×
Yuriria Sierra
Yuriria Sierra
ver +

" Comentar Imprimir
18 Abril 2015 04:05:20
Los Vallejo: la barata impunidad
A las pocas horas de haber recuperado su libertad, a Rodrigo Vallejo no se le vio en las calles. Y, de hecho, no se le ha visto en ningún otro lado, excepto, paradójicamente, en otro video en donde se le observa conviviendo con Servando Gómez, “La Tuta”. Vaya burla a quienes insistimos (o sea, prácticamente a todo México) en que se haga valer la ley, que se aplique el estado de derecho, que se termine con la impunidad. Vaya burla, en serio. Ni los videos ni las fotografías ni los más que evidentes nexos de la relación entre ambos bastaron para que el hijo del exgobernador de Michoacán permaneciera en prisión. O sí, pero, adivinen: se le violaron sus derechos durante el proceso. Eso dijo el juez, y por eso lo dejaron libre.

Y si el consuelo era que, al menos, tuviera un “castigo”, pues sabemos que para dejar su condición de detenido sólo tuvo que pagar 7 mil pesos de fianza. “Ni lo que cuesta un iPhone...”, reportaba “El País”.

Triste, tristísimo mensaje se le da a una ciudadanía que se encuentra atada de manos. ¿Cómo se puede creer en las instituciones con sus tantas fallas en el proceso? La defensa del hijo del exgobernador dijo que no hubo evidencia de que se hayan deslizado por la ley para lograr la libertad de su cliente. Cínicos, aunque también sensatos. Y es que de lo único que había pruebas era de la relación que aquél sostenía con el líder de Los Caballeros Templarios. Uno, dos, varios videos y fotografías en los que se le ve departiendo y hasta tomándose una cerveza. Pero lástima, errores en el proceso hicieron que hoy quién sabe dónde ande, eso sí, disfrutando de su libertad.

Y el tema ahora es uno: Michoacán, la tierra de las autodefensas y la de Los Caballeros Templarios está hoy viviendo una época electoral. En estos momentos es gobernado por quién sabe quién, para el caso da lo mismo. Políticamente, lo que ahora importa es la campaña electoral. El PRI, el partido que llevó a Fausto Vallejo –padre del ahora libre personaje– al Gobierno estatal, dice que esto no le afecta en lo absoluto. Y si eso no les afecta, según ellos, ya nada los podrá tumbar.

Escribía el lunes mi colega Carlos Loret de Mola en su columna de “El Universal”: “Rodrigo Vallejo Mora fue uno de los principales operadores de la entrega de un estado mexicano al crimen organizado. Miles de ciudadanos sufrieron en pánico las consecuencias de su colusión y muchos en violencia y hasta la muerte. Pero la PGR sólo lo acusó de no decirles que se había reunido con ‘La Tuta’. Y el sábado salió bajo fianza. Pagó 7 mil pesos...”

Rodrigo Vallejo y su padre gozarán ahora de impunidad. Dejan al estado, que tanto poder les dio, sumido en una de sus más ácidas crisis. Y ya no digamos la social y de seguridad, sino también política porque con la campaña electoral vendrán tantos cantos de sirena a decirnos que “ahora sí” se retomará el control del estado. Pero un estado en donde las leyes siguen teniendo esos vacíos que permiten tales recovecos que justifican las “violaciones de garantías individuales”, asegura que personajes como este gocen de libertad a pesar de las evidencias.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2