadeuda, el gobierno de Coahuila ya no siente lo duro, sino lo tupido. El 30 de julio emitió una convocatoria pública dirigida a instituciones financieras que deseen participar en el proceso de reestructuración de pasivos cuyo monto alcanzaba los 36 mil 633 millones 613 pesos al término del primer semestre, según la Secretaría de Finanzas (Sefin).

“De llevarse a cabo, sería la tercera renegociación en ocho años. Las dos anteriores tuvieron lugar en 2011, cuando Jorge Torres López fungía como gobernador interino, y en 2015, con Rubén Moreira al frente del estado. Ninguna de las dos sirvió para reducir sustancialmente el capital requerido. La primera apenas consiguió reconocer el fenómeno. La segunda, buscó reducir las tasas de interés.

“Vender la idea de que esta socorrida reestructuración es para disponer de mayores recursos económicos con el fin de desarrollar nuevas obras, programas sociales, atraer inversiones o reforzar la seguridad en el estado, es querer tapar el sol con un dedo. La realidad es que los gobiernos que heredaron este déficit financiero no han logrado lidiar adecuadamente con esta complicación y la deuda, que en 2011 era de 35 mil 700 millones de pesos, hoy supera los 36 mil 633 millones.

“Las estimaciones de Sefin consideran que los coahuilenses han pagado, hasta la fecha, 23 mil millones de pesos. Pero de esa cantidad, 16 mil 800 se utilizaron apenas para mitigar los intereses. A ese paso, el estado liquidaría el total en el año 2048, o sea dentro de tres décadas, afectando incluso a generaciones que están por nacer. El dato rememora la historia de aquellos niños de la antigüedad, hijos de esclavos, que apenas vieron la luz del mundo y ya tenían los grilletes esperando.

“En entrevista concedida a un programa de la emisora radial 99.1, de Piedras Negras, a finales de 2016, Humberto Moreira negó que se trate de una megadeuda el déficit financiero contraído durante su administración. Él prefiere usar el eufemismo de ‘megainversión’ y asegura que no le ha costado un centavo al bolsillo de los coahuilenses. ‘¿Dónde trae el ticket?’ –cuestiona el exgobernador a su interlocutor–. ‘¿Cuánto ha pagado de deuda?’ –y más adelante, insiste–: ‘¿Cuánto pagaste de deuda? ¿Cuánto pagó usted, don Gelacio? No ha pagado un centavo’. Sin embargo, las estimaciones de la unidad de transparencia de la Sefin lo desmienten. Hoy, cada coahuilense le debe 12 mil 100 pesos a Multiva, Interacciones –estas dos entidades concentran el 58.9% del monto total–, HSBC, Bancomer, Banorte y Banobras.

“Y no sólo eso. De acuerdo con el informe de Obligaciones Financieras de las Entidades Federativas, presentado por el Centro de Estudios de las Finanzas Públicas, el 73% de los ingresos totales de la administración estatal se esfuman en pagos a la deuda. Lo peor es que, de estas aportaciones, apenas el 13% se destina al abono de capital, el resto se pierde en intereses, honorarios, comisiones, asesorías y coberturas de la propia deuda. Esto, de acuerdo con datos del apartado de Buen Gobierno, del Observatorio de La Laguna.

“Si, además, se toma en cuenta que durante la administración de Rubén Moreira y en el interinato de Jorge Torres López –hoy, acusado por lavado de dinero en Estados Unidos y uno de los más buscados por la Administración para el Control de Drogas (DEA)– se solicitaron más créditos, el total del capital no ha descendido”. (La versión completa está disponible en http:/www.espacio4.com/)
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2