×
Federico Muller
Federico Muller
ver +

" Comentar Imprimir
08 Diciembre 2017 04:00:00
Los ‘migradólares’
La economía nacional ha mostrado signos de desaceleración desde hace algunos meses, particularmente el consumo interno ha perdido dinamismo, ha decrecido su ritmo, lo que puede ser una razón para cerrar 2017 con un crecimiento del PIB menor a 2 por ciento. Las ventas de automóviles y de las tiendas departamentales y supermercados también han caído con respecto al año pasado; parece ser que la inercia económica que se traía ha llegado a su límite. Ahora, si se revisan las cifras de las exportaciones del país, las perspectivas no son muy halagüeñas, especialmente porque las mayores entradas en dólares ya no provienen de las actividades productivas que genera la economía doméstica, sino que proceden de los migrantes que abandonan México en busca de mejores horizontes; al menos es la información que da a conocer el Banco de México, lo que indica la vulnerabilidad del país, que aumenta su dependencia de Estados Unidos.

Los flujos de remesas. Aunque hay mexicanos esparcidos por todo el mundo, sus aportaciones a la economía familiar han sido marginales, pues la mayoría se concentra en la Unión Americana. De enero a octubre de 2017, las remesas que llegaron de esa nación superaron los 22 mil millones de dólares, y según estimaciones optimistas podrían cerrar el año por encima de los 29 mil millones. La fuerza laboral mexicana, que incluye a numerosos jóvenes, está siendo utilizada en labores de construcción, agricultura, servicios y comercio. Algún periodista bien intencionado llamó a las migraciones de jóvenes la eterna primavera porque ocupan los espacios productivos que los adultos mayores de cualquier país ya no pueden ejercer por la edad, de ahí que un efecto indirecto de los que llegan es la aportación de mano de obra e impuestos para el fortalecimiento de los sistemas de pensiones y jubilaciones del país que los recibe.

Si se comparan los datos anteriores con las aportaciones en dólares que hacen al PIB nacional los sectores turismo, petróleo e Inversión Extranjera Directa, resulta que ya han sido superados por las remesas, que se sitúan como la principal fuente externa de ingresos. Al tercer trimestre de 2017 las actividades turísticas generaron una derrama de 15 mil 954 millones de dólares, mientras que la Inversión Extranjera Directa (IED) fue de 21 mil 755 millones de dólares, y las exportaciones petroleras hasta octubre (2017) ascendieron a 18 mil 500 millones. Lamentablemente, los flujos monetarios de los migrantes no contribuyen a aumentar las actividades productivas del país, en su mayoría se dirigen a actividades de consumo y a la autoconstrucción de viviendas.

La propuesta de reforma fiscal de Estados Unidos. Aunque la propuesta del presidente Donald Trump fue aprobada en lo general, aún se encuentran en revisión algunas partes de ella en el Congreso norteamericano; sigue una lógica económica que algún sector de especialista apoya: disminuir impuestos para reactivar la economía, que finalmente compensaría la caída de ingresos de las arcas públicas. De acuerdo con expertos en el tema, la reforma es muy agresiva por el tamaño de las rebajas impositivas. Por ejemplo, pretende disminuir el Impuesto sobre la Renta que pagan las empresas de 35 a 20 por ciento, así como derogar el impuesto sobre las herencias y eliminar el impuesto que se les cobra a las empresas por sus utilidades en el extranjero, entre otras. Así, dicha reforma detendría los flujos de inversión americana a México y probablemente también habría una salida de empresas del territorio nacional.  
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2