×
Vicente Bello
Vicente Bello
ver +

" Comentar Imprimir
04 Julio 2018 04:00:00
Los primeros trazos de un presupuesto de egresos inédito
Andrés Manuel López Obrador, en Palacio Nacional, hizo ayer los primeros trazos del presupuesto de egresos de la federación para el ejercicio 2019, cuando reiteró que este “va a reflejar el programa que se propuso durante la campaña”.

Reunión histórica en el mejor sitio histórico del país: Palacio Nacional.

Aunque todavía no está considerado oficialmente Amlo como el Presidente Electo, el trato que le han dado dentro y fuera del país es ese, precisamente.

En lo que puede calificarse como el adelanto de las partes más sensibles socialmente del próximo presupuesto de egresos, López Obrador dijo:
“Viene –para su aplicación a partir del 1 de diciembre próximo- el aumento a la pensión a los adultos mayores; el apoyo a los jóvenes, para garantizarles el derecho al estudio y al trabajo.

“El ajuste que se hará de los sueldos de los altos funcionarios públicos, empezando con el sueldo del presidente de la República. Yo ganaré menos de la mitad de lo que gana el presidente Enrique Peña Nieto; sin compensaciones”.
Este tema del presupuesto, dijo el tabasqueño, fue uno de los que conversaron López Obrador y Peña Nieto, en su reunión de este martes 3 de julio, en Palacio Nacional.

Y el mecanismo no es otro que el siguiente: Debe ser incluido en el paquete fiscal que el presidente Peña Nieto deberá entregar al Congreso de la Unión, el próximo 6 de septiembre, fecha fijada para la recepción, por parte de la Cámara de Diputados, de los proyectos presidenciales de Supuestos Macroeconómicos (Criterios Generales de Política Económica), Leyes de los Ingresos y Presupuesto de Egresos de la Federación para el ejercicio fiscal 2019.

De hecho, en la víspera de esta reunión entre presidente y candidato triunfador, el economista Carlos Urzúa -quien fungirá como el secretario de Hacienda y Crédito Público en la administración de Amlo a partir del 1 de diciembre venidero- ha dicho que ellos, los entrantes, van a tener prácticamente toda la revisión y planteamiento de los tres capítulos del paquete fiscal, puesto que serán ellos los que lo van a poner en ejercicio.

En este mes de julio, el tema del Congreso no será otro que el paquete fiscal 2019. Pero primero los 500 candidatos que se hicieron de las diputaciones de la próxima 64 Legislatura deberán recibir sus constancias de diputados electos.

Después, allá por la segunda mitad de agosto deberán presentarse ante la Secretaría General de la Cámara de Diputados para que les entreguen los espacios físicos correspondientes (oficinas, muebles y personal adscrito).

Sin embargo, los diputados entrantes que vayan a ser integrantes de las comisiones de Hacienda y de Presupuesto y Cuenta Pública, comenzarán a apersonarse en San Lázaro desde fines de julio, para sus primeras reuniones dentro y fuera de San Lázaro.

Se comenzarán a reunir con gente de las organizaciones sociales, que, anticipadamente, andan en pos de partidas presupuestales. Y es de presumir que también, anticipadamente, vayan a tener que reunirse con cabilderos de algunas subsectores económicos, como los de la industria refresquera y tabacalera, para consultar si ellos también entrarían en el amplísimo grupo de sectores de la economía que no serán objeto de nuevos impuestos, según lo prometió López Obrador.

Entre tanto, según lo ha anunciado Urzúa, las reuniones entre gente de las secretarías de Hacienda saliente y la entrante estarán reuniéndose desde estos días, para construir los proyectos del paquete fiscal.

Entre los Supuestos macroeconómicos (precio internacional del barril de petróleo mexicano, para fines de presupuestación; tipo de cambio, inflación, crecimiento, déficit, tasa de interés), provocará expectación desde el principio el déficit.

Un déficit que, se prevé, será del Cero por ciento, de acuerdo con lo prometido por López Obrador, en el sentido de que no endeudará al país.

Pero esto se corroborará el 6 de septiembre, cuando la Secretaría de Hacienda vaya a entregar a la Cámara de Diputados los tres capítulos de marras del paquete fiscal 2019.

Claro que ese dato del déficit –respecto de si vendrá en cero o no- se esperará con curiosidad, luego de que los contrincantes políticos de López Obrador le preguntaban en campaña, reiteradamente, de dónde sacará el dinero para los programas sociales que prometió.

Nunca, en la historia de México, se ha aprobado un presupuesto con programas sociales tan cargados de expectación, como lo estará el que a partir de esta misma semana estarían construyendo los economistas que se han empezado a incorporar al equipo de Carlos Urzúa.

La presidencia de Andrés Manuel López Obrador no va a tener absolutamente ningún problema para que el Congreso le autorice los tres capítulos presupuestales 2019.

En la Cámara de Diputados, Morena, PT y PES obtuvieron más de 300 diputaciones federales (hoy el INE precisará cuántas curules tendrán cada partido político), cuando para aprobar los presupuestos sólo necesitan 251.

Y en la Cámara de Senadores, también auguran que rebasarán los 64 escaños requeridos para poder aprobar aquellas leyes fiscales de cada año.

Pero así como van las cosas, en aparente total armonía, no será difícil que diputados y senadores de los otros partidos políticos también se sumen a la votación aprobatoria de los presupuestos inéditos de Andrés Manuel López Obrador.

ESTRIBO
No lo dijo Amlo ayer, en la rueda de prensa en Palacio Nacional, pero otro gran tema que deberá incluir en este paquete presupuestal, será la quita de la partida de más de 250 millones de pesos destinada a las pensiones de expresidentes de la República y viudas de expresidentes.
Digo, por si se le olvida. Veremos.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2