×
Cholyn Garza
Cholyn Garza
ver +
Cholyn Garza nació en Veracruz. Radica en Piedras Negras, Coahuila desde 1961. Es licenciada en Desarrollo Humano y Diplomada en Derechos Humanos. Se inició profesionalmente en el periodismo en 1995 en el Periódico Zócalo de Piedras Negras. Le preocupa la problemática social y le apasionan los temás políticos.

" Comentar Imprimir
05 Mayo 2018 04:00:00
México no es de grupos políticos
Escuchar a los políticos pronunciando un discurso, ya sea en campañas o en algún evento, nos damos cuenta que algunos de ellos no saben ni lo que dicen. Quizás porque tienen un concepto diferente de país o porque creer tener una varita mágica para arreglar todo aquello que consideran está mal.

En realidad, se engañan solos, porque nadie tiene ni tendrá la “varita mágica” para solucionar los problemas que aquejan al país.

Las campañas, una vez más, nos están mostrando a candidatos que ofrecen un cambio, políticos que descalifican al del bando contrario, que arremeten contra el sistema, que hablan de un pasado y hasta presente, donde la corrupción ha sido como un cáncer que ha ido debilitando a un sistema ya caduco.

Lo que no dicen es que ellos, de alguna manera, han sido parte de la gran corrupción que ha llevado al país a condiciones verdaderamente dramáticas.

Pretender acabar con la pobreza por decreto es una falacia. Con eliminar las pensiones a los presidentes no creo vayan a solucionarse los grandes problemas que enfrenta el país. Bueno sería que regresaran lo que se llevaron ellos y sus familias. Que a políticos y líderes se les exigiera devolver lo que no les pertenece.

Los candidatos a la Presidencia de la República han ocupado cargos. Se supone que conocen ellos, así como el partido político al que pertenecen, lo que sucede en México y las condiciones en que se encuentra.

¿Cuándo se preocuparon por incrementar las pensiones de los trabajadores? ¿Acaso fueron capaces de evitar el saqueo indiscriminado de las arcas de los gobiernos, de las dependencias, de las instituciones?

¿Cuándo escuchamos a Diputados o senadores proponer castigo a los saqueadores? Tenemos los congresos con legisladores plurinuminales que representan un gasto excesivo para el erario, sin embargo, y a pesar de la inconformidad de los ciudadanos, ahí siguen gozando de privilegios. ¿Eso no forma parte de la corrupción?
¿Pensar en el país? Solo en los discursos de campaña.

México no tendría por qué estar en situación de pobreza, de miseria en algunas entidades, como tampoco se tendría la necesidad de vender o regalar a extranjeros nuestra propia riqueza porque “no hay dinero” para la explotación de los recursos naturales que Dios nos regaló.

Parte de esa corrupción está en los acuerdos secretos donde políticos llevan su buena parte, el llamado “moche” por sus servicios al país.

De una vez por todas los candidatos deben entender que el dinero que están gastando en campañas, que por cierto muy poco aportan al país, proviene del pueblo. Que comprendan que ya nadie cree en sus promesas y que no se vale “incendiar” al país con propuestas que de antemano se sabe no podrán cumplir.

México, no pertenece a grupos de poder, a partidos políticos; por supuesto que no. México, este maravilloso país es nuestro, de todos los mexicanos. Por lo tanto, debemos hacer conciencia de lo que nos conviene a todos.

Escuchar las propuestas de los candidatos, sí, pero más que todo eso analizarlas para formar un criterio propio.

Tomemos en consideración que no solo está en juego un cambio de gobierno sino de estructura. ¿Hacia dónde queremos ir? ¿Hacia el progreso o hacia el retroceso? ¿Quién de los candidatos merece nuestra confianza?

Estamos aún en buen tiempo para pensar, para meditar y razonar nuestro voto. No caigamos en la apatía, en el conformismo. Tampoco caigamos en la provocación de algún candidato y sus seguidores que amenazan con “incendiar” al país si no se le da el triunfo.

¿Es esa la democracia que ofrecen? ¿La de un gobierno con imposición, con violencia?

Una persona que pretende gobernar a toda costa, que agrede, que amenaza y es capaz de ahuyentar a inversionistas, no creo sea capaz de ser un buen gobernante.

México necesita un líder, que sea capaz de mirar hacia adelante; de ver por todos los mexicanos por igual, no pretender regalarle al flojo, al que, so pretexto de su pobreza se ha convertido en dependiente de “papá gobierno” a través de los programas sociales.

México, lo sabemos, no es de grupos políticos; México es de todos los mexicanos.

De ninguna manera debe ser considerado un botín que grupos de poder habrán de repartirse.

.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
Imprimir
COMENTARIOS



  • 0
5 6 7 8 9 0 1 2