×
Abdel Robles
Abdel Robles
ver +
Licenciado en Ciencias de la Comunicación egresado de la Universidad Autónoma de Nuevo León. Reportero sección policiaca en Editora El Sol, reportero sección local El Norte, coeditor del vespertino Extra de Multimedios, director editorial del Periódico La Voz de Monclova, director Editorial de El Diario de Coahuila, Comunicación del Municipio de San Nicolás de los Garza, NL, director editorial de Zócalo Piedras Negras, y actualmente editor en jefe de Zócalo Monclova

" Comentar Imprimir
28 Febrero 2016 04:10:51
Mejor sin calcetines
El zapato de hule hace que mis patitas suden sin cesar.

Son las seis de la mañana, es el día de la foto… irá el señor que se esconde detrás del trapo negro y que nos exige quedar quietecitos, como estatuas para no salir movidos.

Ni cerrar los ojos… ni pelarlos como chícharos. Son las seis de la mañana y ma’linda nos viste y acicala…

No me gusta la brillantina para nada.

No me gusta el copete para arriba… y mucho menos, me gustan las patas sudorosas.

Mi hermano Adlay está listo desde esa hora y me apura.

Entramos a las ocho, pero hay que salir a desafiar el zacatal y la tierra chiclosa.

Hay que caminar despacio para no caer, para no llenar de barro el pantalón.

Solamente una queja… “Mami, sin calcetines, es mejor”.

Ella no pronuncia palabra, solamente menea la cabeza…

No hay duda, con calcetines.

Todo normal hasta que llegan las 10 de la mañana…

“Todos al patio”, dice el maestro Jorge… “Y se acomodan”.

Yo sabía en donde… la banca de frente, extrema izquierda, a un lado del Camarón de Agua Puerca… y delante del Chino Orejas de Marrano…

“Negrito… levántese el calcetín porque los pantalones le dejan la espinilla pelona cuando se sienta”, me dice el maestro Jorge.

Muevo la pierna para ver si el pantalón baja tantito… “Negrito, qué le dije”.

Vuelvo a mover la pierna…

Pero el pantalón no baja… y tiene que venir la señora ayudanta del fotógrafo, me agarra el calcetín y lo estira hacia arriba con vigor.

“¡Le estoy diciendo!”, dice…

Y se queda con el tubo de mi calcetín entre las manos…“

¡Ay muchacho!… lo traías bien podrido”.

Por eso le decía a mi mamá que sin calcetín… porque se iban a reír de mí.

Porque le iba a decir al maestro que ahora a ver quién

le explicaba a mi ma’linda que iba a llegar sin calcetín.

Les dije…

Por eso salgo en la foto sentado chueco… para que la pata del pantalón me tape la pata pelona, aunque en la otra lo traiga hasta la mera espinilla.

Yo por eso decía desde las seis de la mañana… “Es mejor sin calcetín”.

.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
Imprimir
COMENTARIOS



  • 0
5 6 7 8 9 0 1 2