×
Wicho Durán
Wicho Durán
ver +

" Comentar Imprimir
05 Marzo 2018 04:00:00
Maratón Lala
Cinco de la mañana y empezabas a encontrarte en los pasillos del hotel a otros “Zombies” de la madrugada que se enfilaban por las calles principales de Torreón para acudir a los puntos de reunión donde nos recogerían los camiones que nos trasladarían al arco de salida en la ciudad de Gómez Palacio, precisamente ahí donde se encuentra una de las plantas de distribución de leche más grande de México.

El chofer nos dejaría nuevamente como el año pasado cerca de un acceso que siempre está cerrado, pero en esta ocasión varias mujeres salieron al quite hasta que nos abrieron la reja, 6:45 y el contingente acorralaba a la valla humana para presionar el siempre bien programado arranque, después del disparo de salido a las personas con discapacidad y el himno nacional inició la trigésima edición del famoso maratón de la comarca lagunera.

Como siempre la madrugadora gente de Gómez alentaba a los corredores a muy temprana hora y donde a la luz de la luna empezaba uno a calentar motores, Lerdo y su antiquísimo centro histórico daba también su mejor cara para recibir a todos los corredores de las diversas entidades de la República mexicana.

Empezaba a reconocer algunos rostros conocidos como Vico de Piedras Negras o al famosísimo creador de las cápsulas Saraperas “Pancho Tobías” los cuales estoy seguro se han cautivado al igual que yo con uno de los lugares más emblemáticos y mágicos del recorrido al atravesar el antiguo puente Plateado que une a Gómez Palacio con Torreón inaugurado en el año de 1931.

Empezaban a calar los Kilómetros pero no el ánimo de los corredores y mucho menos el de las miles de gentes que abarrotaron las calles con naranjas, aguas, pancartas y dulces que al costo de sus propios bolsillos demostraban en cada aliento, sonrisa y generosidad lo grande que somos los mexicanos, sin importar la clase social, religión o color de piel, Gracias a todos y cada uno de ellos, los mismos que he tenido la oportunidad de ver no solo en Durango y Coahuila sino también en Nuevo León y la Ciudad de México.

Avanzaban los kilómetros y los ánimos en específico para las mujeres nunca se dejó de escuchar, la mujer maravilla, Hulk, Batman, el hombre araña y el chapulín colorado hacían acto de presencia y sin importar que el sol calaba cada vez un poco más seguíamos avanzando, allá por el Kilómetro 21 salude a mi amiga Verónica Martínez, poco después al amigo Pepe Ganem ya en los Km 30’s me rebasó a muy buen paso Karlita Cantú también de Piedras Negras y en el residencial campestre el tiempo precia ser insuficiente y la energía se agotaba a cada paso, es cuando literal la gente te empieza a gritar que la mente y el corazón empiecen hacer su magia para poder terminar el gran reto de la laguna.

Ya sobre las ultimas calles y llegando al también emblemático bosque Venustiano Carranza mi motivación creció descomunalmente ya que por primera vez mi familia me acompañaba a un maratón y más aún por saber que el último kilómetro y sus adicionales 195 Metros los correría junto a ellos y junto a una gran maratonista y amiga de la familia Delia Garay, el cruzar la meta con ellos sin duda es una mezcla de sentimientos inexplicables a cualquier palabra que pudiera sumar a esta columna sin embargo la única que se me viene a la mente es la de haber sentido un gozo interno extraordinario por vivir junto con los tuyos uno de los retos más maravilloso que es un maratón.

Felicidades a los organizadores, competidores, policías, personal de limpieza y a la linda gente que te daba ánimos de terminar, espero y sé que está trigésima edición del Maratón Lala fue todo un éxito, gracias por forzarnos siempre a dar lo mejor de nosotros mismos para llegar a la meta y sentir que todo lo que deseamos lo podemos cumplir.

Hoy es el mejor día de tu vida, por favor aprovéchalo al máximo

Nos vemos en las redes sociales Wicho Durán Twitter / Facebook / Instagram / Snapchat y mandame un whatsapp al 844 326 85 60
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2