×
Columnista Invitado
Columnista Invitado
ver +

" Comentar Imprimir
09 Julio 2018 04:00:00
Los primeros días de la transición y el programa de jóvenes
Por: Rodrigo Alpízar

En estas semanas concluirá el proceso electoral para dar paso a la transición de Gobierno. Aunque ésta se da a partir del 5 de septiembre, que el Poder Judicial califica la elección y formalmente se cuenta con “presidente electo”, lo cierto es que la fórmula ganadora de la elección ha sido reconocida –e incluso acogida– por varios sectores, expresidentes, opositores, gobiernos de distintas partes del mundo y el presidente Donald Trump, que ubica al ganador de la elección presidencial como un luchador igual que él.

Ante la creciente incertidumbre que se percibía en el ambiente mexicano y sobre México como destino de inversión, se dio paso a un paulatino proceso de estabilización de la percepción en la medida que se van aclarando propuestas, se definen los integrantes del gabinete y la composición del Congreso para la consolidación de mayorías, e incluso, hasta cuántos congresos locales estarán disponibles para promover con éxito cambios constitucionales, aunque el virtual presidente electo fue muy claro el miércoles pasado al decirnos en la reunión del CCE que no abusaría de su poder para hacer cambios legislativos y que no sería un dictador.

Esta reconfiguración del diálogo del sector empresarial con la fórmula ganadora se concretó con uno de los programas de campaña dirigido a los jóvenes. Por un lado a los jóvenes rechazados de la educación superior, y por otro, a los jóvenes que no tienen acceso al mercado laboral.

El ambicioso programa plantea transferencias a gobiernos, empresas, organizaciones e individuos para lograr articular un esquema de becas “para seguir” estudiando o para servir de “aprendices” en industrias, comercios y otras empresas de servicios con “tutores” empresariales. La propuesta implica un presupuesto de 110 mil mdp al año para atender a 2.6 millones de jóvenes y se divide en 6 subprogramas:

* Jóvenes reconstruyendo el campo, 1 millón de beneficiarios.

* Brigadas de acción comunitaria, 822 mil beneficiarios.

* Jóvenes por la esperanza 225 mil.

* Jóvenes + x venir 200 mil beneficiarios. Es aquí donde las pymes surgen como tutoras.

* Emprende con 200 mil beneficiarios.

* Jóvenes becarios con 50 mil nuevos servidores públicos.

Los modelos de inserción están abiertos, pero se configura un esquema de vinculación con el sector empresarial que no sólo aportara recursos complementarios y medios de entrenamiento, sino que también articulará medios de evaluación y realimentación. En todo caso, un modelo de transferencias mediante un “tercer ejecutor” corresponsabiliza a los operadores sociales en la transparencia y rendición de cuentas, así como para incorporar al proceso, diagnósticos precisos de empleos susceptibles de incorporarse al programa por sector y por región.

El enorme reto del cual todos ahora somos responsables, es que este programa social sea verdaderamente una forma de potenciar el bono demográfico de México y cerrar distintas brechas en materia de entrenamiento, capacitación, liderazgo, especialización, así como de disponibilidad de mano de obra calificada y “mente de obra” creativa para el crecimiento.

El esquema de normalización y certificación de competencias laborales, tenemos que potencializarlo para contar con el cúmulo de normas de competencias laborales a desarrollar, no sólo para la productividad actual, sino para la industria 4.0 y la revolución tecnológica que reclama una reorientación sociolaboral de las competencias técnicas para las cuales claramente no estamos preparados para ello.

Por otro lado, es muy importante mantener el rumbo de materializar en forma masiva el modelo de “educación dual”, donde México adquirió un compromiso en la reciente visita de Estado de Alemania, de acelerar el paso en la adopción del modelo educativo.

Efectivamente, resulta que un programa que en campaña pudo tener una connotación populista, hoy tiene enorme potencial estratégico para enfrentar una de las más graves amenazas de México que se cierne respecto a que no sólo NO aprovechemos el bono demográfico del país, sino que éste se vuelva contra nosotros.

El reentrenamiento de la fuerza laboral es indispensable para enfrentar la globalización y los cambios tecnológicos.

Las empresas y sus organizaciones cuentan con información precisa sobre necesidades y puestos de alta rotación, puestos que requieren baja instrucción, artes y oficios que requieren otro tipo de madurez productiva, puestos de alta especialización técnica y sofisticados mecanismos para detectar necesidades de capacitación, sistemas de gestión y certificaciones que son el lenguaje de la competitividad y de los mercados globales, para los cuales también habrá que prepararse mejor.

También existe el fenómeno de la falta de mano de obra calificada en muchas ciudades industriales del norte de México, para ser precisos, Ciudad Juárez, Mexicalli, Ciudad Acuña y Piedras Negras piden apoyo de fuerza laboral, mientras que estados que tuvieron un buen dinamismo económico como Campeche, Tabasco, Veracruz o Chiapas y Oaxaca, que pertenecen a las zonas económicas especiales, sufren un terrible decrecimiento económico y desempleo.

Crear las bases de movilidad laboral para migraciones, intermigraciones y absorción de profesionistas y técnicos es una necesidad estratégica para enriquecer clusters regionales y ecosistemas empresariales de innovación.

Este tipo de reflexión constructiva, colaborativa y prospectiva en el diálogo social de los empresarios con el líder del próximo gobierno, para incidir en el diseño, operación y evaluación de un programa de transferencias de corte populista, para convertirlo en una estrategia de transición tecnológica y adaptación para el futuro inmediato, obliga a todos los sectores involucrados a potenciar su inteligencia, sus infraestructuras, sus conocimientos y su disposición para conformar un nuevo marco para la vinculación de triple hélice entre academias, empresarios y Gobierno que nos lleve a un desarrollo incluyente y sostenible. Bienvenido el programa “jóvenes construyendo el futuro”.
Imprimir
COMENTARIOS



1 2 3 4 5 6 7 8