×
El Marques
El Marques
ver +
Columnista Político Puedes escribirle a: [email protected] También manda tus comentarios a: twitter @_palaciorosa

" Comentar Imprimir
18 Noviembre 2016 03:40:00
Madruguete en el PAN
Al que madruga, Dios lo ayuda, parece ser la máxima de Luis Fernando Salazar al dejar ayer su asiento en el Senado de la República para quitarse distracciones y ahora sí dedicarse de lleno a buscar ser el candidato del PAN al Gobierno del Estado. El anuncio, trascendió, no fue del agrado de algunos sectores panistas donde había la esperanza de que el legislador se bajara de la carrera y dejara vía libre a su (¿ex?) amigo Guillermo Anaya. Nada más alejado de eso. Todo indica que Luis Fernando va por todo en la lucha interna y tiene detrás a sus ahora excompañeros senadores panistas.

Por cierto, el lugar de Luis Fernando en el Senado lo ocupará Laura Herrera Guajardo, actual síndica en el Ayuntamiento de Saltillo, y como tal deberá pedir licencia para dejar el cargo y llegar a la todavía máxima tribuna del país.

NO SERÁN MUCHOS

Aunque muchos funcionarios de la Administración estatal ya se vieron como candidatos, el único con permiso asegurado para dejar el cargo y contender por una diputación local es Jaime Bueno Zertuche. De hecho, nos comentan, el director general del DIF Coahuila hace arreglos para dejar la oficina en orden. El también presidente de Fundación Colosio en Saltillo es el único “palomeado” de todos los secretarios, subsecretarios y directores de la Administración estatal que aseguran van a ser llamados por el PRI y ungidos como abanderados al Palacio de Coss o a una alcaldía.

Tal vez algunos serán nominados a regidores o síndicos, pero de seguro no a todos les gustará la noticia.

AL CINE

Uno de los que no se va de la Administración estatal, pero al parecer no tiene problemas con ello, es el secretario de Desarrollo Social, Rodrigo Fuente Ávila, a quien al interior del PRI muchos ven como el candidato natural para hacerse cargo del Gobierno Municipal de Torreón cuando Miguel Riquelme deje el cargo para buscar la candidatura a gobernador.

Rigo, como lo conocen en el Gobierno estatal, se queda en Sedesol, donde, por cierto, acaba de amarrar el apoyo de Fundación Cinépolis para que 150 niños de las colonias y comunidades rurales con mayor necesidad acudan de manera gratuita a una función de cine.

AHORA RESULTA…

El PAN Coahuila, de Bernardo González, se deslindó de Sergio Lozano Rodríguez, alcalde de Allende durante la etapa más cruda de la violencia en la zona norte de Coahuila y desde este jueves con residencia en el Cereso de Piedras Negras. El exfuncionario municipal fue capturado por la PGJE, de Homero Ramos, bajo cargos de secuestro agravado, pero ahora resulta que ni siquiera militaba en el PAN, pues según el dirigente panista, renunció cuando estaba en el cargo. Panista o no, Lozano debe ahora responder en torno a una de las manifestaciones de la violencia que más lastimaron a la ciudadanía.

Y como era de esperarse, ayer mismo vino la cascada de pronunciamientos para el esclarecimiento del caso Allende: el PRI, de Verónica Martínez, aplaudió la captura; el PRD, de Blanca Pineda, también quiso aparecer en el tema, y el promotor de la Soberanía Nacional de Morena, Armando Guadiana Tijerina, pidió a las autoridades ir en contra de todos los involucrados, no sólo los del PAN.

CHILO Y SU NEGOCIO

Al que literalmente se le sigue “ensuciando” el negocio es al alcalde Isidro López Villarreal, pues en lugar de aclarar, cada vez enloda más el tema de las empresas fantasma, especialmente el del misterioso taller al que se le pagan millonarias cantidades por el supuesto mantenimiento vehicular. Ayer, propietarios de establecimientos que tienen toda la vida funcionando en Saltillo aseguraron que la empresa consentida de Chilo es una perfecta desconocida, pero aún así se le pagan en promedio cerca de 3 millones de pesos por servicios que nadie conoce.

¿Y LAS PATRULLAS?

¿Sabe cuántas patullas rondan las calles de Saltillo? De acuerdo con informantes de la Dirección de Seguridad Pública Municipal, del exmilitar Clemente Yáñez Carrillo, sólo hay 56 y el número de unidades resulta insignificante si se considera el tamaño de la ciudad, su crecimiento y la población cercana a 800 mil. Las comparaciones resultan odiosas, pero sólo como un ejemplo: en Torreón, donde todavía, pero no por mucho tiempo, despacha como alcalde Miguel Riquelme, el parque vehicular de la Policía Municipal es de 250 unidades.

LÍDER AMBIGUO

El senador Tereso Medina Ramírez responde a quien se acerca y le pregunta que se mantiene en la carrera por la candidatura del PRI para el Gobierno del Estado: “ni me descarto, ni me encarto; no estoy ni en pro, ni con ningún pre”, dijo hace unos días durante una entrevista. Pero una cosa es la apariencia y otra la realidad, y resulta que el máximo dirigente de la CTM en Coahuila anda muy cercano a Miguel Ángel Riquelme, tanto, nos aseguran, que en breve dará la sorpresa.

Para los propios priistas la postura del legislador es entendible, pues su idea es negociar y amarrar puestos importantes para cetemistas de las distintas regiones del estado. ¿Será?
Imprimir
COMENTARIOS



top-add