×
Verónica Marroquín
Verónica Marroquín
ver +

" Comentar Imprimir
10 Septiembre 2017 04:15:00
Mi princesa Estefania, 18 años de ser nuestro sol
A MIGOS QUERIDOS: ¿Qué tal El inicio de este bello mes?, para mí, les cuento que muy feliz y bendecida de poder seguir con ustedes domingo a domingo, y de poder abrazar a mi hija Estefanía día a día, permítan- me dedicarle unas líneas con todo mi amor a mi hija Estefa, así le he dicho siempre, también le digo pollo, o pollejo hermoso, o mi sol. SUS hERManaS lE DIcEn, GORDIta, aunque está delgada, pero es de cariño y ella lo sabe, y le gusta, créanme que sí no fuera así, no le diríamos, ya que pudiera lastimar su autoestima, hay que cuidar eso amigos, de saber, si la forma de decirle a nuestros hijos o quien sea, no les incomoda y obvio no se trata de eso, lo más recomendable es decirles por su nombre de pila, que para eso los registramos y bautizamos ¿verdad? Bueno, en el caso de los católicos.

¡En qué momento creciste pollo! Aún recuerdo cuando naciste, que el doctor me dijo: Vero, tu pequeña es puro ojo, y al verte dije ¡wow!, es cierto, estaba muy nerviosa, pues era la tercera hija y el embarazo había sido de alto riesgo, por presentar placenta previa, pero como Dios jamás me deja sola... nacIStE SIn MayOR pROblEMa, bEnDItO sea Dios, recuer- do que todos al conocerte decían: que ojazos de bebita, y hasta la fecha tienes unos ojos y mirada penetrante que difícilmente quien te mira, te olvidará, pues tienes una belleza de alma y de rostro angelical, que pareces angelito mi amor, has sido la sal y la pimienta de nuestro hogar sin duda, nos haces reír a carcajadas con tus caras y ocurrencias a la familia y amiguitas, que no me dejarán mentir. ERES SEncIlla y SIMpátIca, ERES muy tranquila y obser- vadora, la consentida sin duda de todos, eres tan agradable pollo, por eso tienes lindas amistades mi amor.

Me encanta acostarme un rato junto a ti, mirarte, darte un beso y decirte “te amo” todos los días.

Eres mi sol, mi consuelo y mi compañera, somos bende- cidas amor, porque nos tenemos una a la otra, y eso es un regalo divino mi niña, siempre lo serás, así tengas 50 años, hemos pasado por momentos de mucha angustia, te has extraviado tres veces. Una fUE a lOS 4 años en el Bosque Mágico en Monterrey, que te fuiste detrás de tu tía Cinthya, mientras yo pagaba la nieve, pues el calor era terrible, me dijiste : me voy con mi tía y dije : sí, ahorita, y cuando volteé a darte la nieve, no estabas, sólo escuchaste el sí, y te fuiste sin darme cuenta, todo me daba vueltas, casi me desmayo de la angustia, era un mundo de gente, nalmente te encontré a Dios gracias, estabas en el baño con tu tía. la SEGUnDa fUE En MOntERREy, en Galerías, con la tribu, ¿recuerdas?, igual pasó, estábamos viendo un aparador y de repente ya no estabas y todos como locos en todas direcciones, buscándote con la lágrima y en pánico, tú feliz, viendo un elefantito, “Manuelito”, así lo bautizaste, estabas en la tienda de enfrente, a escasos pasos de nosotros, fue un regalo de "Manuel", para que te acordaras de que jamás te debías separar de nosotros. Y que desde entonces te dormiste con “Manuelito” y llevabas a todos lados, hasta hace un par de años que ahora lo sustituiste por “Nemo”. MI pRIncESa EStEfanía, vaya SUStOS, y puedo seguir, pero quiero decirte que eres una jovencita bellísima, lo sabes, que tu sencillez y alma noble nunca la pierdas, al contrario, que no permitas que nadie te robe esa inocencia y belleza de alma, que sepas que a quien debes amar primero que nadie es a Dios y luego a ti misma, pues todos podrán irse de tu lado, menos Dios, ya que lo llevarás siempre en el alma, y teniéndolo a Él nada te faltará, aunque creas que sí, es quien te dará la fortaleza.

La sabiduría para actuar En momentos difíciles e impor- tantes de tu vida, pídele siempre su misericordia e iluminación divina hijita mía, crecer no es fácil, ya te diste cuenta, cumplir 18 años implica muchas cosas bellas, pero también más responsabi- lidades de tus actos.

Deberás ser muy cautelosa de ahora en adelante, no con ar tanto en que nada te pasará, seguir buenos ejemplos, sé diferente, debes ver más allá de las cosas, ver y medir las implica- ciones de tus decisiones.

Tú naciste paaa algo grande y bello, lo sé, ve tras esa bella misión que sé que Dios tiene para ti, recuerda que no lo encontrarás en las cosas vanas, como antros, alcohol, malas compañías, sino donde hay luz, naturaleza, libros, gente que te aporte sabiduría, experiencia que te enriquezca día a día, aprende de los resultados de tus decisiones, que si no acertaste, sean áreas de oportunidad para ser más cautelosa de ahora en adelante, y aprender las lec- ciones de vida.

Tu riqueza es la sabiduría que irás adquiriendo con los años. Perdona y perdónate, dedica el tiempo a cosas que te ali- menten el alma, a construir tus sueños de vida, y nunca olvides agradecer a Dios por tu vida.

Alejáte de los peligros, DE la oscuridad, sé luz , sigue alumbrándonos con esa belleza mi sol amado, tu madre que te ama in nitamente, agradezco a Dios por tu vida, que me ha permitido estar siempre a tu lado, que sé que ya tus alitas crecieron y debo dejarte volar y que experimentes por ti misma el mundo.

Dios te bendice y la Virgen te proteja con su manto, sé que si algún día falto, tus hermanas velarán por ti siempre, estarán para amarse y protegerse, con amor, y con los valores de la verdad, integridad, respeto, amor, paz y ese libre albedrío, y recuerda mi princesa Estefanía: siempre escoge lo bueno o lo mejor, así siempre estarás siempre en el rango del bien.

Gracias por tu compañia, aMOR y consuelo en días nubla- dos, recuerda que eres mi sol. Te amo. Atte. mamá.

Una abrazo fraterno amigos queridos, gracias in nitas por su tiempo de cada domingo, por sus llamadas y mensajes tan hermosos que salen de almas nobles y bellas que recibo como alimento a mi alma, bendiciones, su amiga y tera- peuta, Verónica.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2