×
El Profe
El Profe
ver +

" Comentar Imprimir
01 Abril 2010 03:00:32
Mentes brillantes
Alumnos de escuelas públicas con el talento en la sangre. ¿Merecen un reconocimiento o no?

Aunque no lo crean en Saltillo hay jóvenes inventores que son reconocidos en sus planteles educativos, mas no por quienes deben hacerlo. ¿No creen que una fecha idónea para hacerlo sería el Día del Estudiante, que se celebra allá por el mes de mayo?

Uno de los jóvenes genio es José Enrique Espinoza García, quien pese a contar con 16 años creó la electricicleta, un prototipo que permitirá ahorrar electricidad en el hogar y no se diga en el sector industrial, pero que además contribuirá al ejercicio físico porque la fuerza será aplicada con los pies.

El estudiante del Centro de Bachillerato Tecnológico Industrial y de Servicios número 97, aquí en Saltillo, es apoyado siempre por su coautor, Luis Armando Mellado. El proyecto funciona con un mecanismo innovador que consiste en el rozamiento de placas metálicas con fuerza manual (hagan de cuenta que están pedaleando un bicicleta)

Para quienes no lo saben, José Enrique viajó a la ciudad de Monclova hace días para participar en un concurso estatal de prototipos tecnológicos para ahorrar electricidad y sólo espera que concluyan las vacaciones para conocer si tiene derecho de participar en un certamen nacional de este tipo.

Otros jóvenes que sorprendieron en el V Concurso Interno de Prototipo e Inventiva 2010 de la Universidad Tecnológica de Coahuila son Rubén Alberto Sandoval, Diana Carolina Rodríguez, Susana Rivera, Susana Nájera y Jan Ramírez, quienes crearon un chaleco de apoyo para personas invidentes que les ayuda a detectar obstáculos a distancia.

 Este prototipo tiene sensores ubicados en el pecho y los costados, y lo más interesante es que este modelo no tiene la intención de suplir el bastón, sino que es un complemento del mismo, porque no detecta baches, al igual que los objetos que pueden estar en la superficie.

También el Instituto Tecnológico de Saltillo tiene mentes brillantes, como Martín Rodríguez y Noé Basabe Medrano, estudiantes del cuarto semestre de la carrera de Ingeniería en Materiales, quienes crearon una estufa solar hecha con cartón, papel aluminio y pegamento, que sin duda será una forma de cocinar y calentar todo tipo de alimentos.

Los alumnos colocaron una estructura en la estufa que concentra la radiación infrarroja emitida por el sol en un solo punto, permitiendo de esta manera calentar los alimentos. Asimismo, en el centro se coloca más papel aluminio y en menos de 30 minutos alcanza una temperatura de 80 grados. Sinceramente, ¿no creen que estos estudiantes merezcan recibir un estímulo o algo por parte de la Secretaría de Educación y Cultura que los motive a seguir adelante? Bueno, eso digo yo.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2