×
Teresa Guajardo Berlanga
Teresa Guajardo Berlanga
ver +

" Comentar Imprimir
21 Marzo 2018 04:00:00
Los retos de Pemex
Una de las empresas más grandes de nuestro país y del mundo, Petróleos Mexicanos (Pemex), cumple en 2018, 80 años de operación. Sin embargo, después de tantos años, su futuro es incierto. Uno de los principales retos por capitalizar son los que tienen que ver con la reforma energética de 2013, la cual aun cuando se espera que tenga resultados positivos en el mediano y largo plazo, no incluye un modelo de reforma y reestructuración que le permita ser más competitiva. Cabe recordar que la nueva ley permite la participación de la iniciativa privada, mexicana y extranjera, en los procesos de exploración, extracción, refinación, entre otros.

Pemex dejó de tener el control total del mercado petrolero, teniendo cada vez más competidores y menos recursos para enfrentarlos. Es una de las 100 mayores empresas a nivel mundial, con capacidad de cerrar contratos de miles de millones de dólares y, asociarse con otras grandes empresas de diferente procedencia, sin embargo, no cuenta con autonomía y requiere de la aprobación de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público para realizar cualquiera de las acciones mencionadas, lo que, de nueva cuenta, le resta competitividad.

Otro de los grandes retos que enfrenta Pemex es el Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM); uno de los sindicatos más grandes de Latinoamérica y que le representa una de las cargas económicas más importantes a la empresa. Por ejemplo, se han presentado casos en los que personas afiliadas al sindicato siguen percibiendo un salario a pesar de ya no estar laborando en la empresa.

Sin embargo, no todo está perdido. Durante su participación en el Foro CERAWeek 2018 celebrado en Houston, Texas, el director general de Petróleos Mexicanos destacó que existen maneras en las que Pemex se convierta en un verdadero competidor global y se posicione entre las 10 primeras mejores empresas petroleras. Durante el foro, el funcionario explicó que las alianzas permiten compartir riesgos y elevar la rentabilidad de la empresa.

Pemex, en la actualidad no cuenta con los recursos políticos ni con la cultura corporativa que necesita para poder transformarse en la empresa que se requiere para poder competir en el mercado petrolero. Por otro lado, se necesita comprender que Pemex no debe ser tratada como una fuente de ingresos para el Gobierno o las altas esferas del sindicato. Adicionalmente, debemos comprender que la autonomía es fundamental para que, la empresa mexicana más grande, logre aumentar su competitividad y su rentabilidad.

Transformar a Pemex y convertirla en una empresa capaz de competir a nivel mundial requiere además del combate a la corrupción y a la impunidad que le afectan. Además, considero que los esfuerzos se deben enfocar en vencer los obstáculos que la detiene para incrementar su productividad más que en la propuesta de eliminar la reforma energética. Hay que hablar claro, el verdadero problema de Petróleos Mexicanos son las viejas prácticas corruptas y actos de corporativismo. Poco a poco, el “gigante” Pemex se desmorona en actos de interés. Si no se atienden los retos, ¿podrá durar otros 80 años?
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5 6