×
Enrique Martínez y Morales
Enrique Martínez y Morales
ver +
Enrique Martínez y Morales Presidente del Colegio de Economistas de Coahuila, A.C. e-mail: [email protected] Twitter: @enriquemym

" Comentar Imprimir
29 Agosto 2017 04:09:00
Los Simpson, por el TLC
Con casi tres décadas al aire, Los Simpson se ha convertido en una de las series cómicas televisivas de dibujos animados más exitosas de todos los tiempos.

Además de involucrar temas y personajes de moda en sus episodios, su éxito se basa en el argumento principal: satirizar la forma de vida del norteamericano común de clase media.

La familia está compuesta por Maggie, la bebé recién nacida que no habla, pero todo observa; Lisa, la hija nerd e idealista en busca del sentido de su vida; Bart, el hijo travieso y divertido a quien no le importa la escuela; Marge, la madre noble y refunfuñona que hace lo imposible por mantener a la familia unida, y Homero, el padre, la estrella del programa, un tipo despreocupado y ocioso, fiel partidario de la ley del mínimo esfuerzo.

La rutina de Homero es muy similar a la del promedio estadunidense: trabaja todo el día frente a su COMPUTADORA; por la tarde, aborda su VEHÍCULO rumbo a su casa; al llegar, abre el REFRIGERADOR, saca una CERVEZA y se tira en el sillón de la sala a ver TELEVISIÓN.

Y se puede dar esa vida, a pesar de tener un empleo y un salario medio, porque los precios de las computadoras, los carros, los refrigeradores, las cervezas y los televisores son relativamente bajos. Y son accesibles gracias al libre comercio. Específicamente, gracias al TLCAN.

Aunque producidos principalmente por empresas extranjeras, esos cinco productos son -¡oh, ironía!- los que más nos compran. De cada 10 computadoras o tabletas que comercializan allá (como Intel y HP), dos se producen aquí; más de 40% de los vehículos que importan (GM y Fiat Chrysler Automobiles, entre otros) procede de nuestras plantas armadoras, y casi la mitad de los refrigeradores que adquieren (Whirlpool y Electrolux, en su mayoría), llevan la etiqueta Hecho en México.

Por si no bastara, casi 70% de la cerveza que importan (Corona y Modelo) tiene como origen suelo azteca, y cuatro de cada 10 televisores son ensamblados en México por empresas como Samsung y Sharp.

Si Trump pretende bloquear el comercio con argumentos nacionalistas, deberá explicarle a sus conciudadanos que carecerán de esos lujos, o tendrán que pagar un sobreprecio sustancialmente mayor para conservarlos. Sería el fin de la parodia de la familia Simpson… y de no pocas comodidades para el establishment norteamericano. La pregunta surge: ¿Estarán los millones de “Homeros” dispuestos a aceptarlo?

Vistas así las cosas, creo que los Simpson apoyarían el TLCAN.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2