×
Juan Latapí
Juan Latapí
ver +

" Comentar Imprimir
28 Mayo 2017 03:10:00
¿Más de lo mismo?
A NADIE SORPRENDE ENTERARSE QUE LA institución con menor confianza en México son los partidos políticos. Ya no les creemos después de tantas promesas incumplidas, abusos, cinismo y por el despilfarro.

RESULTA INCREÍBLE VER las grandes fortunas que se destinan a los partidos políticos y cómo pequeños y selectos grupos viven de ello; es insultante ver cómo gastan esos recursos a manos llenas, pero aún más frustrante es ver la opacidad con que se manejan, sin rendir cuentas y sin alguien que les sancione. Es el súper negocio de unos cuantos grupos, que se sacaron la lotería sin comprar boleto y que enquistados en el poder defienden sus privilegios por todos los medios.

PARA PODER CONSERVAR esos privilegios recurren a todo tipo de artimañas, desde las descalificaciones, calumnias y hasta el vil delito contra todo aquello que ponga en riesgo esos privilegios. Impunemente ejercen el poder y establecen las reglas del juego para mantener bajo su control la política, la economía y a gran parte de la sociedad, llevándose entre las patas a todas las instituciones sin importarles el daño que ocasionan al funcionamiento y credibilidad de las mismas.

ESE PROCESO DECADENTE ha ocasionado que cada vez creemos menos en la justicia, en la legalidad, en la democracia, en la honestidad e incluso dudamos de nosotros mismos como sociedad y como comunidad. Para disfrutar sus privilegios y beneficios se han acuartelado en la partidocracia.

POR ESO, CUANDO ALGUIEN los cuestiona y tiene el valor de romper con esa partidocracia -aún siguiendo sus reglas del juego- se le echan encima. Por ejemplo, en estos tiempos electorales hemos visto cómo a los candidatos independientes les cierran los espacios y niegan recursos para poder competir en igualdad de circunstancias. Ser candidato independiente es tener que navegar contra viento y marea, sin aflojarle y haciendo de tripas corazón.

LOS HIJOS DEL DEDAZO no toleran que pueda haber un independiente producto de la cultura del esfuerzo, que convoque al debate, a intercambiar opiniones y a la reflexionar sobre los temas que nos aquejan. Quienes tienen el sartén por el mango rehúyen al debate; tal parece que temen dar la cara de frente y no saben escuchar.

TODOS DECIMOS ESTAR HARTOS del cáncer de la corrupción y de la impunidad que nos agravian e indignan como nunca antes, pero sólo un candidato independiente a la gubernatura de Coahuila, además de cuestionar al poder judicial, es el único que ha presentado una propuesta concreta para reformar dicho poder, para que los nombramientos de los ministerios públicos y fiscales dejen de obedecer a intereses políticos para que prevalezca el criterio jurídico.

AHÍ ESTÁN SOBRE LA MESA sus propuestas concretas para activar la economía y el empleo de manera inteligente, convocando a la diversificación de la economía. Por ejemplo, las empresas que ya no pueden instalarse en Ramos Arizpe y Monterrey se trasladen a Monclova aprovechando la calidad de la mano de obra. Monclova debe romper su estigma de pueblo minero, en el que una vez agotada la veta el pueblo desaparece; diversificar la economía evitaría que cada vez que la siderúrgica local estornuda, a Monclova le da pulmonía.

TAMBIÉN ESTÁ AHÍ LA CRÍTICA constructiva sobre el desastre educativo que padecemos, en el que debe involucrarse –antes que nada- a los maestros para reivindicar a la educación como el motor del progreso.

NO SE NOS PUEDE OLVIDAR que los jóvenes no son el futuro, sino el presente. Por eso ahí está la propuesta para abrir espacios a los jóvenes, para que participen de manera activa y desarrollen su creatividad. No es posible que los jóvenes sigan más preocupados por los guardianes de la galaxia en vez de ser actores activos del cambio que necesitamos.

AHÍ TAMBIÉN ESTÁ EL CUESTIONAMIENTO de los deficientes servicios médicos que padecemos, pero también están las propuestas para hacerlos dignos y eficientes. Ya estuvo bueno de tener servicios médicos que cuando se acude a ellos se sabe a qué hora se llega y se desconoce a qué hora se sale o si es que se sale.

TERMINAR CON LA PARTIDOCRACIA está a nuestro alcance, querer es poder. Por eso los candidatos independientes pueden ser una opción, basta revisar sus propuestas para decidir.

TODOS ANHELAMOS UN CAMBIO, pero como sociedad civil, antes hay que salir de nuestra zona de confort y participar –de la forma que sea- para innovar y reinventar nuestra realidad, dejar de tenerle miedo a la libertad. Como ya se ha mencionado, seguir con más de los mismo nos está acercando peligrosamente a la tormenta perfecta, al punto de no retorno.

VALE LA PENA RECORDAR –como dice Jodorowsky- que los pájaros nacidos en una jaula creen que volar es una enfermedad y que sólo los peces muertos nadan a favor de la corriente. De nosotros depende.

.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
Imprimir
COMENTARIOS



  • 0
5 6 7 8 9 0 1 2