×
Alma Carolina Viggiano
Alma Carolina Viggiano
ver +
La legisladora es originaria de Tepehuacan de Guerrero, Hidalgo, es abogada por la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo y tiene especialidades en las materias civil, procesal civil y mercantil en la Ciudad de México, así como diversos diplomados en la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo y en el Centro de Investigaciones y Docencia Económica (CIDE). Ha sido secretaria general del PRI en Hidalgo y coordinadora estatal de campaña de Miguel Ángel Osorio. Anteriormente ha sido diputada local por el Distrito XV y diputada federal por el 01. Fue la primera mujer en prsidir el Tribunal Superior de Justicia de Hidalgo; fue integrante fundadora del Consejo de la Judicatura del Poder Judicial. Fue coordinadora estatal de la Comisión Interinstitucional para el Nuevo Sistema de Justicia Penal en Hidalgo; secretaria de Planeación y Desarrollo Regional y secretaria de Desarrollo Social en la misma entidad. Escribir a: [email protected]

" Comentar Imprimir
20 Junio 2016 04:09:57
Más allá de 3de3
La semana pasada, en sesión extraordinaria de la Cámara de Diputados, aprobamos las leyes que pondrán en marcha el Sistema Nacional Anticorrupción, las cuales han sido consideradas como un parteaguas en el país y de las mejores aprobadas en la última década, toda vez que se trata de un paquete de reformas inéditas que permitirán combatir la corrupción con la participación de los ciudadanos.

Como parte de este paquete de reformas se discutió y aprobó la iniciativa de Ley General de Responsabilidades Administrativas, que fue presentada por más de 634 mil ciudadanos y que fue bautizada por organizaciones de la sociedad civil como la #Ley3de3.

Sin embargo, algunos partidos apuestan a tener rentabilidad política con un doble discurso para confundir a la sociedad, pues dieron el debate sobre un solo artículo cuando la discusión implicó analizar más de 500 artículos en nueve leyes.

No sólo se aprobó esta iniciativa ciudadana sino que impulsamos la aprobación de todo un sistema que va más allá de la Ley 3 de 3, ya que estamos totalmente convencidos de la necesidad de crear los mecanismos que finalmente hagan frente a la corrupción para que nadie lucre con el servicio público y para que sean los ciudadanos quienes puedan emprender acciones ante actos de corrupción.

El Sistema Nacional Anticorrupción será presidido por un Comité de Participación Ciudadana integrado por cinco ciudadanos de probidad y prestigio que se hayan destacado por su contribución a la transparencia, la rendición de cuentas o el combate a la corrupción. De esa manera, los gobernantes definitivamente no podrán ser juez y parte en las investigaciones y acusaciones por corrupción.

De igual manera, se dotó al Tribunal de Justicia Administrativa de independencia y autonomía, lo que permitirá que tenga la capacidad para investigar y sancionar prácticas de corrupción y fomentar la integridad en el servicio público.

De esta forma, cuando un servidor público cometa faltas administrativas graves o delitos que impliquen el indebido uso de los recursos de todos los mexicanos, podrá ser sancionado no solamente con su inhabilitación para desempeñar algún cargo público sino incluso con cárcel.

Los avances tecnológicos nos permitirán contar con una plataforma digital que nos dará acceso a la información de licitaciones y contratos de forma sencilla y expedita, desde el momento en que se adjudiquen, y dar seguimiento a cada uno de ellos. Así, cualquier persona podrá fiscalizar el gasto público.

En relación con las responsabilidades de los servidores públicos, se aprobó que estos presenten sus declaraciones: patrimonial, de conflicto de intereses y la constancia de cumplimiento de obligaciones fiscales, mismas que se subirán a la base de datos de la plataforma digital anticorrupción, como lo plantearon los ciudadanos firmantes de la iniciativa ciudadana.

En el Senado se incorporó una disposición que obligará a los empresarios que tengan alguna relación contractual con el Gobierno a declararla, situación que molestó a algunos empresarios, ya que si bien existen personas que prestan sus servicios de manera clara y honesta, hay algunos que se han enriquecido siendo parte de actos de corrupción para conseguir esos contratos.

Este nuevo sistema anticorrupción ya está aprobado y pronto será una realidad en México.

Los priistas votamos en favor de la transparencia, de la rendición de cuentas y de la participación ciudadana, porque sabemos que nos debemos a quienes nos otorgaron su confianza en las urnas y por ello debemos sumar esfuerzos para construir un país más transparente y sin corrupción.
Imprimir
COMENTARIOS



top-add