×
Verónica Martínez García
Verónica Martínez García
ver +

" Comentar Imprimir
09 Enero 2017 04:00:00
Michelle
Sólo faltan unos días para que Barack Obama abandone la Casa Blanca y con él, una mujer que ha superado los esquemas tradicionales de una primera dama y sin duda, dejará una huella en la historia del mundo no sólo por su posición, sino por ser un ejemplo de éxito para las mujeres al cumplir con su papel de profesionista, esposa y madre dedicada: Michelle Obama.

Carismática, independiente, trabajadora, espontánea, una mujer que con su personalidad y la lucha realizada durante ocho años en favor de las familias norteamericanas, ha transformado la imagen de lo que la esposa de un presidente puede lograr.

Lo mismo la podías ver bailando Thriller o un tango con su esposo Barack, que cantando rap con un vegetal en la mano para promover la sana alimentación, o bailando Uptown Funk en el programa de Ellen DeGeneres para celebrar el aniversario de su campaña “Let’s Move” para combatir la obesidad infantil.

De origen humilde llegó a Princeton y se convirtió en una prestigiosa abogada de Harvard. Fue parte del Gabinete del Alcalde de Chicago Richard M. Daley y de un despacho de abogados. Es una de las tres esposas de un Presidente del Estado norteamericano más preparadas, apenas comparada con Laura Bush y Hillary Clinton, a quien por cierto apoyó comprometidamente durante su campaña a la presidencia de ese país.

En su investidura como la primera dama, ofreció más de un discurso emotivo en el que apelaba al carácter histórico de que una mujer fuera elegida para instalarse en la Casa Blanca. Decidida como es, brindo abiertamente su apoyo a la candidata.

Su trayectoria ha sido reconocida por muchos y publicada en decenas de revistas. Según un reportaje que le hiciera la revista Newsweek, luego de recibirse en Princeton en 1980, demostró su interés por el cambio social, pero nunca intentó competir por algún tipo de gobierno, ni siquiera el estudiantil de su universidad.

En cambio, canalizó su interés y energía enseñando literatura a los niños de su comunidad en un programa de impacto social. Siempre tuvo interés en la niñez y la juventud y ha sido una gran promotora del respeto a la diversidad.

Recientemente, al iniciar su despedida, realizó un mensaje dirigido a los jóvenes en el que les exhortó a no tener miedo al futuro y defendió los valores de la diversidad en un discurso dedicado a la educación: “Ese es el mensaje de esperanza que deberían compartir los políticos”, señaló Michelle Obama, visiblemente emocionada.

Michelle es una de las mayores exponentes del feminismo internacional, ella rompió con el estereotipo de lo que la esposa de un presidente puede hacer. Hizo mucho más de lo que se esperaba y se había hecho hasta el momento en la historia de Estados Unidos, convirtiéndose en un ícono en el tema del empoderamiento de las mujeres a nivel mundial.
Imprimir
COMENTARIOS



top-add