×
Francisco Aguirre Perales
Francisco Aguirre Perales
ver +

" Comentar Imprimir
26 Febrero 2018 04:00:00
Malestar privado
Jaime Guerra Pérez, miembro de la iniciativa privada de la parte sureste de Coahuila y ahora secretario de Economía y Turismo del Estado, siempre demostró simpatía con el Gobierno estatal durante el sexenio pasado, motivo por el que asirse a esa línea no fue bien visto por sus compañeros del gremio privado.

Desde luego que es saludable que las relaciones del sindicato empresarial y el sector público se afiancen y no se enfríen, a fin de que no se provoque un distanciamiento que disminuyan los acuerdos entre ambas partes en menoscabo del progreso de las ciudades.

En el pasado reciente nuestro estado sufrió algunas desavenencias por los desatinos oficiales, basados en imponer criterios unilaterales en la toma de decisiones que incidieron en la actividad del sector privado, llámese leyes, normas, acuerdos, etcétera, que demeritaron acciones emprendidas por los hombres del dinero y cuyo malestar dejó marcas que crearon un clima de frialdad.

Hago los comentarios anteriores después de leer unas observaciones periodísticas, en el sentido de que miembros de la iniciativa privada de la Región Sureste de nuestro estado, han mostrado cierta molestia por la aceptación del secretario Guerra Pérez como parte del equipo de primera línea del Gobierno, por considerar que podría crear cierta dureza de relaciones con los hombres de negocios.

Dentro de los factores reales de poder se encuentran las personas con solvencia económica, los líderes de sindicatos e incluso la iglesia entre otros, sectores con los que el Gobierno debe lograr un equilibrio que favorezca las relaciones, que no las haga tirantes, pues eso conduciría a un rompimiento de esquemas que deben preponderar, de manera que no aparezcan confrontaciones que estimulen antagonismos que causen hostilidades en perjuicio del avance del estado.

El Gobernador del Estado desde el principio de su Administración dio muestras de tender puentes con actores que habían padecido descortesía y cuyo daño realmente se lo hicieron a la entidad y no a las personas que representaban a los sectores ofendidos. Ahora seguramente seguirá la misma tesitura y si es necesario buscará la armonía, pues él comprende el peso específico que posee la iniciativa privada.

Se lo digo EN SERIO.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2