×
Dalia Reyes
Dalia Reyes
ver +
Comentarios a: [email protected]

" Comentar Imprimir
07 Febrero 2019 04:00:00
Miedo no basta
Las mujeres nos volvimos peligrosas; saltamos de vulnerables a vulnerantes. Con miedo que nos tengan basta, decían; pero cuando ese temor está sentado en la desconfianza, más que bastar, ese miedo sobra.

Provocar una impresión de poder ha sido el trabajo milenario de las personas quienes tienen por cometido en la vida el control; sin embargo, estudiado ese poder bajo la óptica de la realidad social, cuanto más se ejerza ese control, más se pierde.

La lucha feminista no nació con la intención de ocupar el poder, sino de desocuparlo. La finalidad no consistía en desbancar al controlador, sino liberarse de él, pero sucedió lo que pasa siempre al ser humano: conforme incrementa su campo de dominio, pierde la pista del destino original y se pierde a sí mismo.

Ayer mismo leí un artículo publicado en España referente a la crisis global de los miedos masculinos ante el delicadísimo alcance legal de las mujeres que empieza a desbordarse hacia la intransigencia. La primera consecuencia de ello, emerge una primera desventaja: Numerosos gerentes o especialistas en la empresa privada se niegan a ser mentores de nuevas empleadas o compañeras de trabajo, porque no tienen muy claro cómo, con cuál acción o en qué momento pueden ser acusados de acoso sexual.

El resultado es que menos mujeres tienen la capacitación para ocupar mejores puestos. Este oxímoron social parece un resultado natural de las épocas culturales y sus marcadores de límite: Se transitó de la ignominia contra la mujer a la exigencia sin reflexión.

Es un hombre quien descubrió este nuevo patrón de comportamiento de hombres hacia mujeres, argumentado bajo el respeto indiscutible hacia ellas, pero con el ligero implícito del alejamiento laboral que, con toda seguridad, se volverá también un mecanismo de defensa en todas las relaciones sociales.

¿A dónde queríamos llegar con la lucha feminista? Valdría la pena retomar el punto de aterrizaje.


.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
Imprimir
COMENTARIOS



  • 0
5 6 7 8 9 0 1 2