×
Guillermo Fárber
Guillermo Fárber
ver +
Guillermo Fárber (25 de septiembre de 1948, D.F.) estudió ciencias y técnicas de la información y una maestría en administración; se ha desempeñado como reportero, redactor, guionista en Televisión Independiente de México, comentarista político en Radio 13, radio Fórmula, Radio ABC, conductor de ¡Cámara con los grillos!, primer programa de periodismo puramente palamentario en la historia de la radio mexicana, editor del portal mexico.com, columnista político en publicaciones como Vértigo, Excélsior, Noroeste de Mazatlán y Culiacán, Sinaloa, Por esto!, de Yucatán, comentarista de televisión en Canal 40, coordinador de Información en el Instituto de Desarrollo de Recursos Humanos del gobierno del Estado de México, y en un sinfín de puestos relacionados con la comunicación y la mercadotecnia. Entre sus publicaciones se encuentran, Elogio d ela locura de un ave desairada, Costa-Amic, 1976; El mexicano diseñado por el enemigo, V Siglos, 1976; A imagen y semejanza (novela política), siglo XXI, 1992; Política de competencia en México: desregulación económica 1989-1993, FCE, 1993; Adiccionario del chacoteo, Sansores y Aljure, 1997; Fobaproa: bomba de tiempo (coordinador y coautor), Times, 1998; La nueva crisis de México (en colaboración), Aguilar, 2002; ¡Déjate de pendejadas!, Excélsior, 2003.

" Comentar Imprimir
23 Mayo 2019 04:01:00
Los intereses artificialmente bajos
Dimitri Speck, libro “The Gold Cartel”. “A corto plazo, las tasas de interés bajas estimulan la economía. A largo plazo, sin embargo, la manipulación persistente y agresiva que mantiene todas las tasas de interés en niveles ultra bajos desde 2008, ha llevado a consecuencias indeseables generalizadas. A medida que disminuía la carga de intereses del Gobierno, los políticos desperdiciaban dinero que podría haberse utilizado productivamente en otro lugar. Además, debido a este entorno demasiado acomodaticio, las compañías ineficientes permanecieron en el mercado, reduciendo los recursos y empleados disponibles para otras compañías más prometedoras.

En teoría, las bajas tasas de interés también deberían haberse utilizado para pagar y reducir la deuda. En realidad facilitaron nuevos préstamos y, por lo tanto, alentaron el sobre endeudamiento, se desarrollaron burbujas en la bolsa y en los mercados inmobiliarios, lo que a su vez condujo a nuevas inversiones erróneas. La política de tasas de interés artificialmente bajas debilitó la economía real y aumentó la deuda. Ese es el efecto opuesto de lo deseable. Es típico de la arrogancia keynesiana de los banqueros centrales que intentan planificar y controlar la economía para tratar de estimularla mediante la reducción de las tasas de interés. Incluso creo que no es tarea de los bancos centrales establecer las tasas de interés, para empezar.

Sin embargo, hay una herramienta más: la imprenta o el teclado para crear ‘dinero’ de la nada. Lo más probable es que también se use excesivamente. El orden monetario actual está llegando a su fin. La eliminación del sobreendeudamiento es inevitable, lo que reducirá los ahorros monetarios en al menos un 50%. Naturalmente, este proceso tomará años; en este escenario, el precio del oro podría aumentar 10 veces de su valor actual”. https://www.lewrockwell.com/2019/05/claudio-grass/the-current-monetary-order-is-nearing-its-end/

NUEVO SISTEMA MONETARIO MUNDIAL
Lo dice Michael Krieger: “En el núcleo de todo lo insostenible y desestabilizador sobre el ‘viejo mundo’ en que vivimos, se encuentra la burbuja de la deuda mundial en constante expansión. Escribí un artículo de opinión para The Hill titulado ‘Bitcoin no es la burbuja, sino el sistema financiero global’. La verdadera burbuja gigantesca en el mundo no es el bitcoin, sino el mercado de deuda global. Este leviatán ahora es de alrededor de $244 billones, o 320% del PIB mundial.

Aún más preocupante, un estimado de $ 11 billones de deuda del Gobierno ahora se negocia con rendimientos negativos. Quienquiera que compre este documento lo está haciendo a pesar de que está garantizado que perderá dinero en la ‘inversión’. Gran parte de esta compra ha sido impulsada por los bancos centrales que pueden imprimir su propia moneda y comprar deuda de manera indiscriminada. Esto no es característico de un sistema financiero saludable, sino más bien de un zombie que ha sobrevivido artificialmente desde la crisis financiera. Bitcoin y el ecosistema de activos criptográficos que generó parecen ser una reacción lógica a nuestro sistema financiero zombi, que a su vez se basa en los inestables cimientos de una gigantesca burbuja de deuda.

El auge de bitcoin presagia la aparición de algo potente y nuevo en el ámbito del dinero y las finanzas. Se pone aún peor cuando se mira debajo de la mesa. En un artículo de Bloomberg nos enteramos de que la mayor entidad de bombeo de burbujas en Estados Unidos, la Reserva Federal, está empezando a preocuparse públicamente, diciendo que las normas de crédito parecen haberse deslizado desde que emitió su último análisis de estabilidad financiera en noviembre de 2018.

Agregó que los préstamos a empresas con una deuda especialmente alta ahora superan los picos anteriores en 2007 y 2014. ‘El nivel históricamente alto de deuda comercial y la reciente concentración del crecimiento de la deuda entre las empresas más riesgosas podría representar un riesgo para esas empresas y, potencialmente, para sus acreedores’, dijo la Fed. Sabes que es malo cuando incluso la Fed lo admite. Considérate advertido”.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2