×
Lariza Montiel
Lariza Montiel
ver +

" Comentar Imprimir
23 Octubre 2017 04:00:00
México sin quién lo defienda
El día de ayer leí en la red social Twitter un mensaje que refería al actual Gobierno federal diciendo: “... no tiene procurador, ni fiscal de delitos electorales, ni fiscal anticorrupción, ni vergüenza, ni decencia, ni ética, ni ...”, hasta aquí la cita.

Tan decidida afirmación llamó fuertemente mi atención, creo que tanto como a otras casi 4,000 personas que lo había etiquetado como “Me gusta” desde sus propias identidades cibernéticas.

Y es que más que una lista de pendientes, ese mensaje es un subrayado de condiciones bochornosas en las que muchísimos mexicanos sentimos vivir frente al desastroso gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto.

Me atrevo a decir lo anterior pues creo que, si en algo podemos coincidir la mayoría de los ciudadanos, es que hoy México parece más estar bajo un desgobierno que en un verdadero gobierno.

Y debemos reconocerlo, solo nosotros somos responsables y capaces de que sigamos así, o veamos una luz en el corto plazo.

Nos hemos acostumbrado ya al ejercicio de nuestra libertad de expresión hasta el punto en el que incluso rebasa los límites, sin embargo no siempre la dirigimos hacia un propósito claro y mucho menos productivo.

Así, en este gobierno empezamos por festejar y reírnos de los errores lingüísticos de su titular, nos han servido de plataforma para ese sarcasmo que gustamos hacer con nuestra propia desgracia; sin embargo, al transcurrir el tiempo, hemos sido testigos de mucho más que enredos y distorsiones verbales, estructuralmente el Gobierno está de cabeza.

Por un lado el número de desaparecidos sigue creciendo en todo el país; el caso de Ayotzinapa y toda la corrupción e impunidad que con este caso se develó, dejó en claro la incapacidad de tres procuradores generales de hacer valer la ley.

Por otro lado tenemos una Casa Blanca, una de Malinalco, helicópteros para vacaciones, los Ferraris, los socavones, desvíos de dinero público para beneficiar candidatos del sistema y los viajes en avión oficial para jugar golf con el presidente, sin que por supuesto veamos un solo resolutivo de la Secretaria de la Función Pública que reconforte con justicia a la sociedad.

Como joya de la corona tenemos los sobornos de Odebretch a funcionarios de PEMEX, que dicho sea de paso no son sólo de alto nivel sino también del primer círculo del Presidente.

Pero ni los primeros ni el de Odebrecht, caso mundialmente famoso por provocar una serie de destituciones incluso de gobernantes, claro, en otros países, aquí en México, su castigo sigue guardando el sueño de los justos.

Pero la cosa no queda ahí, a escaso un año de que concluya esta administración federal, y estando en trámite diversos expedientes sobre ese tema en particular, el secretario de la Función Pública en fechas recientes se acordó dar carpetazo a esa investigación en el ámbito administrativo.

En el ámbito penal, curiosamente después de una ardua pelea para ser designado Raúl Cervantes como fiscal general del país, pero también tras haberse descubierto la tenencia de vehículos de lujo de su propiedad, éste repentinamente decidió poner fin a ese capítulo y retirarse al ejercicio privado de la profesión.

Ahí no termina la historia, entrampada la designación del fiscal general, la del fiscal anticorrupción se encuentra igualmente en el absoluto vacío mientras que todos vemos pasar tantísimos casos que deberían estar siendo perseguidos, pero que no se procuran pues ese importante cargo está sin cabeza.

Y por si esto no fuera poco, en días pasados, a esta montaña de vacíos se sumó la inesperada destitución del Fiscal de Delitos electorales.

La crítica automática a esta decisión es que se da a conocer, nada más y nada menos que, tras el anuncio que su ex titular hiciera de estar siendo extorsionado por Emilio Lozoya, ex director de Pemex, a quien se le seguía una investigación en esa fiscalía por el caso Odebretch relacionado a una causa electoral.

No hay nada que en este momento, y ante el gran daño que se ha hecho a las instituciones en nuestro país, pueda justificar una decisión como la destituir a un funcionario que “procuraba justicia” frente a uno de los casos que más agravio ha causado a los mexicanos y a muchos otros países.

Tal parece que a los altos funcionarios de gobierno, con el aval, por supuesto, del presidente de la República, no les importa más que blindar las acciones de sus correligionarios y cerrar los ojos frente al gran desconsuelo que en México se vive por la desmedida impunidad de la clase política.

Total, caso de corrupción más, un caso de corrupción menos.

Pero no podemos quedar mudos frente a estás atrocidades. Es imperioso hacer sonar nuestra voz, hacer valer nuestros derechos, exigir que se cumpla el estado de derecho.

Aquí la única buena noticia. Este como pocos casos podrá ser reconsiderado en los próximos días por un poder distinto al ejecutivo.

La cámara de Senadores, a través del Proceso de Objeción, tendrá oportunidad para reivindicar el respeto a la ley y el respeto al trabajo autónomo de un funcionario público como lo es el fiscal de delitos electorales sometiendo la destitución del fiscal de delitos electorales, a la consideración de los senadores.

Hasta hoy los senadores del PAN, PRD e incluso Morena, han manifestado su rechazo a esta destitución y la definen como un peligroso regreso del autoritarismo priísta de antaño (aunque en estados como el nuestro el autoritarismo no ha perdido vigencia).

Visto este escenario, yo los invito a que nos mantengamos informados de lo que será historia en nuestro país, la lucha por la independencia de un funciones que dará un hombre valiente que merece por lo menos, la atención del pueblo al cual buscaba defender desde su posición.

Seamos solidarios, aún en la lejanía de nuestra cotidianidad, el no dejar caer en el desinterés, este como otros casos igual de trascendentales, es lo único que nos puede mantener vivos.

Hoy México no tiene quiÉn lo defienda, no tenemos ningún fiscal en funciones y todo por una falta absoluta de respeto a las instituciones. No se los permitamos!!

Lariza Montiel Luis
Sígueme en redes de Facebook y Twitter @LarizaMontielLuis
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2