×
Abdel Robles
Abdel Robles
ver +
Licenciado en Ciencias de la Comunicación egresado de la Universidad Autónoma de Nuevo León. Reportero sección policiaca en Editora El Sol, reportero sección local El Norte, coeditor del vespertino Extra de Multimedios, director editorial del Periódico La Voz de Monclova, director Editorial de El Diario de Coahuila, Comunicación del Municipio de San Nicolás de los Garza, NL, director editorial de Zócalo Piedras Negras, y actualmente editor en jefe de Zócalo Monclova

" Comentar Imprimir
31 Mayo 2015 03:10:44
Me voy pa’ Puebla
Lloradero…

Lágrimas en los ojos de la tía Macri…

el tío Veneno me abraza y me dice que tengo que hacerme muy hombre allá en esa nueva tierra.

Nos vamos a Puebla, a la Sierra de Puebla.

La negriza, los descamisados, me miran trepar a la camioneta Willis que nos lleva a la terminal de Los Verdes, Líneas Unidas, a la Sierra de Hidalgo.

Nos vamos a buscar la vida, el Negrón tiene que trabajar en donde haya.

Miro desde la ventanilla del camión las palmeras que se inclinan… el señor de la carretilla… el que vende cocos con chile…

Veo los árboles de mango rebosantes de fruto verde.

Y luego, la niebla… la intensa neblina que acompaña el ascenso hacia esos lugares que parecen sacados de un cuento de terror.

Frío… intenso frío para mi cuerpecito acostumbrado al trópico.

El aire húmedo y el camión que huele a pedo de arriero…

no, ésta no es mi tierra… no son mis dominios.

Por la tarde los chamacos se resguardan, las calles zumban de ausencia.

Una cuartería en donde hemos aposentado, con Amparo la Cebollera como única vecina y su hijo Pío… un pelón que se revuelca a la menor provocación.

Atrás de casa, un barranco profundo en el que retozan las chivas perniciosas.

Los primeros días traigo el corazón en la garganta…

todo es descubrir, y lo primero que descubro es que… ¡Somos los únicos negros en este reino de gente colorada y relumbrosa!

Las muchachas me parecen hermosas, nunca vi tanta gente blanca junta…

“Una de esas mi niño, para mejorar la especie”, me dice mi ma’ Linda.

Somos además un referente… “Por la casa de los negritos”…

“A ver, ese que está sentado atrás del negrito”… “¿Ves aquel negro?”…

Mi corazón se llena de nostalgia por las noches, cuando la niebla desciende y pone un manto sobre la ciudad.

Huauchinango… Xicotepec de Juárez… Acaxochitlán…

Las Ventas…

¡Ah qué nombres!

Estoy en Puebla, acá voy a cumplir cinco años, y me duele el alma, pero me aguanto las ganas de llorar frente a mi ma’ Linda.

Extraño mi playa… mi río… mi arena… mis columpios…

mis amigos.

Lo extraño todo.

.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
Imprimir
COMENTARIOS



  • 0
5 6 7 8 9 0 1 2